Páginas

viernes, 3 de junio de 2016

Lo que pudo ser y no fue: El traje de Colmillo

En el año 1977 Dave Cockrum podía ser un hombre feliz. Sus diseños de los nuevos X-Men habían triunfado, la colección iba mejorando a cada paso con Chris Claremont a los mandos y Rondador Nocturno, su mutante preferido, se estaba convirtiendo en uno de los favoritos de los fans. Sólo le faltaba cumplir su sueño de dibujar una Space Opera y cuando lo consiguió, tanto él como Claremont lo dieron todo. Porque la saga del Cristal M'Krann no es solo una fantástica aventura. También es un argumento que sacudió los cimientos estelares de Marvel, que creó un universo para disfrute de los mutantes y que tendría decenas de ramificaciones en la historia (desde el destino de la familia de Cíclope al origen de la Fuerza Fénix). Y, por supuesto, también fue un impresionante trabajo de ilustración en el que aparecían decenas de nuevos personajes de las más razas variopintas. Un trabajo tan grande que el pobre Cockrum apenas llegaba a tiempo. Así que Marvel, decidió cambiarle por John Byrne. Pero Cockrum le tenía reservada una sorpresa a su sucesor. En el último número, a Lobezno le habían destrozado el uniforme y tuvo que quitárselo Colmillo, su contrapartida alienígena. Y ya había acordado con el editor que este traje lleno de detallitos (que, según Byrne, el propio Cockrum definió como “a bitch to draw”, algo así como “jodido de dibujar”) sería el nuevo uniforme del canadiense.

A Byrne, que era uno de los pocos fans que tenía Logan por aquel entonces, no le gustó la idea de que llevara el uniforme de otro (y supongo que tampoco la de tenerle que dibujar todos los colmillitos) y trató que el editor le dejara cambiarlo, pero no lo consiguió. Le dijeron que era ese o el clásico azul y amarillo, así que retornó al clásico.

Curiosamente, un tiempo después, Byrne crearía a Dientes de Sable y rediseñaría el uniforme de Logan usando en ambos la misma paleta cromática que tenía el traje de Colmillo. Él dice que se inspiró en los colores de un equipo de fútbol americano que se llama los Wolverine y habrá que creerle, porque Byrne es de los que si se enfada contigo te puede odiar para toda la eternidad por siempre jamás. Si no, que se lo digan a Claremont (del que no suele hablar muy bien cada vez que alguien le da oportunidad... o cada vez que le apetece).

En cualquier caso, lo que está claro es que de Lobezno no llegó a lucir el traje de Colmillo de forma permanente. Aunque su impacto entre los fans fue tan grande que en el juego de Marvel Online, es uno de los uniformes alternativos de Lobezno.

Y ya está bien por hoy, loquepudoserynofueados saludos a todos y hasta el próximo artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario