Páginas

miércoles, 7 de agosto de 2013

Women X

Este mes comienza la publicación de la nueva andadura (dentro de Marvel Now!) de X-Men, protagonizado por el primer grupo exclusivamente femenino de la historia de los mutantes. Sin embargo, la mujeres siempre han tenido una gran importancia en la Patrulla X y han contribuido a forjar ese aura de libertad y tolerancia de las series X.

La revolución comenzó en el Giant Size con la incorporación de Tormenta. Un personaje que al contrario de

lo que solía suceder por aquel entonces, no se trataba de una mera “novia de” que debía ser rescatada por sus compañeros (como solía pasarles a la Chica Invisible, la Avispa o a la misma Jean Grey), sino que era la más poderosa (y la más carismática) de sus compañeros. Poco después, Jean Grey regresaba a la serie para acabar con la soledad de la Jinete de los Vientos y convertirse en Fénix, dejando claro que al guionista Chris Claremont le gustaban las mujeres poderosas.

Tras la muerte de Fénix, el número de féminas que se incorporaban al grupo (o que trabajaban con él como Moira) siguió creciendo, mientras que los varones se mantuvieron estables. Kitty Pryde fue la primera y se convirtió rápidamente en el foco de atención de la colección, la siguió por un tiempo Miss Marvel/Binaria (otra hipermegapoderosa), la villana reformada Pícara, Rachel Summers (la segunda Fénix, hija de una realidad alternativa de Jean y Scott), la misteriosa Mariposa Mental, la presumida Dazzler o la enigmática Madelyne Pryor (clon de la fallecida Jean Grey).

Pero la fémina que dominó la época fue, sin dudarlo, Tormenta que sufrió una de las transformaciones más radicales y exitosas de la historia del cómic y que la convirtieron en la reina absoluta de los mutantes: se rapó el pelo, se volvió más oscura, se visió de cuero y se consiguió el liderazgo de la Patrulla X. Su carácter era tan fuerte que, incluso, tras perder los poderes, continuó dirigiendo el grupo.

Mientras tanto, el universo mutante había comenzado a expandirse y su primera serie hermana fue los Nuevos Mutantes. La fórmula básica de los grupos de superhéroes suelen ser del tipo: un fuerte, un líder, un poderoso, un ágil y la chica. Pero Claremont pasó de la receta y creó uno de los primeros grupos mayoritariamente femenino. Karma, Espejismo y Loba Venenosa (y, más tarde, Magma y Magik) consiguieron demostrar que se podía hacer una serie de éxito teniedo más chicas de las habituales. Una fórmula similar siguió Excálibur, la rama inglesa de los X-Men, que unió en sus filas a Kitty Pryde, a la elemental multimorfa Meggan y a Rachel Summers.

Y, de momento, eso es todo. WomenXados saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario