Páginas

lunes, 20 de octubre de 2014

Cambios que duraron 2

Seguimos con más cambios de esos que tuvieron cierta importancia y que duraron lo suficiente para acabar convirtiéndose en parte de sus personajes.

- Arcángel: En un intento por apartar a los personajes de su imagen original (bastante sosa), los miembros fundadores (salvo Cíclope) han sufrido multitud de cambios: a la Bestia le creció pelo, la Chica Maravillosa se hizo con el poder cósmico del Fénix, el Hombre de Hielo tiene un sin fin de poderes que varían según el guionista y al Ángel le cortaron las alas en medio de la Masacre Mutante. Este brutal ataque que hubiera podido suponer el fin del personaje, sin embargo el efecto fue el contrario después de que Apocalipsis le injertó unas nuevas alas metamorfas para convirtirle en Muerte, uno de sus Jinetes. El chico con alitas que volaba hacía mucho que había perdido su utilidad en un mundo en el que cualquiera puede comprarse unas botas propulsoras. Como todo lo que conbinara metal y violencia en los 90, la actualización incrementó su popularidad y le garantizó un hueco en el equipo oro de la Patrulla X. El cambio duró una década y casi nadie esperaba que revertiera, pero siempre hay algún guionista al que le gusta exprimir un poco más los argumentos de otros. En cualquier caso ha sido el único Jinete (además de Gambito) que ha retenido los poderes que Apocalipsis le diera. El resto se deshacía de ellos en cuanto terminaba la saga en cuestión.

- Chica Maravillosa: Decía en el artículo anterior que la transformación en Fénix había sido un cambio que duró un tiempo más o menos largo, pero no es menos cierto que la no reaparición de Fénix fue otro. Después de la “resurrección” de Jean Grey, los guionistas tuvieron que hacer malabares para explicar quiénes eran Fénix, Maddelyne Priort y Rachel Summers. En muchos puntos metieron la pata (muchos, muchos), aunque en general la cosa quedó más o menos clara: Fénix había tomado la apariencia de Jean y no eran lo mismo. Esto supuso que la pobre pelirroja, después de haber sido el miembro más poderoso del grupo, tuvo que pasarse más de diez años con unos poderes de chichinabo, un traje horroroso y un nombre en clave tan terrible que la mayoría de los guionistas preferían poner Jean Grey antes que Chica Maravillosa (y eso que Marvel Girl hace publicidad subliminal de la editorial). Algún que otro escritor atrevido trató de restituir al personaje sus poderes cósmicos, pero siempre se encontró con la negativa de los jefazos de la Oficina Mutante, que seguían viendo la Saga de Fénix Oscura como algo sagrado. Tuvo que llegar Grant Morrison para fastidiarlo… digo, para retomar el legado de la Fuerza Fénix y devolver a la pobre Jean algo de su antigua gloria. Sólo se lo perdono porque lió a Cíclope con la Reina Blanca.

Y, por hoy, nada más. Otro día seguimos. Cambiosos saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario