Páginas

martes, 31 de mayo de 2011

Otro vistazo a la actualidad

Sigo con el repaso a las colecciones mutantes actuales:

- X-Factor: Creo que no es necesario que diga nada más para alabar la colección. Peter David se ha montado una comedia al margen del resto del universo y sin ningún tipo de límite. Tiene sus altibajos, como cualquiera, pero el resultado general es bastante satisfactorio.

- X-Force: Los ojos rojos, los destripamientos en masa, los refritos argumentales y la manía de liquidar a todo archivillano con un poco de solera, me fastidian un poco. Eso por no hablar de la escasa simpatía que me despierta Lobezno el omnipresente y su versión con tetas. Pero para gustos, colores.

- Nuevos Mutantes: Años han transcurrido desde que el grupo viviera su momento de gloria y cantidad de cosas han sucedido. Illyana se incorporó con sus problemas demoniacos, viajaron al espacio, se enfrentaron a los Infernales, se pusieron bajo la batuta de Magneto, se fusionaron con los X-Terminadores, fueron dados por muertos, se sintieron abandonados por la Patrulla y, finalmente, se cambiaron de nombre por X-Force cuando siguieron a Cable. Pero en esta serie, nada de eso parece haber sucedido. Y es que, al igual que Titanes en DC, esta serie sufre "La Maldición de los Treintañeros", lo que se traduce en intentos recurrentes de volver a los esquemas clásicos usando únicamente a los personajes originales. Como los guinistas tampoco es que se dejen las neuronas en las historias, la pobre serie ha quedado como complemento de X-Force junto con X-Men Legado. Una pena porque, al igual que en Titanes, hay personajes muy interesantes.

- Astonishing: Whedon consiguió crear una increíble serie de aventuras que resultaba, como mínimo, sorprendente e impredecible. Entre sus mayores logros, sacar partido y definir la personalidad del tan manido y tan mal usado, Cíclope. Sin embargo, Warren Ellis no ha conseguido mantener el interés de su antecesor. El grafismo de Kaare Andrews en Xenogénesis, no ha ayudado a mejorar las cosas.

- X-Men Forever: Ver cómo continuaba Claremont la serie en el punto en el que la dejó hace 20 años, tenía gracia. Pero el Patriarca Mutante tenía mucha prisa en separarse de la historia oficial como para desarrollar un argumento o continuar la antigua. Dar sorpresas en cada capítulo, cambiar poderes y matar personajes es lo que mueve a esta colección que nada tiene que ver con el prometido "Claremont continúa desde donde se quedó" y mucho con "Claremont desbarra sin límite". Me parece graciosa.

Y con esto y un bizcocho, actualizados saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario