Páginas

martes, 31 de mayo de 2011

Otro vistazo a la actualidad

Sigo con el repaso a las colecciones mutantes actuales:

- X-Factor: Creo que no es necesario que diga nada más para alabar la colección. Peter David se ha montado una comedia al margen del resto del universo y sin ningún tipo de límite. Tiene sus altibajos, como cualquiera, pero el resultado general es bastante satisfactorio.

- X-Force: Los ojos rojos, los destripamientos en masa, los refritos argumentales y la manía de liquidar a todo archivillano con un poco de solera, me fastidian un poco. Eso por no hablar de la escasa simpatía que me despierta Lobezno el omnipresente y su versión con tetas. Pero para gustos, colores.

- Nuevos Mutantes: Años han transcurrido desde que el grupo viviera su momento de gloria y cantidad de cosas han sucedido. Illyana se incorporó con sus problemas demoniacos, viajaron al espacio, se enfrentaron a los Infernales, se pusieron bajo la batuta de Magneto, se fusionaron con los X-Terminadores, fueron dados por muertos, se sintieron abandonados por la Patrulla y, finalmente, se cambiaron de nombre por X-Force cuando siguieron a Cable. Pero en esta serie, nada de eso parece haber sucedido. Y es que, al igual que Titanes en DC, esta serie sufre "La Maldición de los Treintañeros", lo que se traduce en intentos recurrentes de volver a los esquemas clásicos usando únicamente a los personajes originales. Como los guinistas tampoco es que se dejen las neuronas en las historias, la pobre serie ha quedado como complemento de X-Force junto con X-Men Legado. Una pena porque, al igual que en Titanes, hay personajes muy interesantes.

- Astonishing: Whedon consiguió crear una increíble serie de aventuras que resultaba, como mínimo, sorprendente e impredecible. Entre sus mayores logros, sacar partido y definir la personalidad del tan manido y tan mal usado, Cíclope. Sin embargo, Warren Ellis no ha conseguido mantener el interés de su antecesor. El grafismo de Kaare Andrews en Xenogénesis, no ha ayudado a mejorar las cosas.

- X-Men Forever: Ver cómo continuaba Claremont la serie en el punto en el que la dejó hace 20 años, tenía gracia. Pero el Patriarca Mutante tenía mucha prisa en separarse de la historia oficial como para desarrollar un argumento o continuar la antigua. Dar sorpresas en cada capítulo, cambiar poderes y matar personajes es lo que mueve a esta colección que nada tiene que ver con el prometido "Claremont continúa desde donde se quedó" y mucho con "Claremont desbarra sin límite". Me parece graciosa.

Y con esto y un bizcocho, actualizados saludos a todos.

viernes, 27 de mayo de 2011

Pequeños grandes momentos 1: ¡Vestida para cenar!

Joder, la entrada "Una lagrimita por los muertos 5" está dando más vueltas que la noria desbocada del final de Extraños en un Tren. La publico, la borra, la vuelven a poner y, ahora, la cambian de fecha... Pero dejemos las quejas y centrémonos en lo que toca, en uno de esos momentos que, a pesar de limitarse a las escasas 24, 32 o 48 páginas de un simple cómic de grapa, merecen la misma atención (o más si se compara con cosas tan malas como Operación Tolerancia Cero) que cualquier crossover de veinte números.

El de hoy,  (número 81 Forum o 231 USA), es uno de mis cómics preferidos de la Patrulla y uno de los mejores que ha escrito Claremont. Tuvo que darle muchas vueltas para poder meter en tan pocas páginas, los problemas del grupo, la situación de Illyana, una historia original y muchas pistas de lo que se acercaba.

El argumento comienza en Australia, donde la Patrulla lleva escondida desde su aparente muerte en "La Caída de los Mutantes". La mayoría de sus miembros llevan bien el retiro, pero Coloso no acaba de adaptarse. Ser de metal en el ardiente desierto, le supone un suplicio añadido a su incapacidad para revertir a su forma humana que le causaron las heridas que le infligió Arpón al comienzo de "La Masacre Mutante". Y, por si fuera poco, está preocupado por su hermana pequeña Illyana, con la que sueña continuamente.

En ese momento aparece Pórtico, el enigmático aborigen, que le indica con señas que entre en uno de sus portales teleportadores. Sabiendo por experiencia que será para algo bueno, Peter obedece. Al otro lado, encuentra el Limbo. Y llega justo a tiempo para interrumpir la invocación del fantasma de Coloso que su hermana estaba haciendo y que hubiera terminado por corromper el alma de la chica (aunque ella cree que sí ha tenido éxito, por lo que se mantiene el secreto de que la Patrulla está viva). Y no es que le falte mucho, dado que ya tiene cuernos y patas de cabra. Pero mantenerse pura siendo la señora del Limbo, es complicado. Sobre todo, desde que el demonio S'ym consiguió infectarse con el virus tecnoorgánico del extraterrestre Warlock (en realidad creo que lo pilló del padre de Warlock, pero da igual) y empezó a planear un golpe de estado.

Pero Illyana no quiere al fantasma de su hermano para esos menesteres. A ella le preocupa más que rescate a los Nuevos Mutantes, secuestrados por recreaciones mágicas de personajes de novelas rusas y a punto de ser cocinados por la bruja Baba Yaga. La vieja ha lanzado hechizos que impiden que Illyana use su Espada Alma. Pero el cuerpo de Coloso es de hierro (de acero orgánico, concretamente) lo que es especialmente efectivo contra los seres mágicos (como ya comprobó El Adversario en "La Caída de los Mutantes"). Es la persona (o fantasma) ideal para traer de vuelta a los compañeros de grupo de la chica.

Lo que ninguno se plantea es de dónde ha salido la magia para que esos seres ficticios cobraran vida. Si lo hubieran hecho, podrían haber averiguado que venía del Limbo. Los muros que le separan del mundo real se están debilitando.

Vestidaparacenares saludos.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Una lagrimita por los muertos 5

Ahora que han pasado dos meses y que Advenimiento ha terminado, creo que ya es momento de comentar la más horripilante, gratuita e incoherente de los últimos años. Advierto que es muy fuerte y que si alguien no está al día con la edición americana, lo mismo es mejor que no siga leyendo.



3,



2,



1...



Se acabó la oportunidad de retirarse. Ha sido corto, pero después de todo, si no te has enterado de esta muerte o no sueles leer cómics o vas con la edición de Uganda. Bueno, pues allá vamos. La muerte de hoy es la de un personaje que no había muerto nunca (Lobezno debe haberlo hecho unas 3 veces y los fallecimientos de Magneto son incontables) y que ha sido unos de los principales pilares del Universo X desde el Giant Size. La de... redoble de tambores... ¡¡¡Rondador Nocturno!!!



Sí, lo sé, es horrible. Y, encima, asesinado por un personaje tan pésimo como Bastión y por salvar a la niña tonta / posible Jean Grey resucitada de Hope. A toro pasado, se podía decir que la oposición de Rondador al grupo X de asesinos (X-Force) era una pista de que algo le iba a pasar porque tenerle discutiendo con Cíclope continuamente era imposible y lo de dejar el grupo ya lo había hecho la Bestia. Pero eso no quita que haya sido una putada.

Kurt Wagner ha sido, desde su llegada a la Nueva Patrulla X en el Giant Size, uno de los ejes centrales del grupo. Sobre todo al principio, ya que era uno de los personajes preferidos de su creador Dave Cockrum. Pero su diseño y su personalidad sobrevivieron a la marcha de su creador y a la llegada de Byrne, mucho más centrado en Lobezno. Por su aspecto y misterioso pasado, era un personaje ideal para Claremont que lo usó para crear historias como su vida en el circo, que su novia Amanda fuera su hermana adoptiva, que su madre postiza fuera una bruja de moral laxa (en la imagen, la que tiene cuernos), los problemas de Kitty Pride con su aspecto demoniaco o el misterio de si Mística era su progenitora biológica.


Sin embargo, con Coloso como fuerte del grupo, Lobezno como el violento y Tormenta como la poderosa, el papel de Kurt Wagner (al igual que le ocurría a Banshee) quedaba bastante difuminado y, en muchos casos, se limitaba a ser el raro. Pero eso cambiaría cuando Claremont lo eligió para fundar Excálibur, el grupo de mutantes del Reino Unido. Es posible que de haber seguido el argumento que tenía pensado para la Caída de los Mutantes, su puesto lo hubiera ocupado Longshot (no tendría mucho sentido tener dos con superagilidad). Pero la historia es la que es y así Rondador, junto con Kitty y Fénix, acabó fundando la surrealista rama británica de los grupos X. Allí pasaría una década entera entre múltiples romances, dimensiones paralelas y lobos de guerra. Curiosamente, sería fuera de la colección y de la realidad habitual, cuando tendría uno de sus momentos de gloria con el protagonismo, casi absoluto, de la serie X-Calibre, dentro de la Era de Apocalipsis. Su actitud de rebelde y sus espadas demostraron que no hacía falta que Rondador fuera gracioso para que molara. Tanto éxito tuvo, que Pacheco rediseñó su uniforme, haciendo uno de los mejores cambios de imagen de los grupos X.

La pena es que Excálibur cayó con la crisis tebeística de los 90 y Kurt regresó, con Kitty y Coloso, a una Patrulla X en la que la vuelta a los clásicos era la tónica dominante. Así que fuera espadas, fuera perilla, fuera peto, fuera pendiente, fuera carácter fuerte y vuelta al Kurt "mascota" con su uniforme clásico. Como si no hubieran pasado diez años. Volvió a recuperar su protagonismo cuando lideró la Patrulla, pero también le hicieron cura, le pusieron un uniforme muy feo y sugirieron que era un demonio. Y tras el Día M, regresó al segundo plano. Es difícil tener notoriedad cuando hay 198 personajes y la mayoría de los guionistas se empeñan en centrarse en seis de ellos.

Es curioso que se estén cargando a todos los personajes que tienen el favor de los fans, aunque los escritores pasen de ellos. Ya han matado a Basnshee, a Kitty (aunque con vuelta) y a Rondador. A ver quién es el siguiente ¿El hombre de hielo? Alguien debería recordarles a los actuales guionistas X que matar personajes no es sinónimo de que la historia sea buena. Esperemos que se den cuenta antes de que Spiderman, Masacre y Lobezno acaben protagonizando todas las series de Marvel. Rondadores saludos.

Un vistazo a la actualidad

Bueno, por un día, dejemos de analizar la historia y centrémonos en la situación de las diferentes colecciones mutantes (en la edición española, claro):

- Patrulla X: El alma mater de los mutantes consiguió regresar a la vida tras las muy olvidables etapas de Dinastía de M, la de los Jinetes de Apocalipsis (ni sé cómo se llama) y Extremistas (una de las más aburridas que ha tenido la colección en mucho tiempo). Complejo Mesías, Destino Manifiesto, Nación X, Utopía o Reinado Oscuro son algunas de las sagas que han centrado la colección y que han transformado la colección en un diario de lo que ocurre en Utopía y en sus múltiples habitantes (desde Dazzle a los miembros del Club X). Podrían dar más protagonismo a los secundarios que no salen en otras 20 series (Cíclope, Lobezno, Tormenta, Emma) pero, en general está muy bien. Una pena que Advenimiento no estuviera a la altura y que haya que soportar a Hope.

- X-Men Legado: Ha andado el camino inverso a la anterior. Después de la magnífica Cegados por la luz (con los increíbles dibujos de Ramos) y acabado Complejo Mesías, la colección comenzó el experimento de "Legado" con una revisión a la historia de los X-Men. A partir de ahí, el interés por la colección ha ido decayendo a pesar de los esfuerzos de su guionista, hasta quedar casi relegada a complemento (con los Nuevos Mutantes) de X-Force.

- X-Men: La nueva colección, además de una putada para cualquier coleccionista, reivindica la antigua tradición de los artistas invitados, olvidados durante mucho tiempo en las series X por la cuasiextinción mutante. Los vampiros malotes estilo Blade (las películas, me refiero) no son santo de mi devoción, pero puede que en el futuro mejore.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Hubo un tiempo en que Xavier...

... salió con Lilandra Neramani, princesa de los Shi'ar. Se conocieron telepáticamente, en sueños y ella vino a la Tierra en busca de ayuda para detener a su malvado hermano. Su relación nunca fue fácil. Pertenecer a especies diferentes, vivir a galaxias de distancias, las matanzas de Fénix Oscura y los cotilleos de la corte Shi'ar siempre les entorpecieron. Que la fuerza Fénix regresara y Cassandra Nova (la hermana gemela de Xavier) poseyera al profe y desatara una guerra en pleno imperio, acabaron por disolver su matrimonio. Ella murió pero Xavier no ha vuelto a estar con nadie más. Y eso que el calvo siempre ha tenido muchísimo éxito entre féminas.

viernes, 6 de mayo de 2011

Grandes cagadas: M y la familia St. Croix

Cuando Lobdell y Bachalo crearon Generación X, los personajes estaban bastante pensados: Monet era la perfecta, Vaina la paleta, Cámara el triste, Pellejo el pasota, Sincro el bien intencionado, Júbilo la inmadura y Penitencia la misteriosa. De todos, la última era el personaje más interesante desde el punto de vista argumental.

Llevada al instituto por Pórtico (un aborigen australiano que colaboró como teleportador de la Patrulla y que nunca habla), la chica era un enigma con sus vendas de cuero, su piel dura como el diamante y su incapacidad para hablar. Pronto descubriríamos que acababa de escapar de temible Emplaca, personaje raro donde los haya que estaba destinado a ser el archienemigo del grupo y que despedía mal rollo por cada poro de su piel. Hasta ahí, bien. De hecho, perfecto porque la serie molaba bastante.

Pero Lobdell se fue a X-Men y las cosas se fueron torciendo. Primero un pelín. Luego un poco más. Y, más tarde, se desbarraron hasta la cancelación de la serie. Pero entre las muchas chorradas que se hicieron en Generación X hay una que destaca por encima de cualquiera. Una que ni Mike Carey ni Peter David se atrevieron a tocar cuando el argumento pasó por X-Men Legado y X-Factor hace casi un año. Y esa chorrada, esa gran cagada fue la de la familia de Monet St. Croix, alias M.

Y no me refiero a que Monet y Emplaca fueran hermanos. Eso es asu-mible. Después de todo, hermanos malvados hay millones en Marvel y DC. Está el Segador es hermano de Wonder Man, Plunderer lo es de Ka-Zar y Blackfire es hermana de Starfire. Lo que nunca jamás en la vida se había visto es que un personaje resultase ser sus dos hermanas pequeñas gemelas combinadas. Porque eso era la buena de Monet. Una fusión (como si fueran Trunks y Goten) de sus hermanitas Caludette y Nicole (que eran iguales que ellas pero en chiquitito). Y dónde se encontraba la Monet original. Pues era Penitencia. Su hermano se había alimentado tanto de ella, que su cuerpo se había contraído hasta hacerse rojo, duro y afilado.

Y si eso fuera poco, entonces las pequeñas Claudette y Nicole decidieron que les daba mucha pena su hermana y se intercambiaron las situaciones. Ellas acabaron siendo Penitencia y la Monet original, volvió a ser ella misma.

Por si alguien se lo pregunta Penitencia no sale en ninguna colección, pero creo recordar que sigue viva y con poderes. Cosas que pasan.

martes, 3 de mayo de 2011

Hubo un tiempo en que Magneto...

... fue un bebé. Y no me refiero a su niñez, sino a cuando el mutante Alpha le transformó en un tierno infante. La doctora Moira MacTagger, antigua amante de Xavier, se lo llevó a su isla Muir y lo sometió a una modificación genética para evitar que, al crecer, se hiciera malvado. Pero Eric el Rojo, un agente extraterrestre de los Shi'ar, lo revertió a la edad adulta (bueno, le quitó algún año que otro) y estropeó el proyecto.

Años más tarde, Magneto le haría pagar a Moira su osadía secuestrándola y obligándola a que lavase el cerebro a los miembros del, por entonces recién estrenado, Equipo Azul de Cíclope.

lunes, 2 de mayo de 2011

A veces Panini no está mal

Cómo cambia la vida. Hace 2 meses me estaba acordando de los árboles genealógicos al completo de la junta directiva de Panini Cómics por cancelar la edición en grapa de X-Factor y hoy estoy aquí para decir que han hecho bien. Pero es que la edición en tomazo de la Patrulla X está muy, pero que muy bien.

Para empezar, por el precio, que un volumen en tapa dura que lleve 31 cómics a 40 euros, está genial. Y encima, con ese diseño, que deja a años luz el coleccionable de Planeta y la Biblioteca Marvel. Además, el material es el original, no el que se usó en Classic X-Men (que llevaba añadidos varios) e incluye los inéditos en España Uncanny X-Men #106 y 110. Y, por si eso fuera poco, trae montones de curiosidades sobre el grupo y cómo se diseñaron los personajes que aparecerían en el Giant Size.


Y ahora la parte mala (porque, aunque lo parezca, esto no era publicidad). Lo primero es la putada que han hecho a aquellos que compraron la Saga de Fénix Oscura hace 4 meses, dado que saldrá en el siguiente tomo. Y lo segundo es que, como en algún momento (de aquí a mi muerte) saldrá algún tomazo que las incluya, han cancelado las 2 cosas que más me atraían de este año: las reediciónes en tomo de Inferno y de la Masacre Mutante.

Pero bueno, al menos se podrá releer la etapa de Classic X-Men sin tener que cogela con pinzas. Paninados saludos.