Páginas

lunes, 26 de enero de 2015

No es bueno todo lo que reluce

Cíclope y los suyos han tenido que soportar desde que cayera Utopía las críticas por lo que hicieron mientras poseyeron el poder de Fénix, sobre todo por la cruel muerte de Charles Xavier. Lo curioso es que muchos de esos que tanto le reprochan han pasado por percances similares. El Hombre de Hielo sin ir más lejos, estuvo hace menos de un año (durante la etapa final de Astonishing X-Men) apunto de destruir el mundo después de que la Bestia Oscura le implantara una semilla de Apocalipsis. Que un héroe se vuelva malvado es uno de los recursos más antiguos del cómic. Aquí algunos de los mutantes que han pasado por el proceso:

- Bishop: Empezamos por uno de los pocos que han cambiado de bando con una razón razonada y no porque alguna energía extraña lo poseyera. El policía del futuro se había quedado un poco perdido tras la llegada del nuevo milenio. El tiempo de los pistolones había acabado con los 90 y, con ello, también la titularidad de Bishop en la Patrulla X y el favor de los fans. Tampoco su puesto como agente de la ley en el Distrito X (el barrio mutante de Nueva York) duró mucho cuando llegó el Día M y el 90% de la población perdió sus poderes. Así que en el momento que la editorial necesitaron un traidor que persiguiera a Cable dispuesto a liquidar a la pequeña Hope, a nadie le importó que él fuera el elegido. Además, hay que reconocer que el papel le pegaba. Bishop siempre había sido de los que están dispuestos a matar a quien fuera por cumplir con su responsabilidad y salvaguardar el bien común. Que la víctima fuera una niña recién nacida no es algo que debiera preocuparle, sobre todo si su nacimiento era lo que había llevado en su realidad a la reclusión de los mutantes en campos de concentración. Lo que ya no me gustó tanto fue el cambio de aspecto que se hizo para dejar claro que iba a ser malo (lo del brazo de metal es cosa de Cable, que se lo arrancó en algún momento de la persecución). En cualquier caso, no acabó por liquidar a Hope. Una lástima porque la pelirroja no me cae nada bien.

- Coloso: Peter Rasputin es un verdadero pedazo de pan, pero es uno de los que más han cambiado de bando entre los mutantes. Tres de ellas fueron por posesión mental de entidades más o menos malignas: una al convertirse en el títere del Rey Sombra, otra cuando decidió convertirse en el nuevo Juggernaut para quitarle sus poderes al hermanastro de Xavier y, poco después, añadió el Fénix a su larga lista de huéspedes. Sólo una vez se hizo “malo” de forma voluntaria, aunque tampoco fue tan malo como se podría pensar. El chico cambió de bando y pasó a formar parte de los Acólitos de Magneto (en la imagen) tras las muerte de su hermana Illyana, pero nunca se olvidó de sus amigos (a los que ayudó en varias ocasiones).

Y bueno, creo que por hoy vale. Buenados saludos a todos

No hay comentarios:

Publicar un comentario