Páginas

jueves, 23 de junio de 2011

Tú que eras tan mala y tan lista...

Cito libremente a Sabina para dar título a un artículo sobre aquellos malosos que han cambiado, o han simulado cambiar, de bando. No podía ser de otra manera teniendo en cuenta que me estoy leyendo el primer, y muy recomendable, volumen de los Thunderbolts.

- Mímico (Calvin Rankin): Capaz de imitar los poderes y recuerdos quienes se cruzaran en su camino, Calvin descubrió que Bobby Drake y Hank McCoy no eran lo que aparentaban ser (eran el Hombre de Hielo y la Bestia). Pero para que las copias de sus poderes fueran permanentes, necesitaba usar una máquina especial sobre los X-Men. Esto, por supuesto, acabó en pelea y Xavier, que por aquellos tiempos tenía menos remilgos, le borró la memoria. Sus recuerdos volvieron tiempo después y chantajeó a la Patrulla con revelar su secreto si no le admitían. El profe le hizo líder y, aunque su fanfarronería le perdía, al final logró redimirse. Tras dejar el grupo ha estado a ambos lados de la línea aunque, casi siempre, creyendo que hace el bien. Su último grupo conocido fueron los X-Men Oscuros de Osborn.

- Cambiante (más tarde llamado Morfo): Precisamente fue Mímico quien lideraba la Patrulla cuando luchó contra él y sus compañeros de Factor Tres (Mole, Unus el Intocable, Desvanecedor y Mente Maestra) que habían secuestrado a Xavier para juzgarle por sus crímenes contra los mutantes. Pero sus planes se fueron al traste al enterarse de que su mecenas, el Maestro Mutante, era un extraterrestre con ganas de aniquilar a los humanos sin distinción de si poseían o no el gen x. Acabada la pelea contra el alienígena, a Cambiante se le perdió la pista. Hasta que, tras un periodo en que la Patrulla creía que Xavier había sido asesinado, el verdadero profe apareció para explicar que el muerto era Cambiante con su aspecto. Con un cáncer terminal, quiso redimir sus pecados y Xavier le encomendó que le sustituyera por un tiempo, para poder hacer cositas de telépata.

- Banshee: Más casualidades en cadena, Cambiante fue quien descubrió al irlandés y le reclutó para Factor Tres. O, mejor dicho, le colocó una banda que le controlaba la mente para que se uniera a su grupo. Por supuesto, una vez liberado de semajante influjo, el bueno de Sean fue a ayudar a los X-Men. Banshee sólo podía ser villano de una forma circunstancial.

- Fuego Solar: Manipulado por su tío Tomo, el japonés de fuego llevó a cabo diversos ataques contra los EEUU para vengarse por la muerte de su madre, producida por la bomba de Hiroshima. Claro que ver cómo tu padre era asesinado por tu tío y mentor, puede hacer que cambies de parecer. No se volvió más simpático, ni menos xenófobo, pero algo mejoró.

- Pícara: La sexi sureña fue una de las sorpresas de la etapa de Claremont tras la muerte de Fénix. Hija adoptiva de Mística y miembro de la Hermandad de Mutantes Diabólicos, fue una orgullosa villana hasta que sus poderes se descontrolaron y absorbió de forma permanente los poderes y la mente de Ms. Marvel. Desesperada y a punto de volverse loca por la mezcla de psiques, Pícara acudió al profesor Xavier en busca de la ayuda que no podían proporcionarle ni Mística ni Destino. Su integración en el grupo no fue, ni mucho menos, fácil. Ms. Marvel (en ese momento Binaria) no sólo era una buena amiga del grupo, sino casi una parte de él. Sólo después de ayudar a Lobezno a salvar al resto de morir envenenados empezó a ganarse su confianza. De esos tiempo, poco queda, salvo un cierto resentimiento de su madre adoptiva por haberla abandonado.

- Emma Frost: Fue la más sádica de las enemigas de la Patrulla. Les torturó más allá de lo que cualquier ser humano podría haber aguantado. Pero cuando despertó del coma en que la sumiera el terrorista futurista Fitzroy y vio que sus queridos Infernales habían sido asesinados, algo en su corazoncito cambió. Sintiéndose culpable por la muerte de sus estudiantes, protegió a los miembros de Generación X de los alienigenas de Falange y acabó convirtiéndose en la directora de la nueva escuela. Ahora aún se ocupa de la nueva generación, pero también es uno de los miembros más importante de los X-Men. Y, por muchas veces que parezca que le traicione, al final, todo lo hace por el bien del grupo.

- Mística: Si Emma ha demostrado ser buena, a pesar de las apariencias, con Mística se puede asegurar que es mala, por mucho que lo niegue. Lo han intentado de las más diversas formas posibles. A las órdenes del gobierno americano, siendo amiga de Forja, en la policía de Banshee, cumpliendo condena en Factor X o como miembro de la Patrulla. Siempre tiene un plan propio que acaba por salir a la luz. Con tanto malo redimido es normal que alguno te salga rana. Aunque puede que la historia hubiese sido diferente si su amante Destino no hubiera sido asesinada por Legión, el hijo de Xavier con personalidad múltiple.

- La Hermandad de Mutantes Diabólicos: Mole, Pyro, Avalancha, Sapo, Destino... han seguido a su jefa Mística desde que les reclutara para acabar con el senador Robert Kelly. Y, al igual que ella, nunca acaban por corresponder a la confianza que se deposita en ellos. Se llamen Fuerza de la Libertad, Cuerpos X o Hermandad, el epíteto de "Mutantes Diabólicos" es una constante en ellos.

Bueno, dado que este artículo ya se ha extendido bastante y aún queda una piara de villanos reformados, cortaré aquí y dejaré el resto para la semana que viene. Túqueerestanmalosos saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario