Páginas

viernes, 25 de febrero de 2011

Los Infernales

Esto me pasa por hacer las cosas a lo loco. Tanto hablar de los culebrones editoriales que hicieron que mataran a los personajes y no he dicho ni una palabra de ellos. Pase que omita a Jean Grey, que la conoce todo el mundo, pero es imperdonable no mentar a los pobres Infernales, que ni una página en castellano tienen en la Wikipedia. Así que voy a ello.

La creación de los jóvenes "malosos" siguió la misma lógica que la de sus archienemigos, Los Nuevos Mutantes. Si Xavier podía fundar su propio grupo de alevines, los villanos también. Y dado que ya pelearon con la Patrulla por Kitty Pride y Dazzler, estaba claro que no había mejor candidato que el Club Fuego Infernal y nadie mejor para dirigirlo que la sádica Reina Blanca. Como ejemplo de su benevolencia sólo hay que destacar que manipuló hasta el extemo a James Proudstar para que asesinara a Xavier (haciendole creer que era el responsable de la muerte de su hermano Ave de Trueno) y a Estrella de Fuego para liquidar a la Reina Negra.
De las decenas de chicos que iban a la Academia de Massachusetts, los que fueron asesinados por Fitzroy (y que conocemos sus nombres) eran:

- Tarot: era capaz de crear proyecciones tridimensionales de dibujos, principalmente de su baraja de tarot, y tenía precognición. Más tarde fue resucitada, le quitaron los poderes, se los devolvieron y creo que ahora está muerta.


- Ruleta: podía alterar la suerte de la gente creando ruletas psiónicas sobre ellas y se divertía participando en cualquier complot de la Academia.
- Ojo de Gata: Era el equivalente a Loba Venenosa, pero en púrpura.

- Jetstream: El volador supersónico que competía con Bala de Cañón.
- Beef: El sustituto superfuerte y supermacho de James Proudstar.
- Bevatrón: El sustituto de Estrella de Fuego. Lanzaba rayos de bio-electricidad.

Por último mencionaré a Émpata, que se encontraba con Magma cuando ocurrió la matanza. Si los anteriores eran malos (y mucho), este es peor. Es tan cabrón que para describirle hay que usar adjetivos con muchas letras de esos que parecen sacados de la Biblia, como pérfido o taimado. Y es que el chico no tiene problemas en usar sus poderes de alteración de las emociones para provocar el pánico, iniciar peleas o atraer al sexo opuesto (a Estrella de Fuego, por ejemplo), incluso entre sus compañeros. Actualmente, tras mucho tiempo sin demasiada atención por parte de los guionistas, tiene una relación sadomasoquista y muy extraña con Madelyne Pryort (que ahora se hace llamar la Reina Roja) y reside en las mazmorras de Utopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario