Páginas

miércoles, 12 de octubre de 2011

Tú que eres tan mala y tan lista... 3

Sigo con aquellos que empezaron siendo malvados pero se pasaron (fingida o realmente) al lado de los buenos.

- Calisto: Como líder del grupo de mutantes proscritos y deformes que vivían en los túneles bajo Nueva York y que recibía el nombre de Morlocks, Calisto ordenó el secuestro del bello Ángel para que fuera su esposo. Esa acción le supuso el enfrentamiento con la Patrulla X y la pérdida de la jefatura de los Morlocks en un combate con Tormenta. A partir de ese momento, Calisto pasaría a ser una valiosa aliada para los X-Men a los que acompañaría en diversas ocasiones. Pero la vida de un Morlock nunca es fácil. La Masacre Mutante, el ataque a los supervivientes de Isla Muir, la manipulación de Máscara, el fin de su relación con Coloso, el enloquecimiento de sus compañeros, el suicio colectivo Morlock, la vida en el mundo parelelo de la Colina... a nadie debe sorprender que cuando volvió a aparecer, su visión del mundo fuera diferente y sus lealtades hubieran cambiado en favor de su hija adoptiva Médula. La incorporación de esta a la Patrulla X, revivió su alianza con los hombres X, pero con la pérdida de los poderes de ambas tras el Día M los genes de Calisto de "madre coraje" volvieron a activarse. Y ahí están las dos juntitas, buscando desesperadamente una forma de recuperar las habilidades que perdieron.

- Médula: Tras la su supuesta muerte en los inundados túneles de Nueva York, los Morlocks fueron llevados por el inestable Mikhail (el hermano mayor de Coloso) a una realidad conocida como la Colina en la que el más tarado de los Rasputín se dedicó a criar a la nueva generación a base de combates de gladiadores. Los mejores combatientes (los que sobrevivieron más tiempo) se hicieron llamar Gene-Nación y, una vez regresaron a la realidad, atacaron a la Patrulla X. Entre ellos, destacaba Médula que profesaba un profundo odio hacia los hombres X por todo lo que los Morlocks habían pasado. Pero Tormenta le aplicó la misma medicina que a su madre adoptiva Calisto y Médula acabó entrando en razón (no hay nada como que te atraviesen el corazón con una navaja para replantearte tu escala de valores). Durante un tiempo fue parte de los X-Men, hasta que desapareció entre las brumas de los personajes caídos en desgracia. Y allí siguió hasta que se la vio como una de las afectadas por el "No más mutantes" de la Bruja Escarlata. Espero que recupere sus poderes, porque algo tan gore como un mutante que se arranca los huesos del cuerpo para usarlos como armas no es algo que deba ser desaprovechado.

- Cáliban: Otro Morlock (parece que es el día dedicado a ellos), aunque este tampoco se puede decir que empezara siendo muy maléfico. Cierto es que secuestró a Kitty Pride para que se casara con él, pero también es cierto que se debió a una promesa que la chica le hizo y a ciertas diferencias culturales. Solventado el embrollo, Cáliban volvió a ser el buenazo más buenazo de todo el universo marvel. Hasta que Apocalipsis le convirtió le prometió poder para vengar a los caídos en la Masacre Mutante y se convirtió en uno de sus jinetes. Sin embargo, la fase malvada le duró hasta que Dientes de Sable le dio la paliza de su vida. Tras eso, se integró en X-Force y, mas tarde, ayudó a los X-Men durante el Compejo Mesias, saga en la que fue asesinado por los Cosechadores mientras ayudaba a Sendero de Guerra.


- Lady Mente Maestra (Regan Wyngarde): Esta no es Morlock, sino una de las incorporaciones del curioso grupo que se montó Mike Carey para el principio de sus X-Men y que hacía las veces de chica mala y sexi (con permiso de Mística que hacía de mala/madre redimida). Si la elegió por que le gustaba el personaje o especialmente para lo que ocurriría en "Cegados por la luz" puede que nunca lo sepamos, pero estuvo bien tener a este proyecto de nueva Reina Blanca. Como mala o como mala que simula que es buena, Regan mola mucho.

La Centinela Omega en plan chungo
- Lady Mente Maestra (Martinique Jason): Cuando aún era la única hija de Mente Maestra y su alias no incorporaba ningún "lady", Martinique fue reclutada por nuestro querido Madrox para que formara parte de los X-Corps, la policía mutante que Banshee había montado. Su trabajo, durante el tiempo que duró el equipo, fue el de controlar con sus ilusiones a miembros tan díscolos como la Mole o Avalancha. Pero el corazoncito de Martinique es tan negro como el de su padre o el de su hermana y no pudo resistirse a la oferta que Mística le hizo.

- Centinela Omega: Tampoco es que la podamos calificar como malvada. Simplemente, era uno de los robots asesinos de mutantes que Bastión había creado a partir de humanos durante la Operación Tolerancia Cero. Pero no hay lavado de cerebro que se resista al tratamiento conjunto del profesor Xavier y de Magneto. A partir de ahí, la robótica Karima Shapandar se dedicó a ayudar a los buenos e, incluso, se unió a los X-Men cuando los lideraba Pícara. Por desgracia para ella, la posesión de Maléfica y la reaparición de su programación centinela dieron al traste con sus buenas intenciones. Su último momento de lucidez lo usó para pedirle a Infernal que la matara. Muy trágico.

Y con esto y un bizcocho, terminamos por el momento. Tuqueerestanmalosos saludos para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario