Páginas

viernes, 6 de mayo de 2011

Grandes cagadas: M y la familia St. Croix

Cuando Lobdell y Bachalo crearon Generación X, los personajes estaban bastante pensados: Monet era la perfecta, Vaina la paleta, Cámara el triste, Pellejo el pasota, Sincro el bien intencionado, Júbilo la inmadura y Penitencia la misteriosa. De todos, la última era el personaje más interesante desde el punto de vista argumental.

Llevada al instituto por Pórtico (un aborigen australiano que colaboró como teleportador de la Patrulla y que nunca habla), la chica era un enigma con sus vendas de cuero, su piel dura como el diamante y su incapacidad para hablar. Pronto descubriríamos que acababa de escapar de temible Emplaca, personaje raro donde los haya que estaba destinado a ser el archienemigo del grupo y que despedía mal rollo por cada poro de su piel. Hasta ahí, bien. De hecho, perfecto porque la serie molaba bastante.

Pero Lobdell se fue a X-Men y las cosas se fueron torciendo. Primero un pelín. Luego un poco más. Y, más tarde, se desbarraron hasta la cancelación de la serie. Pero entre las muchas chorradas que se hicieron en Generación X hay una que destaca por encima de cualquiera. Una que ni Mike Carey ni Peter David se atrevieron a tocar cuando el argumento pasó por X-Men Legado y X-Factor hace casi un año. Y esa chorrada, esa gran cagada fue la de la familia de Monet St. Croix, alias M.

Y no me refiero a que Monet y Emplaca fueran hermanos. Eso es asu-mible. Después de todo, hermanos malvados hay millones en Marvel y DC. Está el Segador es hermano de Wonder Man, Plunderer lo es de Ka-Zar y Blackfire es hermana de Starfire. Lo que nunca jamás en la vida se había visto es que un personaje resultase ser sus dos hermanas pequeñas gemelas combinadas. Porque eso era la buena de Monet. Una fusión (como si fueran Trunks y Goten) de sus hermanitas Caludette y Nicole (que eran iguales que ellas pero en chiquitito). Y dónde se encontraba la Monet original. Pues era Penitencia. Su hermano se había alimentado tanto de ella, que su cuerpo se había contraído hasta hacerse rojo, duro y afilado.

Y si eso fuera poco, entonces las pequeñas Claudette y Nicole decidieron que les daba mucha pena su hermana y se intercambiaron las situaciones. Ellas acabaron siendo Penitencia y la Monet original, volvió a ser ella misma.

Por si alguien se lo pregunta Penitencia no sale en ninguna colección, pero creo recordar que sigue viva y con poderes. Cosas que pasan.

2 comentarios:

  1. Tengo una duda de esas que surgen con las incongruencias de los autores. Segun lei una vez que cuando emplate secuestro a monet. Sus hermanas gemelas decidieron fusionarse para que sus padres no notaran la ausencia de monet.

    Y mi duda es: pero al suplir a su hermana monet y desaparecer ellas no iban a notar la usencia de las gemelas?

    Ya me diras si esta historia es verdad. O que fue

    ResponderEliminar
  2. Tengo que mirarlo. En cuanto localice ese cómic de Gen X te digo.

    ResponderEliminar