Páginas

martes, 30 de julio de 2013

Guerra de escuelas 2

Como decía el otro día, la creación de los Nuevos Mutantes supuso la separación entre la Escuela para Jóvenes Talentos y la Patrulla X. Unos se centrarían en combatir las inseguridades típicas de la adolescencia (los amores no correspondidos, el acné, los volcanes que surgen del suelo cuando te enfadas…) y sus mayores, lucharían contra los villanos de siempre. Pero por mucho que quisieran centrarse en llevar vidas normales era obvio que tratándose de un cómic de superhéroes, los chicos necesitarían sus dosis de peligro, violencia y aventura habituales en el género. Y de ahí surgió la Academia de Massachussets.
El Club Fuego Infernal ya había peleado con la Patrulla por mutantes recién descubiertos como Dazzler o Kitty Pryde, así que eran los candidatos lógicos para poner en marcha la versión malvada de los Bebés X. Sendero de Guerra deseando vengarse del Profe por dejar morir a su hermano (Ave de Trueno), una manipulada Estrella de Fuego recién llegada a los cómics desde la serie de “Spiderman y sus amigos”, la asalvajada Ojos de Gata, el chulo de Bevatrón, la misteriosa Tarot, la mezquina Ruleta y el amoral Émpata eran algunos de sus miembros. Y para controlar ese peligroso cóctel, la Reina Blanca, tan cruel en su papel de profesora como lo solía ser en el Club Fuego Infernal.

En esto que Jean Grey resucitó y los cinco miembros originales, formaron Factor X. Para diferenciarse de sus antiguos compañeros decidieron anunciarse como los X-Terminadores, los cazadores de mutantes. Semejante idea de bombero torero vino de Cameron Hodge supuesto mejor amigo del Ángel, pero que en realidad le odiaba por ser guapo, rico, divertido y, sobre todo, mutante. La estrategia no sirvió, precisamente, para acabar con el odio antimutante, pero sí que les permitió rescatar a varios jóvenes que tomaron bajo su protección (aunque estudiaban en otras escuelas) y a los que se conoció como los nuevos X-Terminadores. Bum-Bum, Ríctor (futuros miembros de X-Force), la parejita de Rusty y Desliza, los siempre infantiles Artie y Sangui y Artie Maddicks (el único héroe en silla de ruedas de Marvel) fueron sus miembros y su mayor aventura (y casi la única) transcurrió durante Inferno. Después de eso, se fusionaron con los Nuevos Mutantes.

Y por hoy ya está bien. Escuelados saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario