Páginas

lunes, 19 de diciembre de 2011

Cómo ser mutante

Las malas lenguas dicen que Stan Lee creó a los mutantes para no tener que inventar más orígenes de los superhéroes en los que tuvieran que adquirir sus poderes de forma original. Después de usar rayos cósmicos, arañas radiactivas, martillos asgardianos, armaduras metálicas, radiaciones gamma y partículas científicas nadie se lo podría reprochar, pero tampoco hay que olvidar que en los sesenta el tema de las mutaciones y los niños con características anormales (poderes incluidos) era un tema bastante recurrente en la literatura de ciencia-ficción de la época.

Fuera por la razón que fuera, los mutantes quedaron constituidos como personas nacidas con poderes maravillosos que eran odiados y temidos por la humanidad. Pero la causa de esas mutaciones no tenía tanto que ver con la actual. Nada de Gen X. La razón de esas extrañas habilidades era, como no podía ser de otra forma en plena Era Atómica, la influencia de las radiaciones. Así, la Bestia tenía poderes porque su padre había sido radiado en su trabajo de técnico nuclear y la isla mutante Krakoa que salió en el Giant Size (y a la que detectó el mismo Cerebro) se formó por las pruebas nucleares que se realizaron en su territorio.

Pero esto daba pie a un gran problema ¿por qué eran odiados los mutantes por tener poderes y querían a Spiderman si su origen era el mismo? Durante bastante tiempo el concepto de mutante estuvo algo confuso. Así se daban habitualmente situaciones como que el morlock Caliban, cuyos poderes son de detección de mutantes, le dijera a Spiderwoman que eran iguales a pesar de que las habilidades de la chica no fueran de nacimiento.

Toda esta inderminación terminó con el establecimiento de que el Gen X era lo que definía a los mutantes como especie, el Homo superior, la nueva evolución humana que sustituiría al Homo sapiens.

lunes, 12 de diciembre de 2011

El Club Fuego Infernal

El conocido club de mi-llonarios fue creado por Chris Claremont y John Byrne basándose en un capítulo de la serie de televisión británica Los Vengadores. Eran otros tiempos y nadie vio del todo mal que se trasla-daran de una forma tan similar al cómic mutan-te características como el nombre (que de hecho era el de una sociedad supuestamente satánica existió de verdad en el siglo XVIII y a la que perteneció Benjamin Franklin), su carácter elitista e, incluso, su estrafalario código de vestimenta. Solo hay que ver la foto de Emma Peel ataviada con su traje de Reina del Pecado para darse cuenta de que sus similitudes con la Reina Blanca Emma Frost no son casuales.

Pero, aparte del origen de la idea, la aparición del Club simbolizó el inicio de la más impor-tante saga mutante (Fénix Oscura) y la in-troducción de un tipo de malvado más refinado y que, aunque también quiere conquistar el mundo, prefiere hacer uso de sutiles manipula-ciones y sus amplios recursos antes que recurrir al enfrentamiento abierto contra las naciones mundiales. De hecho, al Club pertenece (como en su versión real) cualquiera con el poder y el dinero suficiente. Entre sus ilustres miembros se encuentran Warren Worthington III (Ángel), Anthony Stark (Iron Man), Roberto da Costa (Mancha Solar), Norman Osborn (Duende Verde) o, en su rama inglesa, Brian Braddock (Capitán Britania) y su hermana Elizabeth Braddock (Mariposa Mental). Y es que, su verdadero peligro no es conocido. El sadismo y la crueldad se encuentran en las entrañas del Club. En su Círculo Interno. Ellos son los dirigentes de la sociedad, los que maquinan para hacerse con el planeta, los que disfrutan de placeres más allá de la moral, los que son protegidos por soldados sin cara (en realidad llevan una máscara) y a los que se les concede un título basado en las piezas de ajedrez. Estos eran los miembros de ese selectísimo Círculo cuando aparecieron por primera vez en las páginas de la Patrulla X:

- Rey Negro - Sebastian Shaw: Importante industrial de reputada familia, el presidente de Industrias Shaw es uno de los principales proveedores de armas al gobierno norteamericano siendo su producto estrella los robots gigantes conocidos como Centinelas, a pesar de ser un mutante con capacidad de absorber cualquier clase de energía y transformarla en fuerza bruta.


- Reina Blanca - Emma Frost: La actual heroína de la Patrulla X fue, en principio, la devota aprendiz de Sebastian Shaw y, más tarde, su principal apoyo en sus numerosos y abyectos proyectos. La fundación de la Academia de Massachusetts para entrenar a jóvenes mutantes le dio una finalidad propia que la fue apartando de su antiguo mentor hasta que, tras la muerte de sus estudiantes y un prolongado coma, cambió de bando.


- Alfil Blanco - Donald Pierce: Herido por Cable en una escaramuza, el millonario Donald Pierce tuvo que ponerse implantes cibernéticos para sobrevivir. Sus partes mecánicas fueron creciendo a medida que lo hacía su odio a los mutantes. Tiempo después, junto con antiguos soldados del Club que tuvieron que robotizarse para sobrevivir a las heridas que Lobezno les causara, fundó los Cosechadores, una banda de terroristas y ladrones anti-mutantes.


- Alfil Negro - Harry Leland: El más anodino de los miembros del Círculo Interno es un mutante con la capacidad de incrementar su masa (y la de los demás) ¿Por qué los personajes gordos siempre tienen que tener algo relacionado con la masa, la gravedad o la fuerza? Ni idea, pero este señor no da para más. Solo ha hecho otra cosa digna de mención que contaré otro día.


- Tessa: La eterna asistenta de Shaw. Siempre en la sombra, con su moño y su pinta de no haber roto un plato en la vida, a pesar de ir en ropa interior negra. Pocos imaginaban que la chica no solo era un mutante (sus poderes se podrían describir como cerebro superdotado con memoria enciclopédica y capacidad para calcular cualquier posibilidad, sus efectos y la forma de aprovecharlos) sino que también era un agente doble infiltrado que pasaba información a Xavier. Después de su paso por los Exiliados, poco se ha sabido de ella. A ver si la traen de vuelta que siempre se agradece tenerla organizando.


Para variar, esto se ha alargado hasta lo indecible, así que otro día seguimos. De momento, clubfuegoinfernados saludos a todos.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Apocalipsis y sus jinetes 2

Una vez libre de la influencia de Apocalipsis, Arcángel se reunió con sus compañeros, dejando vacante el puesto de Muerte (también quedó libre el de Peste porque la pobre se esmorró desde su estupendo caballo mecánico volador). Aunque no tardaría en ser cubierto.

- Caliban / Muerte: El morlock albino y escuchimizado clamaba venganza contra aquellos que habían asesinado a su gente durante la Masacre Mutante. Apocalipsis aprovechó este sentimiento para transformarlo en el cazador perfecto al añadir superfuerza y superagilidad a sus habilidades de detección de mutantes. Es uno de los pocos jinetes a los que no les han lavado el cerebro. Él quería matar a Dientes de Sable y cualquier cosa valía para conseguir su objetivo. No tuvo demasiado éxito, pero se ganó un sitio en X-Force.


- Hulk / Guerra: Teniendo en cuenta que Apocalipsis nunca ha hecho ascos a los humanos (Mister Siniestro, por ejemplo) y que su único mantra es "la supervivencia del más fuerte", eligió al gigante escarlata como jinete de la Guerra. Para ello le vistió con armadura (de un diseño superbonito, como puede verse en la imagen) y le imbuyó de la energía del microcrosmos de Heroes Reborn. Mucha complicación para que se pegara con el Juggernaut.

- Ahab / Hambre: La saga de Los Doce (y sus alredores) es una de las mayores Cagadas (con mayúscula) de la historia de los X-Men. Entre sus mucho truños están sus absurdos jinetes, que parecen elegidos al tun-tun. Ahab era un ciborg del futuro de Rachel Summers (Fénix de Excálibur) y quien la obligaba en su tiempo a dar caza a otros mutantes. Con sus arpones ataba a las víctimas a su alma y como jinete les quitaba la vida.

- Caliban / Peste: Debía haber puestos vacantes y a Caliban le tocó repetir, aunque cambiando de puesto. Con lo pesado que es Apocalipsis con la supervivencia del más fuerte, a veces se pone recalcitrante con volver a usar a aquellos que han fracasado.

- Ave de Muerte / Guerra: Como la rebelde Shi'ar llevaba tiempo apareciendo por las coles mutantes, pues le dieron un puesto como el jinete Guerra. No creo que hiciera nada relevante salvo secuestrar a un par de X-Men.

- Lobezno / Muerte: El jinete Muerte asesinó a Lobezno. Pero resultó que el muerto era un skrull con la apariencia de Logan. Porque el verdadero Wolverine era, ni más ni menos, que el mismo jinete Muerte (con un mega-espadón que le habían dado por alguna razón desconocida). Ese era el gran bombazo de estos nuevos jinetes emulando a lo que había ocurrido con Arcángel unos años antes (aunque bastante peor). Eso y que, en recompensa por sus servicios, Apocalipsis le puso de nuevo el adamantium en los huesos (después de quitárselo a Dientes de Sable) terminando así la insufrible etapa del Lobezno/Perro pesado que tanto nos había "entretenido" desde que Magneto tuvo la pésima idea de arrancarle el metal del esqueleto.

Y hasta aquí la segunda tanda de esbirros de Apocalipsis. Jinetosos saludos a todos.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Sí que estaba muerta, pero se la resucita

Continuamos con el listado de muertos retornados de la vida, pero esta vez con los que sí que la palmaron.

- Magik: Como mencioné en las entradas dedicadas a Inferno, la invasión demoniaca de Nueva York terminó cuando Illyana Rasputin entró al Limbo (que está aparte del tiempo y el espacio) y sacó a su "yo" infantil antes de que aprendiera magia creando una paradoja temporal que hizo que el portal al Limbo se cerrara (si no sabía magia no podía haberlo abierto). Tiempo después, una Illyana olvidada por los guionistas moriría víctima del Virus del Legado. Pero, como se ha dicho, el Limbo está al margen del tiempo y el espacio y en él se cruzan varias realidades. Por tanto, no era ilógico (al menos no más ilógico) pensar que la Magik adolescente podría estar aún en el Limbo (hay una Tormenta que se convirtió en bruja). Pues no debía serlo tanto porque Belasco, el antiguo señor del Limbo, tuvo que recrearla con un hechizo. Con lo fácil que era la otra.

- Coloso: El mutante ruso quedó tan devastado por la muerte de su hermanita Illyana que no sólo abandonó a sus compañeros de la Patrulla para unirse a los Acólitos de Magneto, sino que, tiempo después, sacrificó su vida al inyectarse la cura del Virus del Legado para que, al reaccionar con sus poderes, se activara la vacuna y anulara la enfermedad. Pero el extraterrestre Ord pensó que con la sangre del ruso se podían sacar más cosas. Así que robó su cuerpo, lo copió y le dio vida. Un clásico superheroico.


- Mariposa Mental: Esta es de las mejores. Al comienzo de X-Treme X-Men, el antiguo Patriarca Mutante nos dejó a todos patidifusos al hacer que un villano desconocido llamado Vargas atravesara con su espada el cuerpo de la pobre Betsy. Tiempo después, con Claremont ya en la serie de la Patrulla, Mariposa reapareció en el mismo lugar en el que la habían asesinado sin saber qué había sucedido. Ya no hace falta ni explicarlo.


- Doug Ramsey (Cifra) y Warlock: El chico inteligente de los Nuevos Mutantes que no servía para luchar, revival ochentera) para decir que era Warlock, pero que había tardado en recordarlo. Muy lógica la cosa. A Doug le trajeron de vuelta junta al resto de muertos durante Necrosha. Sólo que él se quedó entre los vivos.
acabó demostrando que valor no le faltaba al ponerse delante de una bala que iba dirigida a Loba Venenosa. Fue uno de los momentos más sentidos de los 80 para los fans mutantes y la muerte del chico se puso de ejemplo durante mucho tiempo como ejemplo de lo peligrosos que era poner a niños en la línea de fuego. Su mejor amigo, el extraterrestre Warlock, no tardó en hacerle compañía en la otra vida al asesinarle Cameron Hodge en la saga Proyecto Exterminio. Pero ahí no iban a acabar las aventuras de estos dos. Mucho tiempo después se descubriría que un grupo de antimutantes (entre ellos Hodge) había cogido las cenizas del alien y el cuerpo del chico para crear la entidad tecno-orgánica llamada Falange que era bastante similar a Warlock. Entre ellos se encontraba un ser llamado Douglock que, casualmente, tenía la cara del chico. Pero, aunque estaba destinado a ser la mezcla resucitada de los dos amigos, algo se torció y los guionistas decidieron negarlo todo y que Douglock sólo fuera un miembro de Falange con la cara equivocada. Hasta que alguien decidió aprovechar el personaje para la vuelta de los Nuevos Mutantes (en pleno revival ochentera) para decir que era Warlock, pero que había tardado en recordarlo. Muy lógica la cosa. A Doug le trajeron de vuelta junta al resto de muertos durante Necrosha. Sólo que él se quedó entre los vivos.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Cachibaches mutantes 2

Seguimos con el repaso de los juguetes tecnológicos de los X-Men.

- Holosilla: (juraría que se llamaba así aunque en internet no sea capaz de encontrarlo) Otro de los regalos que la Emperatriz Lilandra hizo a su amante Xavier fue una silla de ruedas sin ruedas, que volaba y que contaba con toda clase de armas y accesorios. Creo que la entidad tecno-orgánica Falange se la comió, aunque ahora que el profe puede andar de nuevo poco importa eso.


- Inductor de imágenes: ¿Eres muy feo? ¿Tienes un color poco natural o una constitución monstruosa? ¿Tus problemas con el vello corporal necesitarían la asistencia de un peluquero canino? No desesperes porque este es tu cachibache mutante. Un pequeño aparatito que te proporcionará el aspecto que tú deseas. Rondador Nocturno, la Bestia y el Ángel han sido sus principales beneficiarios, aunque no los únicos (como nos demuestra Tormenta en la imagen).

- Pájaro Negro: El avión por antonomasia de los mutantes era, en principio, un Loockeheed Shield (RS-150) fabricado por la agencia de seguridad americana. Sin embargo, ha sufrido tantas destrucciones, reconstrucciones y mejoras con tecnología alienigena que poco más que el color tiene en común con el original.

Y eso es todo por hoy. Cachibachosos saludos a todos.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Grandes momentos: Inferno 2

Los efectos de Inferno fueron un terremoto en el universo mutantes que sacudió por completo los cimientos de universo mutante. Estos son los más importantes:

- Madelyne Pryor muere y se descubre que, en realidad, era un clon de Jean Grey creado por Mister Siniestro para asegurarse que sus genes se mezclaran con los de Scott Summers y crear así el mutante perfecto (obsesiones que tiene el paliducho con la familia Summers y sus genes). De esta forma Claremont recuperó el antiguo argumento de "es muy parecida a Jean Grey" para llevarlo hasta sus últimas consecuencias. Esto le dio a Claremont fama de alargar mucho los misterios, pues gran parte de los fans creían que el Patriarca Mutante llevaba pensado este planteamiento desde la aparición de Madelyne seis años antes cuando, en realidad, se lo había inventado tras la resurrección de Jean.

- Jean Grey absorbe parte de los recuerdos de su clon para sustituirla como madre para Nathan y no romper mucho la continuidad "pelirrojil" Jean-Fénix-Maddie-Jean.

- X-Factor descubre que la Patrulla X está vivita y coleando, poniendo fin a su muerte simulada (aunque todavía seguirán un tiempo en su base de Australia). Y estos a su vez se enteran de que Jean tampoco está tan muerta como suponían (aunque Lobezno y Magneto ya lo sabían).

- Los X-Terminadores son fusionados con los Nuevos Mutantes, lo que será un paso más en su transformación en X-Force. También contribuiría en este camino el fin de las tramas mágicas en la colección con el rescate de la Illyana Rasputín de siete años del Limbo (ya se sabe que está al margen del tiempo y el espacio) antes de que aprendiera magia y pudiera transportarse a esa dimensión, con lo que la Illyana adolescente nunca habría existido. La pérdida de "la niña oscura" fue, sin duda, la peor consecuencia de esta saga al cargarse a uno de los personajes más interesantes del universo mutante y a uno de los epicentros de la colección (el otro, Dani Moonstar, tampoco tardaría mucho en irse para dejar paso a los pistolones de los 90).

- Excálibur quedó bastante al margen de la saga por eso de que Rachel podía haber acabado con la historia en un aleteo de sus alas de Fénix. Aún así, también se llevan algo en su viaje de vuelta a Inglaterra pues descubren que los muertos están bien vivos, Meggan pierde el control de sus poderes tras ser poseída por un demonio y la espada-alma de Illyana (la expresión concentrada de su poder místico) pasa a ser posesión de Kitty Pride, que para algo era su mejor amiga, y queda clavada en una piedra a la espera de que su nueva dueña la reclame.

Bueno aquí acaba el repaso a la última gran saga de los 80. La siguiente, el Proyecto Exterminio, tendría un guión bastante más pobre y se usaría como trampolín con el que tansmutar toda la franquicia con vistas a la nueva década. Pero eso será otro día. De momento, infernales saludos a todos.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Grandes momentos: Inferno 1

Inferno es, junto con "la Saga de Fénix Oscura" y "Días del Futuro Pasado", uno de los eventos más recordados y famosos de la historia de los mutantes. Parte de su éxito se debe a que este fue el último gran crossover dirigido por Chris Claremont (Patriarca Mutante y guionista de cabecera de la Patrulla X durante más de 20 años) y supone el inicio del fin de los fabulosos años 80 mutantes.

El crossover se editó en 1989, pero su historia se empezó a fraguar mucho antes. Desde el momento en que la editorial resucitó a Jean Grey y Chris Claremont llegó a la conclusión de que sólo había sitio para una pelirroja en el universo mutante. Y en el corazón de Cíclope. Pero, como no podía ser de otra manera, iba a ser una despedida a lo grande. Tan grande que se desarrollaría en Patrulla X, Factor X, Nuevos Mutantes y X-Terminadores (esta última creada para el evento y que contaba las aventuras de los jóvenes mutantes que Factor X había reclutado: Ríctor, Bum-Bum, Rusty, Desliza, Artie, Sangui y Taki) y sus efectos se extendieron a cualquier colección que se desarrollara en Nueva York tal como Spiderman, Daredevil o Power Pack.

La historia comenzaba con N'Astirh y S'Ym, demonios del Limbo y antiguos servidores de Illyana Rasputín (también conocida como Magik) que llevaban mucho tiempo planeando la toma de control de su mundo y la invasión de la Tierra. Incluso se habían transformado en seres tecno-orgánicos tras infectarse a propósito con el virus del transmodo que transmitía el extraterrestre (y miembros de los Nuevos Mutantes) Warlock. En ese punto estaban cuando N'Astirh engañó a Illyana para que abriera uno de sus discos teleportadores a la Tierra. Pero este no sería un portal de transporte normal pues usando a 10 bebés mutantes a modo de pentagrama, este no se podría cerrar. Y a través de él se empezarían a filtrar las energías malignas que irían transmutanto el mundo real en sus versiones demoniacas.

Sin embargo esto no era suficiente para sus propósitos. N'Astirh y S'ym pretendían que el Limbo se fusionara con la Tierra y para eso necesitaban el sacrificio de los bebés mutantes. La encargada de hacerlo sería Madelyne Pryor, a pesar de que su propio hijo Nathan (el futuro Cable) se encontrara entre los elegidos. O, mejor dicho, porque su hijo se encontraba entre ellos, porque la pelirroja había sufrido un proceso de perversión que tenía planeado sacrificar a su retoño para vengarse de su marido Cíclope. Y es que ya quedaba poco de la simpática piloto de aviones. Ahora ella era la Reina Duende, una poderosa y vengativa villana que odiaba con toda su alma a Scott Summers. Este sentimiento el de odio a Scott, no las ganas de matar niños) era compartido por Alex el hermano siempre díscolo de Cíclope que se encontraba bastante solo después de que a su eterna compañera Polaris la poseyera el Merodeador conocido por Malicia. Y así nació una de las parejas más extrañas, atormentadas y efímeras de la historia del universo mutante.

Bueno, termino aquí, que me enrollo como las persianas. Mañana, el final y las consecuencias de este evento. Infernales saludos a todos.