Páginas

jueves, 24 de noviembre de 2011

Cachibaches mutantes

A pesar de que las mutantes no son unas colecciones en que se pone especial énfasis en la tecnología, sí que tienen una serie de inventos con los que están tan íntimamente relacionados, que algunos son parte fundamental de la vida de nuestros héroes. Estos son algunos de ellos:

- Trajes de moléculas inestables: Creados por Reed Richards (Mr. Fantástico) los trajes de moléculas inestables se adaptan al cuerpo del que lo lleva como un guante y se adapta a sus poderes. Gracias a ellos, los mutantes pueden marcar músculos desconocidos por la ciencia médica y evitar esas molestas roturas que sufre Hulk cuando se transforma.

- Sala de Peligro: La archiconocida sala de entrenamiento comenzó como una habitación llena de trampas, armas y autómatas a los que los X-Men debían enfrentarse. Con el paso del tiempo fue sofisticándose con la adquisición de nuevos programas y funciones (gimnasio, cárcel, etc.) hasta que alcanzó su máximo con la tecnología holográfica que fue les proporcionó Lilandra (novia de Xavier y emperatriz de la raza alienigena conocida como los Shi'ar). Con estas mejoras su capacidad para generar situaciones de combate se hizo casi ilimitada. El espacio, una ciudad, un barco pirata en el mar, el limbo... cualquier cosa que los estudiantes imaginaran podía hacerlo realidad, sin tener en cuenta ningún tipo de lógica. Su único impedimento era causar la muerte de uno de los mutantes. Este tabú, en parte, cayó cuando adquirió consciencia propia y convenció a uno de los estudiantes (Alas) para que se suicidara. Pero eso no le bastó y, con el nombre de "Peligro" y un cuerpo nuevo, persiguió a la Patrulla con el objetivo de matar a Xavier. Y, precisamente, el profe fue quien la arregló y le quitó sus ansias asesinas. Actualmente es la carcelera de Utopía.

- Cerebro (ahora Cerebra): A veces tiene el tamaño de un ordenador de sobremesa y a veces ocupa una sala inmensa. A veces tiene un casco y a veces funciona con teclado. A veces amplifica los poderes psi y a veces su única función es la de encontrar mutantes. A veces sólo lo pueden usar los telépatas y a veces lo puede utilizar cualquiera. A veces sólo detecta personas con el gen X y a veces te señala al Juggernaut. Sea como sea, el sistema de detección de mutantes ha tenido un papel fundamental en la historia de los X-Men al haber encontrado a casi todos sus componentes. Hasta conciencia propia (sí, en esa mansión hasta las aspiradoras piensan por sí mismas) después de que el supercentinela conocido como Bastión se lo llevara. Y usó sus archivos de la Sala de Peligro para crear sus propios X-Men (llamados Rey Gris, Chaos, Mercury, Crux, Landslide y Rapture) mezclando características de la Patrulla y de la Hermandad de Mutantes Diabólicos. El argumento resultó de lo menos afortunado, pero hay que reconocer que los diseños de Carlos Pacheco molaban bastante. Después de la primera película de los X-Men, se cambió al viejo Cerebro por la moderna Cerebra.

Bueno, y por hoy ya vale, que me enrollo como las persianas. Cachibachados saludos a todos.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Los Mutantes Más Poderosos

Muchas son las listas que se han hecho con los superhéroes, mutantes o no, que se consideran más poderosos. Y como yo no iba a ser menos y a mi alma de Zoólogo le encantan las listitas y clasificaciones, aquí va la mía con los mutantes más potentes:

1- Bruja Escarlata: La primera posición es para la hija locuela de Magneto. Sus poderes mutantes de alteración de las probabilidades unida a su dominio de la brujería la hacen casi omnipotente. Se ha creado unos hijos a partir del alma de un demonio, ha resucitado a aquellos que ella misma había asesinado (Ojo de Halcón, por ejemplo), ha alterado la realidad para adaptarla a lo que ella imaginaba que su padre quería y, con una frase, dejó sin poderes al 90% de la población mutante. Tanto poder y es incapaz de hacerse un traje decente.

2- Franklin Richards: El hijo de los Fantásticos Reed Richards y Susan Storm tiene (o tuvo, porque no sé si los perdió el Día-M) poderes para dar y tomar, tanto psíquicos como de alteración de la realidad. Telepatía, precognición, forma astral, resurrección (de Galactus, nada menos), viajes en el tiempo... hasta un universo en miniatura llegó a crear. Los Celestiales, los "dioses" cuyas alteraciones genéticas dieron lugar a mutantes, admiten que el niño es la cumbre de sus experimentos científicos.

3- Legion: en principio, el hijo autista de Xavier tenía la mente dividida en tres personalidades diferenciadas que respondían a los nombres de Jemail Karami (con el poder de la telepatía), Jack Wayne (con poderes telequinéticos) y Cindy (con el poder de la piroquinesis o creación mental de fuego). Cuando se unificaron tiempo después, el resultado fue mayor que las suma de las partes y demostró tener capacidad para viajar en el tiempo y teleportarse. Pero eso no era nada comparado con lo que puede hacer ahora con las miles de personalidades que poblan su cabeza. Entre sus poderes, a parte de los citados, destacan la creación de realidades (Era de X fue una de ellas), transferencia energética, transformar a la gente en sal, superfuerza, posesión colectiva, manipulación temporal y un infinito etcetera.

4- X-Man: La versión de Cable de la realidad alternativa conocida como la Era de Apocalipsis, carece de los impedimentos del mutante del pistolón pues no tiene que un virus tecno-orgánico en su brazo que trata de devorarlo. Por esta razón, sus poderes telepáticos y telequinéticos rozan el nivel de un dios. Como muestra, creó una personificación con energía psiónica de Madelyne Pryor, abrió un portal a la citada Era de Apocalipsis, se autodestruyó en millones de partículas para unirse con todos los seres vivos y volvió a reunificarse hace no mucho.

5- Rachel Summers: La hija Cíclope y Jean proveniente de una realidad alternativa futura, no fue sustituida por la entidad cósmica Fénix como su mamá, sino que estaba conectada totalmente a su poder. Con él que no sólo podía leer mentes y mover objetos, sino alterar la estructura de cualquier objeto (muy útil para transformar tu uniforme en un vestido de noche), manipular la energía o viajar en el tiempo. Ahora que Hope y la Bruja Escarlata han desmantelado (o lo que quiera que hicieran) la Fuerza Fénix, Rachel habrá perdido gran parte de su poder. Pero ya se sabe, el que tuvo, retuvo.

Y, por hoy, ya está bien. Máspoderosos saludos a todos.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tú que eres tan mala y tan lista... 4

Continuamos con más gente malvada, que hay unos cuantos entre los mutantitos.

Juggernaut: El hermanastro del profe lleva desde el número 12 de la colección original siendo el avatar en la Tierra de la destructiva deidad llamada Cyttorak. En estos 46 añitos a Cain Marko le ha dado tiempo a casi cualquier cosa: destruir edificios, reiterar que nadie le puede parar a pesar de sus múltiples derrotas, perder contra cualquiera que le pudiera quitar el casco y fuera amigo de un telépata, desarrollar una extraña e íntima relación con Tom el Negro (su mejor amigo y primo malvado de Banshee) y, sí, pasarse una temporada en el bando de los buenos. Vale, en principio era una farsa para atacar a los X-Men, pero el asesinato de Sammy Paré (un niño pez con el que se llevaba muy bien) a manos de Tom y que Cyttorak se enfadara con él por no destruir lo suficiente, hicieron que el cambio fuera real. Durante ese periodo perteneció a los X-Men y, un poco más tarde, a Excálibur. Ahora ha vuelto a las andadas, que parece que es lo que mejor se le da.

Ave de Muerte: La hermana de Lilandra (esposa fallecida del Profesor Xavier y soberana del estelar Imperio Shi'ar) nunca tuvo un carácter muy tratable. Marginada por sus tener alas (al resto de su especie sólo le salen plumas en la cabeza) y marcada por profecías de su futura maldad, la princesa creció hasta convertirse en una sádica psicópata que disfrutaba con el sufrimiento ajeno y fue condenada al exilio tras asesinar a su madre y a una de sus hermanas. Pero incluso las mayores villanas pueden tener alguna escala valores y Ave de Muerte apreciaba el Imperio Shi'ar más que nada en el Universo. Por eso no dudó en aliarse con los X-Men para detener la invasión de la entidad tecno-orgánica llamada Falange. Durante ese periodo, combatió codo con codo con los mutantes y empezó una curiosa relación con Bishop. Y cuando casi todo el mundo creía que se había reformado, demostró que se equivocaban al hacer creer a Bishop que el resto de la Patrulla había muerto y él había quedado inválido. Una bellísima persona. Después, incluso, empeoraría aún más.

Doctor Némesis: El co-creador del androide conocido como Antorcha Humana (la original, no la de los 4F) se dedicó durante un tiempo a combatir el crimen usando una pistola de agujas hipodérmicas (qué fantásticos eran los años 40). Pero pronto quedó desilusionado por su falta de reconocimiento (modesto no es el señor). Y cuando agentes nazis fueron a reclutarle, él decidió darles una oportunidad. Durante meses trabajó para el reich desarrollando maquinaria bélica hasta que los Invasores (el equipo de superhéroes que luchó en la Segunda Guerra Mundial y del que formaban parte, entre otros, el Capi, Bucky, Namor y la Antorcha Humana) detuvo sus maquinaciones y le dio por muerto. Ni que decir tiene que los rumores acerca de su fallecimiento fueron demasiado exagerados. Arrepentido por sus alianzas durante la guerra, dedicó su vida a cazar supercientíficos nazis escondidos hasta que aceptó la oferta de la Bestia de unirse al X-Club, la rama científica de Utopía, para investigar alguna forma de contrarrestar el hechizo de la Bruja Escarlata que dejó sin poderes al 90% de los mutantes.

Y eso es lo que hay por el momento. Otro día seguimos. Túqueerestanmalosos saludos a todos.

jueves, 10 de noviembre de 2011

No estaba muerta, que estaba de parranda

El otro día hablaba de que la vuelta de Fénix había supuesto un antes y un después en lo que a resurrecciones tebeísticas se refiere. A las vueltas a la vida y a las explicaciones del tipo “en el último momento salté del avión y…”. Dentro del último grupo, estas son algunas de las más sonadas de la historia de los mutantes:

- Profesor Xavier: Mucho antes que lo hiciera Fénix, su mentor ya puso en práctica el truquito de la muerte falsa. Después de que lo asesinaran en un enfrentamiento con Grotesco, el verdadero profe apareció para sorpresa e indignación de sus alumnos para explicarles que el fallecido había sido el metamorfo Cambiante, al que le pidió que le sustituyera para poder concentrarse en detener una invasión de alienígenas.

- Madrox: El bueno de Jamie ya utilizó esta excusa para aclararle a Shiryn que no había sido él quien se había acostado con ella, por lo que no debería sorprenderle a nadie que el que muriese por el Virus del Legado tampoco fuera él. Claro que se supone que la enfermedad causaba un estallido final de poderes y que los dobles muertos del Hombre Múltiple se reincorporaban en el cuerpo del original, pero ya se sabe: a fallecimientos gratuitos, soluciones cutres.

- Fénix: Si alguna vez ves una lista en Internet de las resurrecciones más probables, verás que Jean Grey suele aparecer en el primer puesto de casi todas ellas. Y eso que la pelirroja nunca regresó del infierno. Así que lo explicaré una vez más: la pelirroja fue suplantada por la fuerza Fénix y permaneció en animación suspendida bajo el mar hasta que los Cuatro Fantásticos la encontraron. Es cutre, pero no hay que ser imprecisos.

- Médula: Tormenta le atravesó el corazón para detener la bomba que iba conectada a él. Claro que nadie sabía que la chica… ¡tenía dos corazones! Maravillas del gen mutante: una chica a la que le crecen los huesos posee dos órganos cardiacos. Lógica ante todo. Y debía ser su corazón malvado, porque cuando regresó lo hizo más guapa y tan simpática que llegó a unirse a los X-Men.

Y por hoy, está bien, que cuanto más largo sea el artículo más pereza da leerlo. Otro día seguimos. Hasta entonces estabadeparranderos saludos a todos.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Apocalipsis y sus jinetes

Cuando Marvel se dio cuenta de que su idea de reunir al quinteto fundador de los X-Men en la nueva colección de Factor X no acababa de funcionar (en parte porque los pocos fans de la Patrulla X original hacía tiempo que se habían rendido a las maravillas de los nuevos tiempos) le suplicaron a Chris Claremont que les sacara las castañas del fuego. Pero el Patriarca Mutante declinó la oferta. Y no fue porque nunca estuvo de acuerdo con el lanzamiento de esa colección o la resurrección de Jean Grey, si no más bien porque ya cargaba con otras tres colecciones. Aún así, les recomendó para que ayudase a Bob Layton con los guiones a su amiga Louise Simonson, creadora de los Power Pack y esposa de Walt Simonson (en ese momento dibujante de la serie). Ella supo identificar lo que fallaba en la colección: Le faltaba Magneto. Pero el Amo del Magnetismo estaba muy ocupado siendo bueno en su papel de nuevo director de la Escuela para Jóvenes Mutantes. Así que se inventó a Apocalipsis. Al editor Bob Harras le encantó y haciendo gala de su "saber hacer", cambió la última página del número 5 para sustituir al Búho por Apocalipsis como líder de la Alianza del Mal, despidió al pobre Bob (que por otra parte se lo tenía merecido por usar al Búho y hacer que Cíclope abandonase a Madelyne Pryor) y puso a Louise al frente de la colección. Y con ese inicio tan absurdo e incoherente hizo su aparición el inmortal metamorfo con espíritu de darwinista radical y cara de Darkseid (un malo de Superman al que se parece en exceso).

Pero la buena de Louise no tardó en enderezar las cosas. Se deshizo de la maltrecha Alianza del Mal, le dio un motivo a Apocalipsis (la supervivencia del más fuerte) y, sabiendo el gusto generalizado por los grupos temáticos (como Zodiaco o la Sociedad Serpiente), se inventó a los compañeros perfectos para el malvado Apocalipsis: sus jinetes. Muchos han sido los personajes que han ostentado los títulos de Hambre, Peste, Guerra y Muerte, pero lo cierto es que pocos han estado a la altura de los originales. Estos son los cuatro que fueron elegidos en un primer momento para instaurar la ley de la selección natural por la fuerza bruta:

- Hambre: La joven Autumm Rolfson era anoréxica y tenía ganas de venganza. Una caldo de cultivo perfecto para el señor Apocalipsis que le concedió la oportunidad de poner en su sitio a todos aquellos que la habían despreciado. La chica aceptó y su poder mutante de convertir los alimentos en polvo (de ahí su enfermedad) se incrementó para dejar en los huesos a quien tocara. La Bestia fue una de las víctimas de esta dieta milagro, aunque consiguieron rescatarle a tiempo.

- Guerra: Abraham Kieros era un soldado que había quedado paralítico en la guerra de Vietnam. Frustrado y abandonado, el antiguo militar unió gustosamente a la causa (la mayoría de los jinetes se han unido a su señor por voluntad propia) su capacidad para crear explosiones. A cambio, Apocalipsis le devolvió la movilidad, un peinado de monje y un caballito mecánico volador. 

- Peste: La Morlock Plaga ya había aparecido tiempo atrás en los cómics de la Patrulla X haciendo que Kitty Pryde enfermara. Así que su moralidad ya era de sobra conocida. La Masacre Mutante que los Merodeadores llevaron a cabo entre sus compañeros Morlocks no le mejoró demasiado el carácter. Cuando Apocalipsis la rescató, poco tuvo que decirle para que aceptara servirle y ver sus poderes aumentados. Y su primera acción como Peste fue matar a cualquiera que se encontrara en Central Park. Simpática ante todo, la mujer.

- Muerte: El último jinete, su líder, era una sorpresa. Ni más ni menos que el miembro de Factor X: Ángel. Después de que le amputaran las alas debido a las heridas que había sufrido en la Masacre Mutante y a los tejemanejes de su supuesto mejor amigo Cameron Hodge (y en realidad peor enemigo), el pobre Warren Worthington III cayó en una depresión que le llevó a escaparse del hospital y a suicidarse explotando su jet privado (otro de los sabotajes de Cameron Hodge). Sólo la intervención de Apocalipsis consiguió rescatarle de una muerte segura. En agradecimiento y ante la promesa de devolverle sus alas, Warren se sometió a un cruel procedimiento de dolor y condicionamiento mental que le convirtió en la perfecta arma de matar: Muerte, un cruel halcón de alas metálicas y piel azulada que comandó el escuadrón de jinetes de su señor. El control de Apocalipsis cayó gracias a la intervención del Hombre de Hielo pero el mutante que surgió de Muerte, poco tenía que ver con su personalidad anterior. Arcángel era más brutal, más violento y, por qué no decirlo, más útil de lo que había sido nunca el bueno del Ángel.