Páginas

domingo, 9 de octubre de 2011

Ese sí es mutante... pero no hombre X

Ya vimos que no todos los X-Men han sido mutantes. Pero también se da el caso de mutantes que no han sido parte de la Patrulla X o de cualquiera de los grupos (de héroes o villanos) circundantes. De hecho, se podría decir que no pertenecen al universo X, sino que serían habitantes de otras "líneas editoriales" como Vengadores o Marvel Héroes. Tan separados están de sus hermanos mutantes que ninguno de ellos perdió sus poderes cuando la Bruja Escarlata dijo eso de "No más Mutantes" en el Día M, ni han participado en ninguno de los eventos propios de aquellos con un gen X.

Wanda con el traje que robó a Elektra
- Bruja Escarlata: Precisamente vamos a comenzar con la causante del Día M. Cuando Wanda y su hermano Mercurio abandonaron la Hermandad de Mutantes Diabólicos de Magneto (allá por el Uncanny X-Men #4) y se unieron a los Vengadores, nadie tenía aún intención de determinar que el Amo del Magnetismo fuera su papá. Lo único que tenían en la cabeza era hacer una historia sobre la redención e introducir dos miembros de la nueva raza que acababa de crear Stan Lee en los Vengadores para darles representatividad. Pero su condición de mutantes no importó demasiado hasta que se descubrió que Magneto era su papá. A partir de ahí empezaron a interactuar algo con los chicos X, hasta el punto de que Mercurio se unió a Factor X. Sin embargo, la Bruja Escarlata nunca tuvo intención de alternar con la Patrulla. Su "desmutación" fue tal (debido a esas rencillas entre líneas por llevarse los personajes a su terreno) que sus poderes, poco a poco, fueron pasando de la "alteraración de las probabilidades" a la magia pura y dura, hasta que lo de "Bruja" dejó de ser una metáfora (y en más de un sentido, dado que se cargó al Hombre Gigante y a Ojo de Halcón). Sólo una vez estuvo loca fue sumergida algo más en el universo mutante (quedó al cuidado de Xavier y Magneto en Genosha, hizo una copia de la Era de Apocalipsis inspirada en su padre y dejó sin poderes al 90% de los miembros de su especie). Pero dudo que sea algo que dure a largo plazo (en el caso de que siga viva). Si los Jóvenes Vengadores la encuentran en la Cruzada de los Niños y Lobezno no la destripa, seguramente regrese a su lugar entre los vengatas.

- Estrella de Fuego: Creada para la serie de los 80 "Spiderman y sus Amigos", el personaje se hizo tan famoso que la editorial decidió incorporarlo a los cómics (como le ocurriría en los noventa a la Harley Quinn de la serie de Batman). Le cambiaron un poco los poderes (microondas en vez de fuego), la volvieron bastante más idiota, le hicieron una historia en la que la Reina Blanca la manipulaba para tratar de convertirla en la asesina del Club Fuego Infernal y la metieron en el proyecto de grupo juvenil que Marvel creó en los noventa: Los Nuevos Guerreros, una especie de Vengadores junior que seguían la estela de éxitos como los Nuevos Mutantes/X-Force o los Titanes de la editorial DC. Y, a partir ahí, salvo por algún encuentro con el profesor Xavier o con excompañeros de los Infernales, se terminó toda conexión de Angélica con los mutantes. Ha pertenecido a los Vengadores, a la Iniciativa de los 50 Estados y, ahora, a las Marvel Divas, pero a Utopía no se ha acercado ni de lejos.

- Vengadores de los Grandes Lagos: Nacieron de una de las ideas locas de John Byrne (sólo hay que leer la serie de Hulka para ver lo tremendamente absurda, en el buen sentido, que puede llegar a ser una colección de superhéroes) como una versión humorística de los Vengadores y la JLA de DC (sus siglas en inglés son GLA), pero consiguieron establecerse en el corazoncito de los aficionados. Y es que Big Bertha (la versión femenina de la mole), el Hombre Plano (un Mr. Fantástico chafado), el Hombre Puerta (se "abre" y te puedes transportar a otro lugar), Dinah Soal (una mujer pterodáctilo rosa) y Mr. Inmortal (resucita cuando le matan) tienen algo especial a pesar de lo inútiles que sean o de su obsesión por cambiar de nombre. Big Bertha y el Hombre Plano siempre han sido mutantes, pero parece que hacer poco se dieron cuenta de que el resto (incluidos nuevos miembros como la Chica Ardilla) también lo era (Dinah Soar no, porque llevaba tiempo fallecida). Por supuesto, este descubrimiento fue aprovechado para cambiarse de nombre a X-Men de los Grandes Lagos. A ver si con esto se prodigan más por Utopía y le añaden un poco de gracia a la isla mutante, que los chicos de la X se están volviendo muy serios (puede que sea porque Lobezno sale en todas y cada una de las colecciones y carece de sentido del humor).

- Molly Hayes y Klara Plast: Cada miembro de los Runaways es hijo de un arquetipo clásico de supervillanos: científicos locos, capos mafiosos, brujos oscuros, extraterrestres, viajeros temporales y, por supuesto, mutantes malvados. De estos últimos es hija la pequeña Molly Hayes, la benjamina del grupo, una testaruda y superfuerte niña que usa el nombre en clave de "Princesa Poderosa". También es mutante la recién llegada del siglo XIX Klara Plast, con habilidad para controlar las plantas. Sus únicos contactos con la Patrulla se dieron cuando la Bestia se encontró a Molly en el zoo y cuando los X-Men intentaron que ingresara en la Escuela para Jóvenes Talentos (a la pobre Klara la ignoran porque nadie conoce su existencia). Por supuesto, la joven los rechazó. Ya se sabe, los Runaways son una piña (hasta que alguno desaparece y es sustituido por otro). En la imagen, ambas aparece jugando a la consola con Víctor Mancha, también miembro de los Runaways, hijo de Ultron y medio robot.

- Gata Negra, Namor, Madam Web, Capa, Puñal, Franklin Richards, etc. : La dominación absoluta de las colecciones con la X llevó, como ya vimos en otros artículos, a que muchos personajes fueran descubiertos como mutantes, aunque luego no fueran a tener nada que ver con la Patrulla X. Así Namor fue llamado "el primer mutante" (es un mutante de su raza porque es medio humano), Capa y Puñal pasaron a la línea X, la Gata Negra resultó que ya tenía poderes latentes cuando Kingpin le implantó los de dar mala suerte... la mayoría de estas chapuzas han desaparecido (Capa y Puñal han vuelto a quedar establecidos como humanos) o han quedado en el limbo de los misterios (aún no se sabe si la difunta Madam Web era o no mutante. De todos ellos, sólo ha mantenido su título de "mutante" el que menos papeletas tenía para ello: Namor, el Príncipe Submarino. Y es que su inclusión en la Cábala de Norman Osborn y en sus X-Men Oscuros fue el momento ideal para revindicar su "mutagenidad", establecer pasadas relaciones con Emma y situar al personaje en un ambiente en el que parece (increíblemente) que su ego y su prepotencia encajan mucho mejor que en el entorno de Vengadores o 4 Fantásticos. Un cambio radical que permite volver a sacar jugo a uno de los personajes más ancestrales (el hombre del bañador de escamitas verdes apareció en 1939 cuando aún la editorial no se llamaba Marvel ni existía Stan Lee) y, en ocasiones, olvidado de la Casa de las Ideas.

Y, por ahora, ya es suficiente. Nohombreequisados saludos a todos.

2 comentarios:

  1. Te falto mencionar a justice miembro original de los new warriors. Y tambien vengador. Ha estado alejado del universo mutante salvo un pequeño periodo que se unio a shinobi shaw más en calidad de espía y por ende aparecio en el titulo de x-force. Pero fuera de eso no ha estado unido a los x

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, me faltó Justicia. Y alguno más seguro. Tendré que hacer una segunda parte al artículo. Gracias por el comentario

    ResponderEliminar