Páginas

viernes, 25 de febrero de 2011

Los Infernales

Esto me pasa por hacer las cosas a lo loco. Tanto hablar de los culebrones editoriales que hicieron que mataran a los personajes y no he dicho ni una palabra de ellos. Pase que omita a Jean Grey, que la conoce todo el mundo, pero es imperdonable no mentar a los pobres Infernales, que ni una página en castellano tienen en la Wikipedia. Así que voy a ello.

La creación de los jóvenes "malosos" siguió la misma lógica que la de sus archienemigos, Los Nuevos Mutantes. Si Xavier podía fundar su propio grupo de alevines, los villanos también. Y dado que ya pelearon con la Patrulla por Kitty Pride y Dazzler, estaba claro que no había mejor candidato que el Club Fuego Infernal y nadie mejor para dirigirlo que la sádica Reina Blanca. Como ejemplo de su benevolencia sólo hay que destacar que manipuló hasta el extemo a James Proudstar para que asesinara a Xavier (haciendole creer que era el responsable de la muerte de su hermano Ave de Trueno) y a Estrella de Fuego para liquidar a la Reina Negra.
De las decenas de chicos que iban a la Academia de Massachusetts, los que fueron asesinados por Fitzroy (y que conocemos sus nombres) eran:

- Tarot: era capaz de crear proyecciones tridimensionales de dibujos, principalmente de su baraja de tarot, y tenía precognición. Más tarde fue resucitada, le quitaron los poderes, se los devolvieron y creo que ahora está muerta.


- Ruleta: podía alterar la suerte de la gente creando ruletas psiónicas sobre ellas y se divertía participando en cualquier complot de la Academia.
- Ojo de Gata: Era el equivalente a Loba Venenosa, pero en púrpura.

- Jetstream: El volador supersónico que competía con Bala de Cañón.
- Beef: El sustituto superfuerte y supermacho de James Proudstar.
- Bevatrón: El sustituto de Estrella de Fuego. Lanzaba rayos de bio-electricidad.

Por último mencionaré a Émpata, que se encontraba con Magma cuando ocurrió la matanza. Si los anteriores eran malos (y mucho), este es peor. Es tan cabrón que para describirle hay que usar adjetivos con muchas letras de esos que parecen sacados de la Biblia, como pérfido o taimado. Y es que el chico no tiene problemas en usar sus poderes de alteración de las emociones para provocar el pánico, iniciar peleas o atraer al sexo opuesto (a Estrella de Fuego, por ejemplo), incluso entre sus compañeros. Actualmente, tras mucho tiempo sin demasiada atención por parte de los guionistas, tiene una relación sadomasoquista y muy extraña con Madelyne Pryort (que ahora se hace llamar la Reina Roja) y reside en las mazmorras de Utopía.

jueves, 24 de febrero de 2011

Una lagrimita por los muertos 1

Vaya jaleo con los colores. Que si me gusta en negro, que el azul queda mejor, que tanto contraste me va a derretir las retinas… Así que se queda como está. Al menos hasta que me lea alguien o aparezca en algún motor de búqueda. Nunca me imaginé que esto de hacer un blog fuera tan complicado. Qué cosas.

Pero bueno, como parece que para que el señor Google, Yahoo o quién sea me encuentre, tengo que incrementar un poco mi actividad, pasaré a hacer entradas diarias y relegaré a un futuro variablemente lejano lo de ampliar la familia de blogs.

Acabadas las aclaraciones, me centraré en lo que toca. Y hoy creo que es un buen día para rendir un homenaje a los muertos mutantes (la vuelta a clase me sienta bastante mal al ánimo), aunque dejaré los más actuales para dentro de unos meses (el tiempo todo lo cura). De momento, estos son mis número 1 y 2 entre los mutantes muertos más importantes:

Los Infernales (Los pongo en conjunto, por-que son muchos): Chris Claremont llevaba 16 años de guiones mu-tantes. La Patrulla X, Excálibur, los Nuevos Mutantes y Lobezno reinaban en las listas de ventas. Pero su última creación, fue más allá. El X-Men nº1 se convirtió en el cómic más vendido de la historia. Sin embargo, solo 3 números después, se fue de la editorial por conflictos con el editor Bob Harras y los dibujantes Jim Lee y Whilce Portacio. Este último, se llevó la colección central. Y para marcar una diferencia con su antecesor, decidió hacer algo impactante y acorde con los tiempos. Eran los 90 y se llevaban los pistolones (si no los recuerdas, puedes hacerte una idea con Los 90: La generación "cómic"). La sutileza del Club Fuego Infernal y sus alevines, sobraban. Más aún, cuando los Nuevos Mutantes (la contrapartida de los Infernales) había evolucionado a X-Force (pistolones y violencia). Así que hizo que Fitzroy , el archienemigo de Bishop (otro con pistolón), se cargara a Taroty los suyos, además de dejar en coma a la Reina Blanca. De esa forma, el Club Fuego Infernal (los mejores malos X con Mística y Magneto) pasaban a la historia y mutantes con poderes tan geniales como Ruleta, desaparecían. Ironías de la vida, Portacio y Jim Lee acabaron traicionando a Marvel (como se explica en Los 90: el nacimiento de Image), Bishop es un renegado y, gracias a este argumento, Emma Frost se reformó y llegó a ser el mejor personaje de la Patrulla X.

Jean Grey: Claremont y Byrne habían salvado a la Patrulla X. Y uno de los cambios que lo hicieron posible fue la transformación de la sosa Jean Grey en la misteriosa y poderosa Fénix. La Saga de Fénix Oscura (en la que Jean se volvía mala, liquidaba un sistema solar con millones de seres pacíficos e inteligentes y, al final, se suicidaba arrepentida) es un clásico del cómic. Pero el final no era el que sus autores tenían pensado. Ellos querían que Jean se redimiese y regresara al grupo. El editor les dijo que una leche. Nadie que fuera aniquilando civilizaciones enteras iba a ser un héroe de la editorial. Y por eso murió Fénix. Tiempo después, Claremont se resarció creando a Rachel Summer (la hija de un futuro alternativo que también era Fénix) y a Madelyne Pryor (un clon de Jean). Pero Byrne fue más radical e hizo que los 4 Fantásticos encontraran a la verdadera Jean bajo el mar (para más detalles puede leer Grandes cagadas: La creación de X-Factor y la resurrección de Jean). La Fuerza Fénix la había sustituido y la había dejado en animación suspendida, por lo que ella no había muerto. Lo bueno fue que Claremont lo aprovechó para enfrentarla a Madelyne. Lo malo, que la sosa de Jean volvió. Y encima le plantaron un traje ridículo en cuanto regresó a la Patrulla. La pobre fue dando bandazos por la vida. Ni cambiándole el nombre a Fénix, ni poniéndole un remedo del traje de esta, ni insinuando que tenía su poder y ni intentando que volviera a serlo (por suerte el editor de turno lo paró a tiempo y lo que iba a ser un pájaro de fuego se quedó en un cuervo negro gigante) pudieron hacer interesante al personaje. Al final, llegó Morrison y, con sus santas narices, lió a Cíclope con Emma Frost y liquidó a Jean. Esperemos que aunque Madelyne regrese y Hope sea pelirroja, la Chica Maravillosase quede donde está.

sábado, 19 de febrero de 2011

Presentación

Como parece que hasta que no encuentre un agente literario no podré empezar a publicar libros, me voy a dedicar a escribir blogs, que siempre quedan bien y son una buena forma de hacerse publicidad. Y de qué voy a escribir mejor que el eterno culebrón que me tiene atrapado desde los ocho tiernos añitos: La Patrulla X. Y justo a tiempo para comentar los trailers de la nueva peli y la saga de Advenimiento de los cómics. Lo que suceda en la edición americana no lo tocaré, a no ser que encuentre una forma de ocultar los spoilers o algo por el estilo para no joderle a nadie las sorpresas venideras. Joderé la edición patria, pero nada más.

Y empezaré haciendo amigos, que eso siempre da vidilla a un blog, hablando de la nueva película: X-Men First Class.

Tengo que decir que, de la anterior saga, me quedé en la primera. Suelo ser bastante comedido en mi frikismo, pero que después de 15 años gastándome la paga en la Patrulla X y muchas de sus colecciones hermanas, que venga alguien y me diga a los 5 minutos que Pícara se llama Mary… bueno, eso es como para apuntarse para resucitar la Inquisición. Qué pensaría Claremont (su creador) cuándo lo leyó, no tengo ni idea. Al principio pensé que se habría cabreado y que por eso en X-Treme X-Men Pícara decidía llamarse Anna-Marie (que es un poco como decir que acepto lo que has hecho, pero voy a hacer que todo el mundo la llame Anna por tocarme las narices). Pero más tarde me enteré que escribió la novela que adaptaba el guión de X-Men 2, así que tanto no debió molestarle. Además, desde que volvió a los mutantes Chris no es el mismo al que despidieron cuando era el Patriarca Mutante.

A lo que íbamos, que no soy de los fans de los X-Men que acogen con brazos abiertos las adaptaciones del cómic. Y después de ver los teasers, esta tampoco es que me vaya a despertar excesiva ilusión. Magneto y Xavier han empeorado mucho en su rejuvenecimiento y la Reina Blanca no le llega a la altura de la tapa del tacón de aguja de 15 centímetros a mi amadísima Emma Frost. Han captado lo de que debería tener pinta de guarra, pero se han quedado en putilla, lejos de la inteligente mujer de negocios que usa sus atributos como arma.

Eso sí, hay que reconocerle que, viendo la lista de personajes, han conseguido hacer la reunión de héroes y villanos más extraña de la historia (la primera Patrulla, Generación X, Nuevos Mutantes, Academia X…) ¡Hasta sale Leland! Quién me iba a decir que pondrían al gordo del Club Fuego Infernal en una película. Bueno, así recuperan personajes.

Y para terminar, la mayor duda y curiosidad que me surgió viendo el trailer: ¿La de las alas es Hada? ¿Está prostituyéndose? Qué fuerte sería. Y la pobre Stacy-X, que sí que era una profesional, seguro que ni aparece. Con lo divertida que era.


Por esta semana vale. Y la que viene… sapos y culebras sobre Advenimiento… o múltiples alabanzas a Peter David… o palmas con las orejas sobre Utopía… o una lagrimita por los caídos… ya veremos. Los comentarios son bienvenidos, salvo los que se acuerden de mis parientes.

No diré “Patrullosos saludos” por mucho que eche de menos la sección de correo del Profesor Loki, porque sería un plagio como una casa. De momento, lo dejaremos en saludos sin más.