Páginas

miércoles, 8 de febrero de 2012

Los mutantes más poderosos 2

6- Jamie Braddock: Nunca me ha llegado a quedar claro si el hermano mayor de Mariposa Mental y el Capitán Britania es o no un mutante. Unos días sí, algunos no porque le dio sus poderes un tío y en otro, los guionistas tiran por la calle de en medio con eso de que sus poderes eran latentes cuando el otro se los dio. Pero bueno, no nos compliquemos tanto la vida por un tecnicismo tonto. Lo que es seguro es que este aficionado al exhibicionismo puede alterar la realidad a su antojo... y que está loco de atar. La combinación deja la expresión "bomba de relojería" como un mero eufemismo. Aunque, la verdad es que me cae bastante simpático.

7- Jim Jaspers: Bajo el respetable aspecto de este parlamentario inglés con poco afecto por los superhéroes se escondía un mutante con aspiraciones criminales y que había acabado como una regadera por usar sus capacidades de alteración de la realidad. Entre sus proezas, destaca acabar con las leyes físicas y poner en peligro a todo el Multiverso. Tan mal estaba la cosa, que el Tribunal de Desarrollo Dimensional destruyó la realidad... quizás debería haber aclarado antes que todo eso se refiere a lo sucedido en la tierra alternativa conocida como Tierra 238. El de la tierra normal (el de la 616) aún no estaba tan loco, pero era mucho más poderoso y potencialmente indestructible. Por suerte "potencialmente" quiere decir que suele haber una forma de hacerlo.

8- Darwin: El miembro de X-Factor puede que no tenga unos poderes muy impresionantes, pero su capacidad para "evolucionar" y adaptarse a las circunstancias para sobrevivir le ha permitido evitar a la muerte hasta unos niveles que casi rozan la inmortalidad e, incluso, salir victorioso de un enfrentamiento con una diosa (de la que, por cierto, adquirió ciertos poderes divinos). Si un día su organismo llega a la conclusión de que su supervivencia depende del aniquilamiento general, no va a quedar vivo ni el guionista.

9- Chica Ardilla: ¿por qué pongo a la pizpireta integrante de los Vengadores (o Pararrayos o X-Men o Iniciativa o cómo quiera que se llamen ahora) de los Grandes Lagos y canguro de la hija de Luke Cage si sus únicos poderes son superagilidad y tener una cola peluda (qué mal suena eso)? Pues algo debe tener si ha derrotado a Muerte, a Blasstar, a MODDOK y a Thanos (el de verdad, certificado por el mismísimo Uatu, el Vigilante de la realidad, como puede apreciarse en la imagen). Con ese curriculum, este puesto es merecidísimo (tampoco es que me quede mucha más gente a quien poner).


Y aquí acabo. Iba a incluir a Apocalipsis, pero vistos sus compañeros de lista, me parecía que le faltaba bastante para poder compararse con ellos (incluida la Chica Ardilla, por supuesto). Sólo añadir que, en el listado anterior, Legión tendría que estar muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo más arriba. Puede que hasta se merezca el número 1 de la clasificación. Pero eso deberá ser otro día. De momento, mutantespoderososos saludos a todos.

lunes, 6 de febrero de 2012

Una lagrimita por los muertos 9

La protagonista de la esquela de hoy es una villana. Pero no una cualquiera. Pertenece al club de villanos que por su amoralidad y por su atractivo, no pocas veces, acaban arrebatándole el protagonismo a los defensores del bien. Y aún podría decir más. La fallecida de hoy es uno de los malosos más importantes del Universo Patrulloso. Uno de esos que cualquier guionista pensaría para su número especial de Navidad o para el relanzamiento de su colección. Un miembro de, lo que podríamos llamar, el gran Olimpo del Mal Mutante. Un lugar entre los que únicamente tendrían el honor de encontrarse pesos pesados de la perfidia como Magneto, Apocalipsis, Juggernaut, Mister Siniestro, la Reina Blanca, Sebastian Shaw, los Centinelas y Mística. Y el elegido es… redoble de tambores…:
¡la azulada Mística!

Sí, la querida Raven Darkholme ha muerto recientemente. Y lo ha hecho de la peor forma posible: siendo la víctima sorpresa de una saga que los guionistas se inventan para que alguien les recuerde en el futuro (curiosamente, a su hijo Rondador le ocurrió lo mismo). Que haya sido a manos de Lobezno sólo empeora el golpe, porque el canadiense no es, precisamente, mi X-Men preferido. Y es una pena. Porque Mística es una de esas malas, malas. Desde que apareció en la mítica saga “Días del Futuro Pasado”, la metamorfa no ha dejado de confirmar su falta de moral y su tendencia al doble juego: traicionó a Forja cuando trataba de ayudarla con sus problemas mentales, traicionó a Valerie Cooper después de que le diera un puesto en su grupo de mutantes gubernamental (“Fuerza de la Libertad”), le cortó la garganta a Banshee mientras pertenecía a su policía mutantes (X-Corps), volvió a traicionar a Forja cuando estaban en Factor X, traicionó a todos los X-Men (entre ellos al Hombre de Hielo, una especie de amor imposible) mientras ayudaba a Mr. Siniestro (al que después también traicionó), asesinó a Moira MacTagger con una bomba y ha intentado matar a sus dos hijos biológicos (Rondador Nocturno y el activista antimutante Graydon Creed) en diversas ocasiones.

Sin embargo, hubo un tiempo en el que la mala de las malas casi se reforma. Fue mientras pertenecía a la Fuerza de la Libertad, el grupo de operaciones especiales del gobierno fundado por Valerie Cooper a partir de la Hermandad de Mutantes Diabólicos. El amor que sentía por su compañera de grupo, la vidente ciega Destino, y las ganas de recuperar el cariño de su hija adoptiva Pícara hicieron que, durante un tiempo, la metamorfa se portara bien. Pero no duró. Primero, la Patrulla X (entre ellos Pícara) pareció morir en su lucha contra el Adversario. Y después, mientras la Fuerza de la Libertad se enfrentaba al grupo de terroristas cibernéticos conocidos como Los Cosechadores, Destino fue asesinada a manos de Legión, el hijo autista de Charles Xavier. Ahí se acabó cualquier posibilidad de redención que pudiera tener y la azulada inició una nueva andadura en la que matar a Legión y ayudar (aunque fuera contra su voluntad) a Pícara fueron los únicos ejes de su existencia.


Ahora está muerta. Si hay un más allá, estará feliz con Destino. Pero seguramente tardemos poco en verla de vuelta. Ya se sabe el dicho: “Nadie permanece muerto salvo el tío Ben”… antes el dicho era “nadie permanece muerto salvo el tío Ben, Jason Todd y Bucky”, pero a los dos últimos ya los han resucitado... Un lacrimoso saludo a todos.