Páginas

jueves, 3 de noviembre de 2016

Noticias USA 15

Jeffe Lemire no está haciendo amigos precisamente con su Death of X. Y todavía quedan dos números más. Si quieres saber por qué, ten en cuenta que será vía spoilers de la edición americana.

jueves, 27 de octubre de 2016

Noticias USA 14

Ha sido esta una semana bastante caliente en cuanto a anuncios mutantes, se ve que Marvel tiene interés en potenciar la franquicia.

jueves, 20 de octubre de 2016

Noticias USA 13

Cuando empecé está sección de noticias USA tenía miedo de no tener de qué hablar cada semana, pero parece que Marvel no a permitirme ni un descanso.

viernes, 14 de octubre de 2016

Un vistazo a la actualidad: Rascando en el baúl de los recuerdos

Resulta curioso que en un periodo que se le presuponía tan rompedor como este “All-New all-different” en el que se ha producido una renovación completa de series, autores y personajes, los tres autores de las colecciones grupales hayan optado por volver la vista atrás en el tiempo y empezar a sacar algunos de los conceptos más clásicos de la franquicia. Y no me estoy refiriendo a la Patrulla X original que llevamos arras-trando desde la etapa de Bendis pues la alineación de Extraordinaria recuerda bastante a la de la etapa de Claremont y Byrne. Sí, falta Cíclope y algunos de sus miembros vienen de tiempos diferentes, pero básicamente son los mismos que se enfrentaron a Proteus o al emperador Shi’ar D’Ken.

Eso por no hablar de los villanos que, con la no-table excepción de los espantosos Fantasmas de Cíclope, han sido todos viejos conocidos: los demonios del Limbo, la Mole, el Sapo, los Jinetes Oscuros, Mister Siniestro, los Merodea-dores, el Hombre de Azúcar, Quimera, el Clan Akkaba o los Jinetes de Apocalipsis y hasta a gente que parece infectada por Emplaca.

Y, por si esto fuera poco, en estos meses en los que hemos regresado a Genosha y a Tierra Salvaje, también hemos vuelto a ver a Forja, a Calisto (por cierto ¿cuándo recuperó los poderes y dónde ha dejado a Médula?), a los Morlocks, al Club Fuego Infernal, a Mojo, a Xorn, a Fuego Solar o a Valerie Cooper, la eterna directora de la Oficina para Asuntos Mutantes.

Tiene pinta que el editor mutante ha dado órdenes de aprovechar un poco el fondo de armario mutante antes de ponerse a crear conceptos nuevos (salvo Sapna, pero ella parece más vinculada al futuro crossover mágico con el Doctor Extraño). Sobre todo, es de admirar las narices que Cullen Bunn a la hora de elegir, pues Xorn y Emplaca tienen el honor de ser dos de las mayores cagadas de la historia de la franquicia (ver: “Xorn” y “M y la familia St. Croix”). ¿Se alzará como el digno sucesor de Peter David arreglando todos los problemas argumentales de los mutantes? ¿Veremos pronto a X-Tremo (ver: “Adam X el X-Tremo, el Poochie mutante”) pululando por las páginas de Imposible Patrulla X? Quién sabe. Lo que está claro es que el revival no ha terminado y tras las Guerras Apocalipsis seguiremos disfrutando de las viejas glorias del Universo X.

jueves, 13 de octubre de 2016

lunes, 10 de octubre de 2016

Un vistazo a la actualidad: Extraordinaria Patrulla X

Durante los últimos, Marvel parecía empeñada en sacar una serie que arrebatara a Uncanny (lo que aquí es la Patrulla X de toda la vida y ahora “Imposible Patrulla X”) el título de serie de cabecera mutante. Lo intentó con “Lobezno y la Patrulla X”, luego con “Nueva Patrulla X” y, más tarde, con la absolutamente fallida “Asombrosa Patru-lla X”, pero Uncanny siempre acababa por triunfar. Extraordinaria es el último intento y, de momento, parece que lo han conseguido. Y eso que los guiones de Lemire empezaron con un regusto a cosas ya vistas: una nueva escuela, una enfermedad que asola a los mutantes, humanos que los odian, Cíclope es malo, la extinción de la especie, una miembro que quiere llevar una vida normal, Reino Salvaje, Lobezno… nada nuevo bajo el sol.

Eso sí, tengo que reconocer que número a número ha ido mejorando hasta llegar al increíble comienzo de las Guerras de Apocalipsis que, si sigue así, va camino de convertirse en el mejor crossover de los últimos años. Ya le hubiera gustado a Bendis en sus tiempos del Truño del Vórtice Negro y la Tontería de la Batalla por el Átomo hacer algo parecido. Pero de eso ya hablaremos en otro momento.

Lo que no funciona nada bien es lo que se suponía que más interés debería despertar y ser el motor argumental de la franquicia: el misterio que rodea a Cíclope. Todos esos diálogos cortados a medias, esas alusiones veladas y esos nombres que no se pronuncian empiezan a cansar desde el segundo cómic y la verdad es que ya tengo ganas de que cuenten de una vez lo que hizo Cíclope para que podamos pasar a otra cosa. Aunque mucho me temo que cuando eso suceda la editorial se sacará de la manga otro macroargumento que marque la próxima temporada. Qué mal han hecho las series de televisión a los cómics.

La verdad es que si Extraordinaria des-taca es fundamentalmente por el gran trabajo que Lemire ha hecho con los personajes. No montado un alineación bastante atractiva también hay que agradecerle que Tormenta vuelva a tener su personalidad original, que se haya arriesgado a coger a Camaleón (el único de los alevines que quedó fuera del grupo principal de Lobezno y la Patrulla X), que la salida del armario del Hombre de Hielo (personaje que ya era difícil de llevar) sea mucho menos forzada de lo que todos esperábamos, que Glob Her-man parezca majo y que haya creado a Sapna, uno de mis favoritos de la serie. Sí, Jean y Logan están metidos un poco con calzador y podría haber arriesgado un poco más a la hora de escoger los héroes, pero también es cierto que esa alineación encaja bastante bien con el revival ochentero que nos ha traído Stranger Things.

Humberto Ramos se sa-le en la parte gráfica y ha sido bastante inteli-gente en el diseño de personajes. Ha dejado a Magik como venía de la Imposible Patrulla X de Bendis (el mejor aspec-to que ha tenido nunca) y les ha dado nuevos uniformes a Tormenta, el Hombre de Hielo y Rondador, que ya los necesitaban. El Coloso barbudo… bueno. Y la Jean Grey con esa extraña minifalda que parece un delantal… en fin. Pero, en general, todo muy guay en la parte gráfica.

A ver si después de las Guerras de Apocalipsis el nivel no baja, que la media de la franquicia está algo baja. Actualizados saludos a todos.

viernes, 7 de octubre de 2016

Yo soy X-Men 1: Centinela Omega

Nombre real: Karima Shapandar.

Especie: Humana – cíborg.

Habilidades: Superfuerza, armas variadas, vuelo, invulnerabilidad y demás cosas de robot.

Grupos: Excálibur de Genosha, X-Men de Pícara, Utopía, X-Women.

En unos grupos rebosantes de mu-tantes, resulta curioso que una cí-borg se acabe uniendo, sobre todo si es de ese tipo de cíborgs que conocemos por Centinelas, a los que les encanta matar mutantes. Pero es que desde que Xavier y Magneto la libraran de su programación, la chica ha estado en grupos X hasta en 4 etapas. La primera, como no podía ser menos, fue ayudando a Xavier y Magneto a reconstruir Genosha. La segunda, su etapa más gloriosa, cuando Pícara la reclutó para sus X-Men. Desgraciadamente para ella, la poseyó Malicia (reconvertida en virus informático) y se unió los Merodeadores de Mr. Siniestro en su búsqueda de los Diarios de Destino y, más tarde, de la pequeña Hope. Una puñalada de la Daga Alma de Hada la devolvería la razón y ella se marcharía con los Acólitos (¿una humana-centinela en un grupo anti-humano?) aunque no tardaría en volver a aparecer con los X-Men, esta vez en Utopía. Con ellos estuvo hasta que su programación la reposeyó y tuvieron que desconectarla.

¿El fin de Karima? Pues no, porque todavía la podían po-seer una vez más. Archea (hermana bacteria de John Su-blime) tomó el control de su cuerpo y solo la daga de Ma-riposa (parece que le vale cualquiera) consiguió purgarla de su sistema. Una vez libre por… cuarta vez, se quedó en el Instituto Jean Grey for-mando parte del escuadrón de Tormenta conocido popular-mente como X-Women. Desde entonces no se la ha vuelto a ver pero no sería de extrañar que, posesión mediante, apareciera en breve.

Yo soy X-Men

Banshee, Hada, Forja, Camaleón, Cíclope, otro Cíclope, Karma, Hope, Tessa, Dientes de Sable, Mímico, Joseph… la lista de personajes que en los más de 50 años de la franquicia han sido miembros de alguno de los múltiples grupos X es tan interminable que resultaría casi imposible hacer un repaso de todos. Así que mejor nos ponemos cuanto antes o no acabaremos nunca. Hoy empezaremos por uno de esos que nadie espera que sea el primero en aparecer: Centinela Omega.

jueves, 6 de octubre de 2016

Noticias USA 11

Si quieres conocer las noticias del ahora más All-New-All-Marvel-All-Now, no temes a los spoilers y quieren vivir adelantados a su tiempo, dale a "más información" para enterarte de todo.

lunes, 3 de octubre de 2016

Novedades de Octubre 2016

Octubre y el otoño no solo traen de regreso los repasos a las novedades del mes de este blog, sino que también es el mes en el que Civil War II empieza (en España) una andadura que nadie sabe hasta cuándo se extenderá, pues Bendis parece que no se decide con el final y la colección va acumulando retrasos y números extras según pasan los meses. Esto no afecta mucho a los X-Men que, como viene siendo habitual, quedarán un poco al margen de los acontecimientos. Ya están bastante ocu-pados con las Guerras Apocalipsis, su primer crossover de la era All-New-SuperNew-Chachi-MarvelNow que, todo sea dicho, también se está alargando lo suyo y sigue empantanando las tres series grupales, a saber: Extraordinaria, Imposible y Nueva Patrulla X. Masacre también se cruzará este mes con una saga, pero en su caso será con la de Los Últimos Días de la Magia del Doctor Extraño. Para aquellos a los que les apetezca leer una historia independiente, solo queda Old Man Logan o tirar por una de las colecciones semi-mutagénicas como Imposibles Vengadores. O leer el último número de esa cutrez editorial que Panini ha llamado X-Men Presenta: Antes de Lobezna.

Los tomos tampoco es que sean para tirar cohetes este mes. Lo más intere-sante es el segundo tomito recopilatorio del caótico X-Statix de Peter Milligan y Mike Aldred. También Cisma saldrá en un tomo recopilatorio este mes, aunque dentro de Marvel Deluxe, con su tapa dura y todas esas cosas bonitas. No es la mejor saga del mundo pero, al menos, hay que reconocerle que algo cambió en el Universo X y que trajo una novedad inesperada. Y eso ya es decir mucho.

En cuanto a novedades electroplanas (que casi parecen más interesantes), yo me sigo quedando (a pesar de que sus fieles lo odien) con el Doctor Extraño y con Mapache Cohete. Aunque puede que la novedad más curiosa de Octubre sea la recopilación de la serie de la Cosa, esa extraña Space Opera que se sacón John Byrne de la manga con las aventuras de Ben Grimm en el planeta que el Todopoderoso creó para las primeras Secret Wars en busca de una forma de mantener su forma humana entre los aliens más variados. Sonará raro pero la colección aguantó ¡2 años enteros! Tormenta mataría por una serie así de larga.

Y, con esto, finalizamos por este mes el repaso a las novedades en España. En Noviembre, más. Novedosos saludos a todos.

lunes, 20 de junio de 2016

Grandes cagadas: El abandono de Madelyne

Ya hablé de ello en el primer artículo de Culebrones Mutantes dedicado a la familia Summers, pero es que es una cagada tan grande, pero taaaaaaaaan enormemente grande, que se merece un artículo para ella sola. Sigamos donde lo habíamos dejado en el Grandes Cagadas anterior: Jean ha aparecido viva (que no resucitado) y Marvel se muere por hacer una colección con los cinco mutantes originales. La Bestia, Ángel y el Hombre de Hielo estaban en los Defensores, nada que no se pudiera terminar con una rápida cancelación. Sin embargo, Scott Summers (también conocido como Cíclope) era otro cantar.

A diferencia de sus excompañeros, cuya presencia en los cómics mutantes era bastante casual y solían pulular por otros grupos de poca monta (Cam-peones, Defensores, Vengadores), Cíclope había permanecido de forma oficial en la Patrulla e incluso después de retirarse como superhéroe, su persona seguía apareciendo en los cómics. Desde un principio, el guionista Chris Claremont había previsto jubilar a los miembros originales de los X-Men, pero a Scott le costaba soltarle. Su encuentro con Magneto en el Triángulo de las Bermudas, su romance con Lee Forrester, la aparición de Madelyne Pryor con su parecido con Jean, la aparente resurrección de Fénix, la relación con su hermano Kaos, el descubrimiento de que Corsario (el capitán de los Saqueadores Espaciales) era su padre, su boda con Maddie, el nacimiento de su hijo, la lucha con Tormenta por el liderazgo del grupo... a Scott no paraban de sucederle cosas desde que decidiera colgar el uniforme tras la muerte de Fénix.

En el momento en que los 4F descubrían el cuerpo de Jean, Cíclope se encontraba en Alaska, en su enésimo intento de retiro, con su esposa y su hijo Nathan (luego Cable). No parecía muy lógico que un personaje tan responsable fuera a dejar a su mujer y su primogénito para correr al lado de su antiguo amor. Pero ¿a quién le importa la lógica si hay una colección que sacar? Pues dicho y hecho. Una llamada del Ángel y Scott... ¡¡¡abandona sin dar explicaciones a su familia para unirse a Factor-X, babear por Jean, rememorar el polvo que echó con Fénix en el desierto y cazar mutantes!!! Tócate las narices. Claro, con eso en mente, luego nadie puede sorprenderse de que Maddie acabase volviéndose mala y se liándose con su cuñado Kaos. Vale, lo de tratar de matar a su hijo no tiene defensa posible, pero tampoco es que Cíclope pudiera presumir de ser el padre del año.

Este despropósito se podría haber solucionado de una forma muy simple: metiendo a Maddie en Factor X y dejando a Jean muerta. Después de todo, Maddie no es la mascota de esta página por nada. La chica era piloto, había participado en algunas aventuras junto a los X-Men y hasta había tenido poderes durante las primeras Guerras Asgardianas (cortesía de Loki). Con esos antecedentes, hubiera sido fácil meterla en el grupo, más aun si se tiene en cuenta que Tormenta llevaba varios años sin poderes y lideraba la Patrulla X. Pero claro, traer a Jean de vuelta tenía más morbo. Y el morbo vende más que la lógica.

Por suerte, Claremont no es de los que se quejan mucho (al contrario que Byrne) y decidió usar a la pelirroja descartada para articular una serie de historias a su alrededor que dirigirían a la Patrulla X durante los 3 años siguientes y darían lugar a la gran cadena de crossovers de Claremont, de la Masacre Mutante a Inferno. Durante esta última saga sería donde por fin Maddie adquiriría poderes y liberaría toda la rabia acumulada que tenía contra Scott (y contra Jean) tratando de traer el Limbo a la Tierra.

Y por hoy, nada más. Grancagados saludos a todos

viernes, 17 de junio de 2016

Mucho ruido y pocas nueces: Personajes Bluf 2

Seguimos con otra ración de esos personajes que fueron pensados para comerse el mundo X pero que, al final, quedaron perdidos en el olvido más absoluto:

- Oruga: Scott Lobdell debía pensar que su etapa en la Patrulla X estaba que-dando muy sosa (razón no le faltaba) y decidió crearse un personaje misterioso. Una misión desconocida, un vínculo con Magneto, una oscuridad interior y dos orugas metálicas que parecían hacerle caso, Oruga era el enigma encarnado. Y así debía de haber seguido porque en cuanto lo contaron, se dieron cuenta de que no podían sacarle mucho más jugo al personaje. Después de dejar el grupo, desapareció hasta que el programa Arma X lo secuestró y lo ejecutó. Una pena porque las orugas tenían su gracia.

- Joseph: Un consejo, si un personaje llega siendo el mayor de los enigmas y todo el mundo le mira preguntándose “pero ¿cómo...?”, ten por seguro que en menos de dos años acabará esfumándose. Joseph no solo era un enigma, sino que era el rey de los enigmas ¡un Magneto joven, bueno y con amnesia! ¿Se puede pedir algo más misterioso? Por supuesto, lo había creado Lobdell (qué gran etapa fue la suya). Al final, resultó ser un clon y el único misterio que quedó fue cómo había aguantado tanto en el grupo alguien tan aburrido. Magneto acabó matándolo en la prescindible Guerra de Magneto, lo que habría sido un final bastante digno, pero a alguien se le ocurrió volver a resucitarle en plan malo (por cambiar, supongo). Ahora nadie sabe dónde está y esperemos que siga así (salvo si Peter David quiere hacer algo con él, que es el único que puede arreglar este desastre). Triste trayectoria para alguien que aspiraba a convertirse en novio de Pícara.

- Ave de Trueno III: El guionista Chris Claremont dinamitó toda la confianza que sus fans teníamos en su regreso con un número en el que hacía borrón y cuenta nueva, olvidándose de todo lo que había ocurrido hasta el momento e introduciendo personajes completamente desconocidos sin presentarlos siquiera. Un de esos desconocidos era Ave de Trueno III, que no tenía los mismos poderes que ninguno de los Ave de Trueno anteriores y tampoco era indio... bueno, era indio de la India, que no es lo mismo. Lo único que recuerdo de su trayectoria es que se lio con Mariposa Mental, que Claremont se lo llevó a su X-Treme X-Men y que desde entonces sus apariciones han sido bastante esporádicas, normalmente entre una muchedumbre de mutantes faltos de cariño y grupo.

- Socorrista y Estela: A Claremont no le bas-taba con haberse lleva-do a X-Treme X-Men a Ave de Trueno III y tampoco parecía tener suficiente con todos los argumentos que tenía abiertos en la serie (la búsqueda de los diarios de Destino, el asesi-nato de Mariposa Mental, la nueva especie que parecía representar Vargas...). Así que decidió crearse un par de personajes más. Él era surfero y se llamaría Estela (creo, en inglés era Slipstream), pues se teletransportaba surfeando una ola de... lo que sea. Y ella, que era socorrista, se pasaría a llamar... ¡Socorrista! (sorpresa) porque tenía un cuerpo que se adapta a las situaciones externas. También era dorada, algo que Estela no llegó a aceptar y se marchó del grupo. Nadie le ha vuelto a ver desde entonces y está confirmado que ya no tiene poderes. Socorrista, en cambio, sigue apareciendo en muchedumbres de mutantes, aunque no sabemos si sigue liada con Ave de Trueno III.


Y otro día seguimos, que seguro que quedan muchos bluf por ahí. Blufeados saludos a todos.

viernes, 10 de junio de 2016

Los 90: Adam X el X-Tremo, el Poochie mutante

No sé si se acordarán, pero hay un capítulo en Los Simpson en el que para levantar los índices de audiencia de “Rasca y Pica” su productor decide introducir un nuevo personaje. Este sería Poochie, un perro fiestero y skater, amante del surf y el basket, que viste vaqueros rotos, cazadora de cuero, deportivas, gorra hacia atrás y unas gafas de sol que le hacen de lo más dinámico, además de muy paradigmático. Al final del capítulo, todo el mundo le odiaba (excepto Homer, su doblador, que proponía que cada vez que no estuviera en escena el resto de personajes se preguntara “¿Dónde está Poochi?”) y se alegraban de que volvieran a su planeta natal, aunque se alegraron más al saber que moría en el camino.

Pues bien, en el univer-so X tenemos nuestro propio Poochie, aunque aquí nadie le odiaba (al menos en público). Ya había hablado de él en Mucho ruido y pocas nueces: Personajes bluf (también podría haberle dedicado un Grandes Cagadas), pero vale la pena volver a mencionarlo porque ejemplifica a la perfección el espíritu de la época. Eran los 90, nena, y Adam X, también conocido como X-Tremo, era lo más de lo más. Era los 90 encarnados ¿Creías que Gambito era molón y supercañero? Pues Adam era más. Gorra para atrás, larga melena rubia, trencitas, perilla, ojos enigmáticos, cuchillas por doquier que lanza sin parar, músculos para aburrir, pinchos y creo recordar que en un cómic le vi montado en una Harley vistiendo unos vaqueros rotos ¿Hay algo que no tuviera? Seguro que tocaba la guitarra eléctrica en su casa. Si hasta tenía una X en su nombre ¡en los dos! ¡y uno de ellos es X-Tremo! Si te haces llamar X-Tremo, tienes que ser guay por narices. Y, por si fuera poco, tiene un poder de esos superenrevesados que tanto gustan a la gente: enciende los elecrolitos de la sangre... lo que vale para calentarte, quemarte, paralizarte, darte una descarga eléctrica y casi todo lo que se le ocurra.

Pero hay más porque también ¡es medio Shi'ar y medio mutante! ¡un combo genético que te cagas!

¿Que aun así te parece que no es lo bastante guay? Pues agárrate los machos porque su creador Fabian Nicieza, guionista por aquellos tiempos de X-Force (¿dónde si no iba a nacer un tío tan guay como este?) y al que tengo especial cariño por lo que hizo con Fuego Reinante (ya hablaremos de eso en breve) había pensado que fuera nada más y nada menos que ¡el tercer hermano Summers! Sí, como lo oyes, Adam X estaba destinado a ser el hijo ilegítimo de D'Ken (el Emperador Shi'ar) y la madre de Cíclope y Kaos. La élite mutante. Ahí es nada.

Sin embargo, aunque todas las apuestas esta-ban a su favor, nunca llegó a ser proclamado como el tercer hermano Summers pues antes llegó la crisis comiquera de finales de los 90 que se llevó por delante a casi todas las series mutantes y a Adam X con ellas. Lo peor es que a casi nadie pareció importarle. Y tampoco nadie se indignó cuando Ed Brubaker decidió rescatar el argumento del tercer hermano Summers para crear a Vulcano (en la foto) en su Génesis Mortal. Pobre, con lo guay que él había sido.

De hecho, creo que ni siquiera se molestaron en explicar cómo era posible que el bueno de Adam fuera medio humano y medio Shi'ar si por la fecha de su alumbramiento la única humana que habían visto los extraterrestres emplumados (y la única que verían en mucho tiempo) era la madre de Cíclope.

Desde entonces, Adam X el X-Tremo ha quedado como un chiste recurrente sobre los 90 y hasta le han mandado a su planeta natal para que no moleste, como a Poochie (aunque no le han matado, algo es algo). No obstante preveo un regreso triunfante en breve. Si “Las Tortugas Ninja” y “Los vigilantes de la playa” han vuelto, es que los 90 están apunto de retornar. Y todos los personajes tendrán que decir “¿Dónde está X-Tremo?” cada vez que Adam X no esté en escena.


lunes, 6 de junio de 2016

Grandes cagadas: La creación de X-Factor y la resurrección de Jean

En 1986 Chris Claremont (el llamado Patriarca Mutante) dominaba el cómic de superhéroes con su Patrulla X y había iniciado la creación de la franquicia X con los muy exitosos Nuevos Mutantes y Lobezno (en la imagen, el primer número de la miniserie). Sin embargo, Marvel es avariciosa y siempre quiere sacar más jugo de las cosas (no diré más que en los últimos 5 años hemos tenido Vengadores Encubiertos, Force, Academia, Arena, Nuevos, I.A, Mundiales, Reunidos, Jóvenes, Imposi-bles, Poderosos y Secretos, además de los Vengadores a palo seco). Y se dio cuenta de que podía explotar algo: la nostalgia.

La nostalgia es un arma comercial poderosa. Es la razón por la que Raven no deja de convocar una y otra vez a los Titanes para que se enfrenten a Trigon en un refrito continuo que ya no tiene gracia. También es la que hace que cada dos o tres años se reúnan los Nuevos Mutantes clásicos como si nada hubiera ocurrido (y nadie se hubiera muerto) desde entonces. Me imagino a Bala de Cañón diciéndole a Mancha Solar y diciéndole “oye, vamos a quedar los del grupo para hacer cosas superheoricas, pero no se lo digas a Bum-Bum, a Rictor, a Siryn o a Sendero de Guerra y a ninguno de los amigos que hicimos después de Inferno. Mejor llama a Illyana que ahora que ha resucitado en plan malvada seguro que nos da más confianza que en el pasado. Y Doug seguro que sigue siendo tan útil como superhéroe como era antes de que le asesinaran, le voy a dar un toque”.

En X-Men, indudablemente, si hay algo que evoque nostalgia eso es el equipo original (ahí está Nueva Patrulla X para corroborarlo) y rescatarlo se convirtió en la prioridad de Marvel. A Claremont no le hacía ninguna gracia el proyecto, pero a la editorial le dio lo mismo. Daba igual que hubiera convertido a Patrulla X en uno de los cómics más vendidos del mundo o el excelente trabajo que estaba demostrando lanzar la franquicia, consiguiendo series con personalidad y públicos propios que se complementaban entre ellas. En Marvel estaban convencidos de que iba a ser un pelotazo y todo les daba igual. Tenían el nombre: Factor X (el gen que crea las mutaciones). Tenían el argumento: un grupo del gobierno que cazaban mutantes aunque, en realidad, los estaba salvando. Y tenían a los protagonistas masculinos: la Bestia, el Hombre de Hielo, el Ángel y Cíclope (pregunta que no viene al caso ¿por qué 4 de los 5 miembros originales llevan el artículo en el nombre? ¿y por qué no fue “el” Cíclope? Ahí lo dejo). Sólo faltaba una chica para compensar tanta testosterona y tenían a la candidata ideal: Dazzler. La cantante acababa de quedarse sin serie y Marvel quería introducirla definitivamente en el universo X. Casi estaba todo decidido. Y entonces, Byrne entró en escena.

Como ya conté en Una lagrimita por los muertos 1, el editor de Marvel obligó a los autores de la Patrulla X (Claremont y Byrne) a matar a Fénix después de que esta acabara con un sistema solar habitado por millones de seres inteligentes pues no querían genocidas entre sus héroes. Claremont lo superó supliendo a Jean con otras dos pelirrojas: Madelyne Pryor como novia de Cíclope y Rachel Summers como nueva Fénix. Pero Byrne no pudo aceptarlo y en cada entrevista que le hacían decía que él sabía cómo traer de vuelta a Jean. Con Factor X a punto de caramelo, Marvel decidió escucharle. Y Byrne, encantado sabiendo que así fastidiaba a Claremont (no acabaron muy bien), puso la colección de los 4 Fantásticos (de la que, por entonces, era guionista y dibujante) al servicio de la causa para escapar de posibles problemas con el Patriarca Mutante.

El plan era sencillo: Cuando Jean surgió del océano convertida en Fénix en ese mítico Uncanny X-Men#101 (en la imagen), en realidad no era ella. La Fuerza Fénix la suplantó, enamorada de su humanidad, dejando a la Jean original en animación suspendida en una cápsula en el fondo del mar mientras se recuperaba de los daños que la radiación le había provocado. Allí la encontrarían los 4F.


En un momento, toda la evolución de Jean como personaje se fue a la basura. Ella no era Fénix. Ella no había tenido que combatir por el control, no había sido superpoderosa, no había sido seducida por el lado oscuro y no se había suicidado para redimirse. Ella no era ese personaje tan increíble que dejó a todos sin aliento. Ella era la chica de la faldita que bastante hacía con mover una silla con la mente. En un universo X plagado de mujeres fuertes, de personalidades complejas y con poder suficiente para imponerse a sus compañeros masculinos, regresaba la damisela (mutante) en apuros por excelencia. Una desactualización en toda regla que, además, sentaba el precedente para el resto de futuras resurrecciones mutantes. Cagada total. Pero esta no era la única cagada que ocurriría en la génesis de Factor X. Todavía quedaba otra. Y mucho más ilógica y sangrante. Pero esa la dejamos para otro día que esto ya se ha extendido bastante.


viernes, 3 de junio de 2016

Lo que pudo ser y no fue: El traje de Colmillo

En el año 1977 Dave Cockrum podía ser un hombre feliz. Sus diseños de los nuevos X-Men habían triunfado, la colección iba mejorando a cada paso con Chris Claremont a los mandos y Rondador Nocturno, su mutante preferido, se estaba convirtiendo en uno de los favoritos de los fans. Sólo le faltaba cumplir su sueño de dibujar una Space Opera y cuando lo consiguió, tanto él como Claremont lo dieron todo. Porque la saga del Cristal M'Krann no es solo una fantástica aventura. También es un argumento que sacudió los cimientos estelares de Marvel, que creó un universo para disfrute de los mutantes y que tendría decenas de ramificaciones en la historia (desde el destino de la familia de Cíclope al origen de la Fuerza Fénix). Y, por supuesto, también fue un impresionante trabajo de ilustración en el que aparecían decenas de nuevos personajes de las más razas variopintas. Un trabajo tan grande que el pobre Cockrum apenas llegaba a tiempo. Así que Marvel, decidió cambiarle por John Byrne. Pero Cockrum le tenía reservada una sorpresa a su sucesor. En el último número, a Lobezno le habían destrozado el uniforme y tuvo que quitárselo Colmillo, su contrapartida alienígena. Y ya había acordado con el editor que este traje lleno de detallitos (que, según Byrne, el propio Cockrum definió como “a bitch to draw”, algo así como “jodido de dibujar”) sería el nuevo uniforme del canadiense.

A Byrne, que era uno de los pocos fans que tenía Logan por aquel entonces, no le gustó la idea de que llevara el uniforme de otro (y supongo que tampoco la de tenerle que dibujar todos los colmillitos) y trató que el editor le dejara cambiarlo, pero no lo consiguió. Le dijeron que era ese o el clásico azul y amarillo, así que retornó al clásico.

Curiosamente, un tiempo después, Byrne crearía a Dientes de Sable y rediseñaría el uniforme de Logan usando en ambos la misma paleta cromática que tenía el traje de Colmillo. Él dice que se inspiró en los colores de un equipo de fútbol americano que se llama los Wolverine y habrá que creerle, porque Byrne es de los que si se enfada contigo te puede odiar para toda la eternidad por siempre jamás. Si no, que se lo digan a Claremont (del que no suele hablar muy bien cada vez que alguien le da oportunidad... o cada vez que le apetece).

En cualquier caso, lo que está claro es que de Lobezno no llegó a lucir el traje de Colmillo de forma permanente. Aunque su impacto entre los fans fue tan grande que en el juego de Marvel Online, es uno de los uniformes alternativos de Lobezno.

Y ya está bien por hoy, loquepudoserynofueados saludos a todos y hasta el próximo artículo.

jueves, 2 de junio de 2016

Noticias USA 10

Marvel empieza a hacer de las suyas en el universo post-Secret Wars. Si eres de los que no temen a los spoilers y quieren vivir adelantados a su tiempo, ahora sólo hay que darle a "más información" para enterarte de todo.

lunes, 30 de mayo de 2016

Novedades de Junio 2016

El inicio del verano trae un par de cambios de calado a la franquicia Marvel pues termina la etapa de Rondador Nocturno en el cajón de sastre que se ha convertido X-Men Presenta (anterior-mente conocida como la serie de X-Men en la que meten la colección de Magneto) para dejar paso a la etapa de X-23 que se quedó sin publicar en su día. Creo que continua el tomo “X-23: El sueño de la muerte” y recibirá el bucólico nombre de “Antes de Lobezna”. “Lo que no publicamos antes de Lobezna” sería más exacto. El otro cambio es que sólo saldrá un número de Extraordinaria Patrulla X, la nueva serie de cabecera de la franquicia. No tengo ni idea de si será algo permanente o sólo temporal, pero en Julio tampoco será quincenal.

Por lo demás, continúan Imposible Patrulla X llega a su tercer número, el Viejo Logan alcanza su número 2 (ya saben, aunque en la portada ponga 65, en realidad es Viejo Logan 2) dándole una vuelta de tuerca a la lucha más clásica de Lobezno, en Nueva Patrulla X siguen con su viaje, Masacre juguetea con realidades alternativas para celebrar su 25º aniversario y las dos series colonizadas de Vengadores (Imposibles y Nuevos) siguen sin plantearse ponerle una preciosa X a su título. Ellos se lo pierden.

En tomos, en Junio llega una de las novedades más potentes del año que es el lanzamiento del tercer intento en solitario de la anteriormente mencionada Lobezna, en la que Panini no parece tener mucha confianza (ver X-23 construyendo una superestrella 3).

Y en clásicos, sale a la venta el segundo y último tomo de la Era de Apocalipsis, el crossover que cambió una era y de la que hablaremos en breve.

Además, Panini continua con su política de reedición de los tomos de Masacre siendo el número 5 y el 18 los afortunados en esta ocasión.

Y en cuanto a novedades encefa-loplanas... la verdad es que este mes es difícil decidir porque salen dos cosas bastante importantes, una mega-clásica y la otra ultra-moderna. El clásico no es un clásico, sino El Clásico, pues se trata del supertomazo omnigold de los Cuatro Fantásticos que recoge los primeros cómics de la Primera Familia, el germen de Marvel tal y como lo conocemos.

Por otro lado, tenemos el primer tomo (de 2) de la ultra-moderna y ultra-rompedora serie de la Visión, uno de esos cómics sorpresa que hay que leer sí o sí y que estaría a la altura del Ojo de Halcón de Matt Fraction, David Ajá y David Pulido. Por una vez, la publicidad que dice que es “Una de las series más aclamadas del momento” es cierta.


Y nada más de momento. Novedosos saludos a todos y dentro de poco más mutantes.


lunes, 9 de mayo de 2016

X-23 fabricando una superestrella 3

Terminaba el artículo anterior (este) anunciando que algo que ocurriría en la colección de Lobezno podría suponer la gran oportunidad para X-23. Evidente-mente, ese evento misterioso era que Logan moría y la gran oportunidad a la que me refería era que Laura ocupase su puesto como la nueva Lobezno (Lobezna, en realidad). Y no me equi-vocaba. Claro que no tengo ningún mérito, porque se veía venir a la legua. Para empezar, porque Marvel se ha dado cuenta de que la diversidad vende y ,en lugar de hacer lo de siempre (introducir un personaje pequeño del que luego se olvidarán), ha decidido cambiar a sus primeros espadas por perfiles alejados del cliché de hombre-blanco-americano-heterosexual-guapo-cristiano. De los seis prin-cipales personajes, ya han cambiado a Thor y al Capi (y a Spiderman, aunque fuera en Ultimate) y sólo era cuestión de tiempo que le tocase a Lobezno (quedan Masacre y Iron Man).

Además, nombrar a Laura como Lobezno no deja de ser el enésimo intento obsesivo de la editorial de conseguir que una serie de un personaje joven, mujer, sidekick (es decir, compañeros como Robin) y/o mutante en solitario triunfe.

Y, por si estas razones no fueran suficientes, ya demostré en los artículos anteriores que alguien de la editorial está empeñado en convertir a Laura en una superestrella. Hace unos años podría haber sido Joe Quesada (que fue el que llevó a X-23 de la televisión al cómic en NYX) porque era el editor en jefe de Marvel, pero hace tiempo que dejó el cargo, así que no sé quién puede tener a la chica tanto cariño.

Marvel puede ser muchas cosas, pero impredecible no es una de ellas... o sí, porque al mismo tiempo que ha encumbrado a su pupila preferida, ha condenado su colección en uno de los giros comerciales más extraños vistos en tiempos. Como ya he mencionado, en la editorial tienen una obsesión por conseguir que triunfen las colecciones juveniles, las de mujeres, las de mutantes en solitario y las que impli-quen a sidekicks que les permita crear nuevas franquicias como la que tiene Batman (del que cuelgan Robin, Batgirl, Nightwing, Aves de Presa, Catwoman y un sinfín de títulos más o menos variables). Pero, por más que lo intentan, no hay manera de que triunfen ninguna de las opciones. Tormenta, Cíclope, Gambito, los Jóvenes X-Men, Generación Hope, Daken, Pícara... nada acaba de cuajar. Sí, hay excepciones como Cable, Masacre o Hulka, pero son los menos. Últimamente, las esperanzas estaban concentradas en Spider Gwen y Ms. Marvel, ambas con críticas estupendas. Y, al parecer, la siguiente pieza del puzle parecía ser X-23, que cimentaría su éxito editorial en heredar los lectores de Lobezno... ¡anda! ¿pero qué me dices? ¿que traspasan a Old Man Logan al universo principal? ¿que los antiguos lectores de Lobezno van a poder disfrutar de una colección en la que sale una de las mejores versiones de Lobezno que han conocido nunca y no van a tener que leer la de Laura para tener su dosis de garras y adamantium? Pues nada, adiós lectores fijos. Seguro que esta vez es diferente a los dos anteriores y no tienen que cancelar el título por falta de ventas. Seguro, seguro, seguro. De momento, en España, Panini no parece tener tanta confianza en Laura como en los USA y ha decidido sacar la colección en tomo. Chicos listos. Por mucho que se llame “Nueva Lobezna”, no deja de ser una serie de una mujer, joven, sidekick y mutante en solitario. Eso son cuatro maldiciones en una y, aunque Marvel siga empeñado en transformar a X-23 en una super-estrella, quizás está esperando demasiado de ella.

Pero eso ya lo veremos en la próxima entrega. Hasta entonces, superestrellados saludos a todos.


lunes, 25 de abril de 2016

Nueva edición de Una lagrimita por los muertos

Ya está disponible la segunda edición de "Una lagrimita por los muer-tos", la recopilación de las esquelas del blog Quiero ser Mutante.

Rondador Nocturno, Mística, Destino, los Infernales, Fénix... las muertes de los mutantes más famosos y más insignificantes ahora con ás imágenes, menos fallos, más información y una portada restaurada artesanalmente que ha quedado maravillosamente bien.

Y gratis, por supuesto.

Disponible en pdf y (desde la web de Historias con Hache) en descarga directa, sin tener que dar tus datos o registrarte.

martes, 19 de abril de 2016

Un vistazo a la actualidad: Secret Wars

Acabado (por fin) el mega-ultra-crossover de te cagas por las bragas, ya se puede hacer una valoración en general. Lo primero que hay que decir es que en la serie principal su guionista Jonathan Hickman ha conseguido crear una historia interesante y muchísimo mejor que lo que nos había ofrecido Marvel en sus últimas grandes sagas... lo que no es decir mucho teniendo en cuenta que hemos tenido que sufrir argumentos tan “complejos” como los de Axis (malos que se vuelven buenos para jugar con la posibilidad de que Dientes de Sable fuera el nuevo Lobezno), el Vórtice Negro (buenos que se hacen ultrapoderosos a cambio de su libre albedrío, aunque en realidad luego da lo mismo porque queremos dejarle las alas molonas al Ángel) o Pecado Original (sacamos un par de secretillos chorras para poder emparentar a Ángela con Thor y, de paso, cambiar a este por una chica).

Vale, el concepto tiene algunos fallos como por qué el Doctor Muerte iba a molestarse en salvar quince versiones alternativas de Lobezno (que nunca le ha caído muy allá) o por qué a nadie se sorprende lo más mínimo al encon-trarse con personas repetidas (por ejemplo, en Inferno tienen un Doctor Extraño, pero también conocen al Doctor Extraño que es sheriff de Muerte) o por qué Muerte deja que sus barones conquisten otros reinos cuando para hacer eso tienen que (obviamente) saltarse la regla de no pasar a otro reino o por qué en Westchester hablan de Genosha si en su cacho de mundo no hay una Genosha o por qué el barón Kelly promueve políticas tan distintas en los reinos que controla... y así podíamos seguir un rato. Aunque el fallo más gordo para mi gusto es todo lo que ocurre con Cíclope al principio de la serie. En serio ¿a qué venía eso? Nunca he sido muy fan de Scott Summers, pero sus escenas en esta serie tienen tan poca coherencia que pensaba que era un Cíclope alternativo.

En cualquier caso, quitando esas cosas, la serie es aceptable y se deja leer, aunque no llega la nivel de enrevesamiento de otras obras de Hickman como Shield.

Eso la serie principal. El resto, no ha estado tan bien.

Cuando Marvel empezó a hablar de Secret Wars, dijo que iba a seguir el modelo de la Era de Apocalipsis: todas las series acabarían y serían sustituidas por sus versiones alternativas. Y sí, eso es lo que ha hecho, salvo por el pequeño detalle de que ninguna de esas colecciones influye lo más mínimo en el devenir de la serie principal (salvo Asedio, que es la excepción que confirma la regla). Qué digo influir, es que ni siquiera tocan ni de refilón los acontecimientos de la serie principal. Durante la Era de Apocalipsis había algunas colecciones que quedaban algo alejadas del argumento (Próxima Generación, por ejemplo), pero la mayoría giraban en torno a la aparición de Bishop o la búsqueda del cristal M'Kraan.

Pero aquí lo que ha pasado es que Marvel nos ha ofrecido una estupenda colección de quincientos "What if...?" (la mítica serie en la que se mostraba lo que podría ocurrir si, por ejemplo, Spiderman se quedara con el traje negro o los 4F tuvieran los mismos poderes) inconexos en los que, además, en todos ocurre lo mismo: el mundo está muy mal, hay una gran batalla y la mitad de los protagonistas (que en todos los mundos son, más o menos, los mismos) se mueren. No digo que sean malas miniseries, pero cuando te lees en el mismo mes que Kaos ataca a la Patrulla X para salvar Genosha y que Coloso ataca a su hermana para salvar Nueva York y que Kitty ataca a Centinelas para salvar a su hija de los campos de concentración... se nota que la originalidad y el riesgo no es lo que ha primado entre los guionistas. Bueno, salvo para pasarte por el forro los argumentos previos, como Fabian Nicieza en la Era de Apocalipsis que ya advirtió que iba a hacer lo que no le dejaron hacer en los 90 (lo que incluye que buenos de entonces son ahora malos y cosas por el estilo). Claro que a nadie debería sorprenderle porque no es la primera vez que se olvida de argumentos previos y hace lo que le sale de los mismísimos (ya hablaremos de X-Force y Fuego Reinante otro día).

Sorprendentemente, una de las series que han acabado siendo más llamativas es la que menos papeletas tenía para sorprender. X-Men 92 con su revisión de la serie de animación no solo consiguió mover las carteras y el corazoncito de los que vimos los dibujos en la televisión, también ha sido de los pocos títulos que se han separado de la plantilla general que han seguido los demás y ha desarrollado un poco sus personajes, además de lograr una historia bastante chula. Vale, tampoco es el colmo de la creatividad, pero al menos es graciosa. Nada comparable con la magnifiquísima Giant-Size Little Marvel: AvX del siempre estupendo Skottie Young.

Así que, en general, la serie principal no ha estado mal, las miniseries habrían estado mejor de una en una con un “What if... ?” en la portada para que sepamos qué compramos, el evento ha sido el mayor sacacuartos que se ha montado Marvel en su historia, las consecuencias han sido tan ridículas como se esperaban y la edición en España ha sido un auténtico desastre. Panini, así no hay quien se entere. Y, por hoy, nada más. Actualizosos saludos a todos.