Páginas

jueves, 15 de septiembre de 2011

Tú que eres tan mala y tan lista... 2

Sigo con los villanos que han cambiado de bando.

Dientecitos lobotomizado
- Dientes de Sable: Ya dije en su obituario, que Víctor Creed era de los pocos que nunca había querido ser un héroe. Y es que, conociendo lo que le divierte masacrar, sería complicado creerse que se ha reformado. Aún así, el profe le metió en la Mansión por si sonaba la flauta. Su mayor logro, fue ayudar a Banshee y Emma a salvar a los futuros miembros de Generación X de la amenaza extraterrestre de Falange. Pero aunque hubiera protegido diez planetas diferentes, hay heridas que no cierran y mentes que no olvidan. Y el antiguo morlock Caliban, no estaba dispuesto a perdonar la Masacre Mutante. Menos aún tras las modificaciones que Apocalipsis hiciera en su cuerpo y que convirtieron al bueno de Cáliban en una máquina asesina llamada, muy apropiadamente, Muerte. Aún así, el combate terminó con el morlock malherido y con "Dientecitos" recibiendo una lobotomía casera por cortesía de Lobezno y sus garras. Meses se pasó Víctor, bajo el cuidado de la miembro de X-Force Bum-Bum, correteando por el jardín persiguiendo mariposas. Y sería otra mariposa (en concreto, Mariposa Mental) la que casi pagaría con su vida el error de creer que la lobotomía le había afectado. Esa sería su última oportunidad verdadera. En sus siguientes aventuras con los buenos, en Factor X y la Patrulla, ya lo hizo en condición de preso y con un collar de castigo (nanocentinelas en su última estancia en los X-Men) por si se desmadraba.

Magneto con su traje de bueno
- Magneto: La némesis por excelencia de la Patrulla dio muestras de que tenía un corazoncito cuando descubrió que la Bruja Escarlata y Mercurio eran sus vástagos y Luna, la hija de este último, era su nieta. Pero ni sus propios churrumbeles le creyeron al proclamar que iba a ser bueno. Parece que la posibilidad de redención que ellos habían disfrutado (recordemos que tanto la brujita como el chico veloz debutaron en la Hermandad de Mutantes Diabólicos) no era extensible a su padre. Para lo que sí valió fue para que los guionistas le empezaran a dar más profundidad al personaje y sacarlo de la tónica "soy malo y quiero conquistar el mundo porque sí". Así, se alió con la Patrulla en la tierra que el Todopoderoso había creado para sus Secret Wars, hizo una intensa introspección y liberación de prejuicios raciales mientras se recuperaba de sus heridas al cuidado de Lee Forrester (una capitana de barco con la que se lió Cíclope al dejar la Patrulla), ayudó a la Patrulla cuando el Todopoderoso regresó y, por último, decidió instalarse con ellos. Durante esta etapa perteneció a los X-Men, drigió la Escuela de Jóvenes Talentos y hasta fue juzgado por sus crímenes. El Amo del Magnetismo se había redimido. Pero la masacre de los morlocks y la aparente muerte de la Patrulla durante la Caída de los Mutantes le hizo buscar compañías poco recomendables como el Club Fuego Infernal o, más tarde, el Doctor Muerte. Al final, harto de todo, construyó un nuevo Asteroide M al que se trasladó y donde lo encontraría la Patrulla cuando fueron a rescatar a Moira MacTaggert (la secuestró al enterarse de que le había convertido en niño).

Joseph volando
Y ahí la historia de Magneto sufre un serio revés. Claremont quería continuar con la evolución del personaje y que volviera a los X-Men. Bob Harras, el editor, quería volver al Magneto de risa maléfica, quería planes para conquistar el mundo, quería pistolones, quería echar a Claremont y quería darle muchos besitos a las nuevas estrellas de la editorial (Lee, Liefeld, Niceta... ). Y así, Magneto volvió a ser una copia en rojo del Doctor Muerte. Durante los 90 Magneto no tuvo muchas intenciones de salir del lado oscuro, aunque los guionistas parecían tener ganas porque tuvimos un Magneto bueno en la realidad paralela de la Era de Apocalipsis (en la que dirigía los X-Men) y mediante un clon más joven llamado Joseph con el que Pícara se besuqueaba (Pícara y Magneto tuvieron un lío hace tiempo y la chica nunca se lo ha podido quitar de la cabeza) o, mejor dicho, besuqueaba su campo de fuerza magnético.

Al final lo consiguieron, aunque hubo que esperar hasta la creación de Utopía, la isla mutante cercana a San Francisco. Entonces, el Amo del Magnetismo, admitió que Cíclope había conseguido, a diferencia de Xavier y de él mismo, unir a la raza mutante y le pidió que le dejara unirse a ellos ¿Por qué le aceptaron si hacía poquísimo que había asesinado a sangre fría (y un poco ridícula, todo sea dicho) a Jean Grey? A lo mejor por esa ley que Cíclope promulgó "inspirándose" en el cómic Fábulas por la que los crímenes de cualquiera de los 198 mutantes que quedaban vivos eran perdonados. O, puede que fuera porque Magneto le había hecho un favor cargándose a su segunda esposa. Así podía enrollarse con Emma Frost.

Ya lleva dos esposas y ambas han terminado abandonadas y muertas. Scott Summers va camino de convertirse en el Enrique VIII del Universo Marvel. Esperemos que a la buena de Emma no le pase nada. En cualquier caso, eso será otro día porque el artículo ya ha quedado bastante largo. Es que Magneto es mucho Magneto. Malosos saludos a todos.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Realidades alternativas mutantes

En el universo Marvel hay múltiples realidades alternativas, mundos distintos en los que las circunstancias y las personas son, más o menos, diferentes a lo que estamos acostumbrados. Pero antes de entrar en faena, repasaré un poco la historia.

Tras la Segunda Guerra Mundial la situación económica y la caída del patriotismo hizo que buena parte de los cómics nacidos durante la llamada "Edad de Oro" fueran cancelados por sus bajas ventas. Entre las víctimas estaba Flash, el hombre más rápido del mundo de la editorial DC. Pero el editor no pretendía darse por vencido tan pronto y se le ocurrió una forma de recuperar las series caídas. Una solución de lo más radical e imaginativa: El nuevo Flash sería alguien del mundo real que, como nosotros, leía las historietas del Flash original. Así se estableció la primera separación dimensional con una tierra que era los cómics de la otra. La cosa salió bien y las nuevas series tuvieron tanto éxito que DC decidió desarrollar un poco más el concepto de tierras paralelas con los viajes dimensionales. De esa forma, el nuevo Flash conoció al Flash de los años cuarenta. Y, a partir de ahí, ya no hubo límite: una tierra en la que la Liga de la Justicia eran criminales, otra en la que eran del sexo opuesto, una en la que Superman aterrizó en la Unión Soviética y defendía el comunismo...

Marvel tardó un poco más en apuntarse al fenómeno y, cuando lo hizo, lo llevó de forma más contenida, desarrollándola dentro de la colección "What if..." en la que se veía las consecuencias de que los sucesos se hubieran dado de forma diferente. Luego vendrían los futuros alternos, las líneas paralelas e, incluso, la inclusión de la competencia (DC, Image...) en el multiverso para poder hacer cruces esporádicos entre sus personajes. Pero basta de historia y centrémonos en las realidades con algo de importancia para los chicos de la X:

- Tierra 616: Esa es la "normal", en la que se centran la mayoría de cómics mensuales.

- What if... : En esta serie, el Vigilante Uatu (el extraterrestre calvo cabezón vestido de túnica), nos mostraba qué pasó en otros mundos en los que algunos acontecimientos sucedieron de otra forma. Entre los relacionados con mutantes podemos citar ¿Y si Fénix no hubiese muerto?, ¿Y si Lobezno hubiera matado a Hulk?, ¿Y si Dazzler se hubiera convertido en heraldo de Galactus?, ¿Y si la Bestia y la Cosa hubieran continuado mutando?, ¿Y si los X-Men hubieran perdido Inferno?, ¿Y si Lobezno fuera agente de SHIELD?, ¿Y si los X-Men hubieran muerto en su primera misión?, ¿Y si el Profesor X se hubiera convertido en el Juggernaut?, ¿Y si la Patrulla X nunca hubiera existido?, ¿Y si Fénix renaciera?, ¿Y si Blink de Generación X no hubiera muerto?... Variadiadito y, habitualmente, con finales bastante trágicos.


- Futuros alternativos: Seguramente fue la influencia del Doctor Who de su tierra natal lo que le dio a Claremont la idea de los futuros que podían (o no) llegar a ser. La primera vez que lo trató fue en "Días del Futuro Pasado" (en la foto la portada), un cómic en el que la consciencia de una Kitty Pride de un futuro en el que los mutantes eran internados en campos de concentración, retrocedía hasta el cuerpo de su "yo" adolescente para advertir a la Patrulla de lo que ocurriría si la nueva Hermandad de Mutantes Diabólicos mataba al senador Kelly. El atentado fue detenido y ese futuro quedó como el de la Tierra 811. De él vendría la primera viajera del tiempo que se integraría en un grupo X: Rachel Summers, la hija de Cíclope y Fénix. Más tarde se le unirían el policía mutante Bishop y sus XSE en plena persecución del terrorista Fiztroy (Tierra 1191) y Cable, el hijo de Cíclope y Madelyne que mandaron al futuro para que la secta Askani le salvara de la infección que le había causado Apocalipsis (Tierra 4935), que venía a detener el posible ascenso del mutante inmortal (a Apocalipsis, me refiero).

- Excálibur: El Capitán Britania es el guardián del nexo entre realidades (más influencias del buen Doctor Who en nuestro amigo Claremont) y, por ello, gran parte de los argumentos de la serie se dedicaron a perseguir problemas extradimensionales o a enfrentarse a los Capitanes Britanias de otras realidades que pretendían acabar con Fénix, al considerarla una amenaza que podía acabar con tejido de la realidad. Así conocimos a las contrapartidas de Excálibur en una tierra donde los nazis habían triunfado (Tierra 597), un mundo en el la destrucción nuclear llevaron a Meggan a ser su Capitán Britania (Tierra 1191), la realidad de Cruzado X en que Inglaterra sigue dominando América (Tierra 2122), la tierra en la que la Commonwealth rivaliza con la Unión Europea (Tierra 920), una realidad en la que el Imperio Romano sigue dominando Europa y Centurión Britannus es su héroe o Dino-world (Tierra 99476), un mundo en el que los dinosaurios habían evolucionado hasta el nivel humano y del que provenían los turistas dinosaurio que aparecían en los primeros cómics de la serie (en la imagen, la portada del cómic en cuestión) y Britannicus Rex.


- Universo 2099 (Tierra 928): En un futuro cada vez menos lejano, los mutantes han sido perseguidos y casi masacrados hasta que Xi'an Chi Xan decidió crear un grupo de mutantes a imagen del que fundó el Profesor Xavier en el pasado. A su lado estarían la detectora de mutantes Cerebra, el cristalizador Krystalin, el veloz Meanstreak, el metálico Metalhead, la vampiresa psíquica Lunática y otro montón de gente de lo más interesante. El universo 2099 fue, durante mucho tiempo, el futuro oficial de la Tierra 616, lo que iba a llegar en las series que leíamos. Pero tras el cancelamiento de toda la línea, quedó perdido en el olvido. Y es que había series realmente malas. Ahora es una línea temporal independiente que se basa, casi exclusivamente, en lo bonito que les quedó el traje de Spiderman.


- Ultimate (Tierra 1610): La revisión modernizada del universo tradicional comenzó replicando a su hermano mayor, pero tras 15 años y un increíble éxito de ventas (cierto es que unas series han destacado más que otras) ha conseguido separarse lo suficiente como para que Coloso sea gay, Kitty Pride esté liada con Spiderman, iconos como Lobezno o Magneto hayan sido asesinados sin posibilidades de retorno y el Hombre de Hielo haya recobrado su papel de compañero de Peter Parker al estilo de la serie de animación "Spiderman y sus amigos" (sólo que, en lugar de Estrella de Fuego, tienen a la Antorcha Humana). Las películas de los X-Men (y sus trajes de cuero negro) se basan en la historia de este universo, no en la de la tierra 616.

Pero qué larguísimo se está haciendo esto y, ni siquiera, he llegado a la Era de Apocalipsis. Bueno, pues otro día seguimos con más realidades. Alternativos saludos a todos.

martes, 6 de septiembre de 2011

Grandes Momentos: El Nacimiento de Excálibur

Corría el año 1986 y los editores querían seguir ampliando la familia de títulos mutantes. Pero esta vez, al contrario de lo que había ocurrido el año anterior con el lanzamiento de Factor X, decidieron dejárselo a Chris Claremont, el guionista de los X-Men. No es de extrañar que, con tres títulos en el mercado (Patrulla, Nuevos Mutantes y Excálibur) le acabaran apodando el "patriarca mutante". Aunque bien podían haberle llamado el "dios de los mutantes", porque el bueno de Claremont manejaba los hilos de sus criaturitas como si fuera un experto marionetista. No fue casualidad que Gata Sombra y Rondador fueran heridos en la "Masacre Mutante", ni tampoco que fueran trasladados a Isla Muir para su recuperación. De esa forma, mientras la Patrulla X perdía, aparentemente, la vida en la saga de "La Caída de los Mutantes", los dos se encontraban vivitos y coleando en Inglaterra. Listos para fundar la que sería la rama europea de los mutantes y, con permiso de Alpha Flight, el grupo más importante que Marvel haya tenido fuera de las fronteras de los Estados Unidos.

Sin embargo, a Claremont nunca le gustaron los plagios, ni siquiera los propios, por lo que la nueva colección no se iba a parecer en nada al resto de alineaciones mutantes. Ni serían un grupo de superhéroes marginados que salvaban el mundo como la Patrulla, ni unos amigos adolescentes tratando de superar los problemas que sus poderes les causaban al estilo de los Nuevos Mutantes. Excálibur sería otra cosa. Tendría humor, villanos absurdos, dimensiones paralelas y muchos bichos extraterrestres.

Prescindir del argumento de "somos unos marginados en un mundo que nos odia" y la colaboración con el gobierno y la policía son otra de sus diferencias. Pero, quizás la que más sorprenda al leer los cómics, es la falta de compenetración de sus miembros y el reflejo de la parte difícil de las relaciones sociales. Ni buen rollo, ni amistad eterna. Excálibur es el grupo más desestructurado de los que llevan la X, en gran parte, gracias a la extraña mezcla de personajes:

- Kitty Pryde: Sus amigos de la Patrulla han muerto, su amor platónico (Coloso) ha muerto, sus poderes están tan estropeados desde el ataque de Arpón en la Masacre Mutante que le cuesta volverse intangible y un mero estornudo puede hacer que sus átomos se dispersen. Desde luego, no es el mejor momento para Gata Sombra. Pero es el mejor para desarrollarla como personaje, dándole más protagonismo y profundidad del que le permitía el puesto de benajamina de la Patrulla X (puesto que, pronto, sería ocupado por una joven Jubilacion Lee). Eso sí, se lleva con ella a su dragón Lockheed.

- Rachel Summers (Fénix): Claremont rescató a la hija alternativa de Cíclope y Jean Grey después de que llevara tiempo desaparecida. Ella es el detonante de la creación del grupo, al tener que salvarla de los lobos de guerra (unos extraterrestres plateados que pueden ponerse la piel de sus víctimas). Para esta serie la hicieron madurar un poco, rebajaron sus contínuos lloros (mi mamá está muerta, capturé mutantes para que los mataran, papá está con una señora que se parece a mamá...), la hicieron más fuerte y el maravilloso Alan Davis le diseñó uno de los trajes más provocativos y originales de la editorial.

- Rondador Nocturno: Por poco no fue reemplazado por Longshot. Por suerte, el bueno de Kurt se quedó donde tenía que estar y consiguió más protagonismo del que nadie podía haber imaginado para el demonio saltimbanqui. Después de todo, él era el principal reclamo de la serie. Y, por qué no decirlo, también el más equilibrado mentalmente. 

- Capitán Britania: Después de una miniserie escrita por Alan Moore y varias apariciones como secundario, Claremont decidió recuperar a su creación, aunque no por eso le trató mejor que a los demás. Alcohólico, agresivo, prepotente, depresivo (el aparente fallecimiento de su hermana Mariposa Mental no ayudó a mejorar este punto), inseguro, torturado por su pasado (fue responsable de la muerte de un niño) y con una complicada relación amorosa con Meggan, Brian se convirtió en la principal fuente de problemas dentro del grupo (ninguno de sus compañeros americanos lo tragaban, sobre todo Rondador que se había enamorado de Meggan y no le gustaba cómo la trataba), pero también la fuente de sus aventuras al aportar el rico universo de realidades paralelas en el que se desenvolvía. Y, para ser justos, también diré que era valiente, generoso, dialogante y ecuánime. Aunque eso no le quita el título de peor líder de grupo X.


- Meggan: La eterna novia del Capitán Britania es uno de los personajes más raros que nadie ha usado en un cómic. Analfabeta funcional, aficionada a los culebrones, naif, incapaz de tomar decisiones, dependiente emocional hasta niveles extremos y un poco bipolar, su personalidad quedaba muy lejos de la fortaleza de la heroína tradicional que encarnaba Tormenta. Una "mujer florero" capaz de volar, con superfuerza y capacidad metamórfica.

Como comienzo de curso, no está mal. Así que me despido hasta otro día. Excaliburados saludos a todos.


Cómo mola este dibujo de Roger Cruz aunque no sea de Excálibur