Páginas

jueves, 6 de octubre de 2011

Una lagrimita por los muertos 8

El otro día hablaba de Regan Wyngarde (alias Lady Mente Maestra) y hoy le toca el turno a su difunto papá: Jason Wyngarde, el Mente Maestra original que crearon Stan Lee y Jack Kirby como parte de la primera encarnación de la Hermandad de Mutantes Diabólicos de Magneto. Con su poder para crear ilusiones tampoco es que aportara demasiado al grupo, pero aportaba ese punto freak de circo de los monstruos que compartía con el Sapo (otro que tenía unos poderes increíblemente inútiles) y que más tarde se vería incrementado con las incorporaciones de Mole y Unus el Intocable (uno más del club de villanos con poderes sosos, la época era lo que tenía). La Bruja Escarlata, miembro de esa primera Hermandad, calificaría a Mente Maestra como "repulsivo" y no sólo por su aspecto. La personalidad de Jason tampoco es que fuera para tirar cohetes por su misoginia, machismo, envidia, brutalidad, perversión, ambición desmedida, falta absoluta de moralidad e ineptitud para las relaciones sociales. La hija de Magneto no sería la última en sentirse asqueada ante las formas del baboso Mente Maestra.

Tras ser reclutado por Cambiante/Morfo para el grupo de malosos Factor Tres y tener que aliarse con los X-Men para derrotar a su jefe (un supuesto mutante que resulto ser un alienígena maligno con intenciones de acabar con la cualquier forma de vida en el planeta Tierra) al bueno de Mente Maestra se le perdió la pista durante bastante tiempo. Hasta que Claremont decidió rescatarlo como miembro del Círculo Interno del Club Fuego Infernal (supuestamente como una de las Torres, aunque nunca se llegó a aclarar).

Jason con su disfraz en el Club con Fénix como Reina Negra
Bueno, en realidad nadie sabía que se trataba de Mente Maestra. En ese momento se presentó como Jason Wyngarde (hasta entonces nunca había usado ese nombre) y con un aspecto mucho más atractivo (aunque seguía conservando su nivel de "repulsividad" a juzgar por las declaraciones de la camarera que aparecía en la historia de Doble Negativo). Durante esa época sus poderes demostrarían su verdadera utilidad y fuerza, tanta que le permitían combatir en partidas de ajedrez contra la telépata Reina Blanca (Emma Frost) en el plano astral (como se vio, también, en Doble Negativo). Pero eso sólo serían meros divertimentos. Donde Jason volcó su maldad fue en convencer a Fénix de que era Lady Grey, una antepasada de Jean perteneciente al Club Fuego Infernal cuyas perversas diversiones englobaban cacerías humanas, torturar sirvientes y otras lindezas por el estilo (entre ellas liarse con el propio Jason). Así, el Club Fuego Infernal consiguió hacer de Fénix su fiel Reina Negra y hacer que se enfrentara a sus antiguos compañeros de la Patrulla X. Pero la manipulación se le fue de las manos y la supuesta Jean Grey acabó convirtiendo en Fénix Oscura, una omnipotente y malvada entidad que destruyó sin esfuerzo un sistema solar con 5000 millones de formas de vida inteligentes.

Tras este fracaso y su expulsión del Club Fuego Infernal, poco se supo de Mente Maestra hasta que un cura apareció en el avión que pilotaba la nueva novia de Cíclope: Madelyne Pryor. Haciendo uso del enorme parecido con la fallecida Fénix (recordemos que, por entonces, no estaba establecido que Maddie fuera un clon de Jean sino que sólo se parecían) y de las dudas reinantes en el grupo, hizo creer a todos que sus temores más profundos eran ciertos y que la pelirroja era la reencarnación de Fénix Oscura (en la imagen, la portada de uno de los cómics de la saga). Pero al pobre Jason se le debió olvidar que sólo podía hacer ilusiones y el que todos continuaran vivitos y coleando después de que Fénix les hubiera abrasado, dio una pista bastante buena de quién estaba detrás del engaño.

Pero no todo fueron derrotas en la vida de Mente Maestra. Al menos ha tenido dos victorias dignas de mención. La primera fue manipular a la confusa Pícara para abandonase a Mística (poco antes de su jueguecito con Maddelyne), hacer que Mariko Yoshida cancelase su boda con Lobezno y que el Vigía tuviera tanto miedo a usar sus poderes que se encerrara en la Bóveda y sufriera el desdoblamiento de personalidad que daría lugar a la creación del Vacío (eso visto en un flashback) .

Las hermanas Wynwarde
Y poquito más dio de sí Jason, salvo para ser una de las víctimas del Virus del Legado. Sin embargo, su legado no se perdería con él pues, siguiendo esa nueva tradición de sustituir a un personaje por su hija (véase Kraven, el Hombre Gigante o Cráneo Rojo) o por cualquier otra jovencita (Ojo de Halcón, Mr. Siniestro o el Doctor Octopus) se descubrió que tenía una sucesora, Martinique Jason (o Martinique Wynwarde, dependiendo del día), que asumió el nombre y la moralidad de su papá, aunque sus habilidades eran bastante más poderosas. Tan bien fue la sustitución que no sólo su padre permaneció muerto, sino que dos autores se disputaron el uso del personaje. Claremont, entonces guionista de X-Treme X-Men, salió perdiendo. Pero el antiguo Patriarca Mutante no se amilanó y creó otra hija llamada Regan Wyngarde y que usaba el alias de Lady Mente Maestra. Este movimiento, que al principió pareció un poco cutre, acabaría dando una nueva dimensión a los personajes de las dos medio hermanas (gracias al profundo odio que sentía la una por la otra) y ha impedido que caigan en el olvido y formen parte de grupos como los X-Corps, los X-Men o la Hermandad liderada por la nueva Maddelyne Pryor.

Pero como no hay dos sin tres, Mente Maestra consiguió engañar a otra mujer lo suficiente para que le diera otro vástago. Una hija, por supuesto, que no es otra que la fugazmente proclamada como heredera de Júbilo y Kitty como benjamina del grupo y ahora integrante de los numerosos personajes de reparto de Utopía... (redoble de tambores) ¡Hada! (en la imagen) Quién se iba a imaginar en ese número 4 de Unncany X-Men en la que la Bruja Escarlata le rechazaba con asco que , al final, Mente Maestra iba a terminar siendo un Casanova. Y seguro que en el futuro aparecen más hijas no reconocidas (esperemos que no tengan los mismos poderes, porque ya hay superpoblación de mutantes creadores de ilusiones). Pero de eso hablaremos en el futuro. De momento, sólo puede decir mentemaestrados saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario