Páginas

miércoles, 27 de mayo de 2015

Grandes momentos: Alianza Falange 2

El otro día hablaba de los personajes, la trama y los malos de la saga principal de Alianza Falange, esa que llevaba el nombre de “La próxima generación” y en la que se presentarían los que serían los protagonistas de Generación X. Y decía que la mezcla de todos estos factores, había resultado increíblemente bien. Los nuevos mutantes eran muy interesantes (en especial Monet y Destello), el grupo de Banshee funcionaba a la perfección, la evolución de la Reina Blanca fue bastante creíble, Júbilo y Dientes de Sable hacían una pareja curiosa que recordaba a cuando la chica de los fuegos artificiales conoció a Lobezno, los malos daban suficiente mal rollo, la trama no se hacía nada pesada y el final fue una pasada.

Hasta ahí la historia principal, pero había dos ramas más y no quedaba más argumento para llenarlos. Y eso que habían recortado mucho la extensión del crossover en comparación con otras sagas anteriores. El argumento principal de la Alianza Falange se extendió sólo durante 2 meses (lo normal eran 4), pero el resto duraría un mes. Después de todo, el objetivo del crossover era presentar a los nuevos estudiantes de la escuela y eso quedaba plenamente cubierto en “La próxima generación”. Lo único que les restaba era enfrentar al resto de grupos X a Falange, algo que no tenía mucho más interés que ver a los personajes de los diferentes equipos trabajando juntos.

Para darle algo de gracia, en la saga “Signos Vitales” (que se desarrollaba en X-Force, X-Factor y Excálibur), metieron a Douglock, una supuesta reencarnación del fallecido Doug Ramsey (miembro de los Nuevos Mutantes) afectado por el virus del transmodo por haber estado mucho tiempo en contacto con Warlock (que era su mejor amigo). Muchas lágrimas de los amigos del fallecido y todo eso, pero al final el meollo del asunto es que tienen que enfrentarse a un perro tecno-orgánico con capa para destruir los huevos de Falange... o el comunicador que llamará a la raza extraterrestre de Warlock. La verdad es que no me acuerdo.

La otra rama del crossover era Sanción Final ¿Qué se puede esperar de la saga que reúne a Lobezno, Cable y Bishop? Pues lo obvio: Garras, disparos, rayos, pistolones, bíceps prominentes, algún momento de salvajismo descamisado y una gran explosión final. Muy chufla y sólo apto para verdaderos fans del estilo más noventero.

Sin embargo, a pesar de los pesares, la saga principal consiguió compensar todos los errores de las secundarias. Por eso, el propio Scott Lodbell se plagió a sí mismo para hacer más tarde Operación Tolerancia Cero (puedes leer la comparación entre ellas en el artículo Operación Tolerancia Falange). Y por eso “Alianza Falange” sigue siendo uno de los Grandes Momentos mutantes. Bueno, por eso y porque de ahí surgió ¡¡¡Generación X!!!

Pero eso ya es tema para otro artículo, que esto se ha alargado una barbaridad. Alianzados saludos a todos.


2 comentarios:

  1. No he leído mucho de Generación X, pero me hiciste recordar que Banshee está muerto y me dio pena. Ese personaje era genial. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También era uno de mis mutantes preferidos y en esta saga estaba genial porque es una de las pocas ocasiones en las que tiene todo el protagonismo que merecía. Pero no desesperes que los muertos no suelen permanecer mucho tiempo bajo tierra en Marvel. Muchas gracias por el comentario

      Eliminar