viernes, 18 de abril de 2014

Argumentario mutante: Clones y suplantadores

Decía el otro día cuando hablaba de “Días del Futuro Pasado” que esa saga había fijado ciertos argumentos y temáticas que se convertirían en señas de la franquicia mutante. Hoy nos fijaremos en clones, sustitutos y suplantadores:

Los clones y los suplantadores son un clásico del cómic y una de las formas más tópicas y típicas de resolver las situaciones insalvables que de vez en cuando se presentan en los cómics. Da igual si acaba de morir, si tres números antes apuñaló a su novia, si cambió de bando, si se convirtió al budismo o si ya nadie le respeta porque algún guionista iluminado le obligó a hacer cosas ridículas. Se dice que ha sido otro con su cara (o su traje) y todo resuelto.

- Suplantadores: Es la forma más sencilla de solucionar la papeleta y te evita tener que ponerse a estudiar biología celular para darle cierto aire científico a tu guión. Simplemente, alguien (persona, animal, planta, ente o cosa) tomó el lugar del personaje en cuestión y lo que hiciera, es culpa suya. Esto ocurrió cuando asesinaron al Profesor X, que al final resultó ser Cambiante/Morfo (ya le había suplantado con anterioridad, como puede verse en la imagen) sustituyéndole. También usaron este truco para que Magneto no tuviera en su currículum asuntos tan absurdos como que había reclamado la paternidad de Polaris o que se había aliado con el inútil de Mesmero, todo esto atribuído a un robot que lo sustituyó. Y, por supuesto, fue la forma por la que resucitaron a Jean Grey después de que Fénix se suicidara en la Luna. La suplantación de Dominó por Imitadora (exnovia azul de Masacre), la de Dazzler por Mística o la de Lobezno por un skrull son otros ejemplos de sustituciones con mejor o peor resultado.


- Clones: La era atómica puso de moda este argumento de la ciencia-ficción y los cómics no tardaron en hacer uso de él. Los mutantes tardaron más en vérselas con uno, pero cuando lo hicieron fue a lo grande. Tras la muerte (impuesta por la editorial) de Fénix, Claremont había superado la pérdida dividiendo a Jean en dos pelirrojas: Madelyne (chica con un parecido sorprendente con la muerta) sería la novia y Rachel (hija de Jean y Scott venida de Días del Futuro Pasado) seguiría su papel de heroína. Pero la reaparición de Jean y la formación de X-Factor le desvarataron los planes. Así que, dado que Cíclope ya estaba detrás de Jean, tuvo que encontrar una forma de deshacerse de Maddie. Y decidió que la mejor forma era desvelar que se trataba de un clon de Jean Grey. Desde entonces, multitud de dobles se han apuntado a la fiesta, normalmente por obra y gracia de Mister Siniestro. El mayor logro del malvado genetista fue la creación de Maddie, pero también se entretuvo clonando a sus Merodeadores (a los que sustituía cada vez que los mataban) y a él mismo, llegando a crear una sociedad siniestra (en la imagen) en la que hasta las vacas eran copias suyas. Otros clones conocidos han sido Joseph de Magneto, X-23 de Lobezno, las Cucos de Emma Frost o, siguiendo la tradición de los Summers/Grey, Discordia de Cable.

Y eso es todo por hoy. Argumentosos saludos a todos.

lunes, 14 de abril de 2014

Nombres heredados 1

Hasta el reboot, en DC los nombres superheroicos se iban heredando de generación en generación. Esto les permitía matar protagonistas sin cerrar la serie (como Barry Allen, el segundo Flash) y deshacerse de los personajes que no funcionan para que otro los sustituya (como Jason Todd, el segundo Robin). Gracias a esta estrategia hemos conocido a 5 Green Lanterns, 4 Flash, 5 Ronins (incluyendo a Stephanie Brown), 2 Red Robins, 3 Batgirls, 2 Batmans, un par de Wonder Girls… En Marvel, este tipo de cosas suelen acabar mal y sólo ha conseguido con cierto éxito con el Capitán América, Iron Man y el Capitán Marvel, aunque ninguno de los sustitutos ha durado tanto como en DC (Wally West, el segundo Flash, estuvo al frente de la colección 22 años). Entre los mutantes ocurre aún menos, pues suelen considerar sus nicks como sus propios nombres. Sin embargo, hay algunos casos:

- Fénix: El uso de este título corresponde, normalmente, a los que tienen algún tipo de unión con la fuerza cósmica del mismo nombre. Lo han llevado la Fénix original, Rachel Summers, Jean Grey y supongo que en el futuro será Quentin Quire.

- Chica Maravillosa: Cuando Rachel Summers regresó a nuestra realidad se encontró que, de nuevo, su madre acababa de morir y, además, su padre se acostaba con la Reina Blanca. Así que decidió honrar a mamá Jean Grey usando su apellido y su primer nombre en clave, a pesar de ser uno de los más horrendos y prepotentes del universo mutante. Quizás por eso, todo el mundo la llama Rachel y no Chica Maravillosa.

- Banshee: Teresa también quiso honrar la muerte (bastante gratuita todo sea dicho) de su padre poniéndose su nombre de guerra. Al contrario que en el caso de Rachel, ella acertó con el cambio. Siryn nunca tuvo mucho gancho.

- Jinetes del Apocalipsis: A lo largo de la historia un montón de gente ha llevado alguno de los nombres de los cuatro Jinetes. Hemos visto unos cuantos Muertes (Ángel, Lobezno, Gambito…), 3 Hambres (Fuego Solar…), 4 Pestes (Plaga, Polaris…) y 4 Guerras (Hulk, Ave de Muerte…). De todos, Caliban es el único que ha ocupado dos cargos diferentes. Primero Muerte y luego Peste.

- Club Fuego Infernal: Los títulos de Reyes y Reinas son más cargos dentro de la organización que pseudónimos, por lo que ha habido varios Reyes Negros (entre ellos Sebastian Shaw, su hijo Shinobi o Mancha Solar), Reinas Blancas (Emma Frost, Tormenta…), Reinas Negras (Fénix, Selene…), Alfiles Negros (Leland, Capitán Britania…) o Reyes Blancos (Magneto, Hellstrom…).

- Magik: Esto también es una especie de título que corresponde al gobernante del Limbo. La primera fue Illyana Rasputín, pero tras su muerte fue sucedida en el trono por la hechicera Amanda Sefton (en la imagen) exnovia y hermana adoptiva de Rondador Nocturno.

- Forearm: No sé cuál sería la traducción del nombre de este estudiante porque no lo conocía hasta que lo vi en la Wikipedia, pero en inglés comparte nick con Brazos, el miembro del FLM que tenía (sorpresa) cuatro brazos.

- Mercurio: En este caso la coincidencia es sólo en castellano porque en inglés el hijo de Magneto se llama Quicksilver y la estudiante de la escuela se llama Mercury. Sin embargo, Mercury también es un nombre heredado. Fue uno de los que Carlos Pacheco eligió para poner a uno de los miembros de la Patrulla X de Cerebro homenajeando a las traducciones españolas (por eso otro se llamaba Kaos).

- Ave de Trueno: El nombre del primer muerto de la Nueva y Diferente Patrulla X sería adoptado más tarde por su hermano (conocido ahora como Sendero de Guerra) y más tarde por un chico del que casi nadie se acuerda ya (en la imagen).

- Lobezno: En este caso, más que un legado fue una suplantación ya que Daken usurpó el nombre de su papá cuando formaba parte de los Vengadores Oscuros de Norman Osborn.

Bueno, como veo que esto se puede alargar hasta el infinito mejor hacemos un parón y seguimos otro día. Nombrados saludos a todos.

viernes, 11 de abril de 2014

Soluciones absurdas 3: El padre de Polaris

Durante los años que la Patrulla X original protagonizó la colección, sólo hubo dos incorporaciones de importancia (con permiso de Mímico y Cambiante, que nunca llegaron a ser, realmente, miembros del equipo): Kaos, el hermano díscolo de Cíclope, y su eterna novia Polaris.


Curiosamente, fue la chica de pelo verde (quizás por el exceso de testosterona que existía en la serie) la primera en aparecer. Fue en el Uncanny X-Men #49 de 1968 y lo más significativo de ese cómic fue que Magneto proclamó ser su padre biológico (en la foto). Esta afirmación no sólo se demostró falsa, sino que esta historia caería dentro de las actuaciones que se decidieron atribuir a un Magneto androide que le había suplantado (básicamente, le colgaron todo lo que resultara un poco absurdo). Sé que pongo mucho la foto, pero es que me encanta la escena en la que Mesmero se da cuenta de que su maestro es un robot.


Ahí podría haber quedado la historia, como una de tantas anécdotas de los X-Men hasta que Chuck Austen se hizo cargo de la colección. La etapa del guionista fue bastante polémica por temas como la relación entre Vaina y Arcángel, la aparición de la enfermera Annie, la muerte del Chico Pez, la fallida boda de Kaos y Polaris, la presentación del padre de Rondador Nocturno, la saga de los Draco o la incorporación del Juggernaut al grupo. La gente que odia su etapa es mucha, pero a mí no me disgustó demasiado (Los Doce dejaron el listón muy bajo) salvo por la saga de los Draco y el que nos ocupa hoy. Porque fue quien rescató el tema de la paternidad de Polaris y decidió que sí, que Magneto era su padre biológico. Así, porque él lo vale, Lorna Dane se unió a la Bruja Escarlata y a Mercurio en la creciente familia de Magnus (curiosamente, de sus tres hijos y sus tres nietos sólo la pequeña Luna creció con su verdadero padre). Y eso que el Hombre de Hielo le había dado, años atrás, pruebas de que sus verdaderos padres habían muerto en un accidente de avión (en la imagen de abajo). Claro que, por entonces, las pruebas de ADN no eran lo que son ahora. Qué manía tienen algunos por trastocar temas ya resueltos.


martes, 8 de abril de 2014

Culebrones mutantes: La familia Summers 4

Los noventa estaban terminando y la editorial trataba de recuperarse de la crisis sufrida poniendo orden en la franquicia y abriéndose a nuevos conceptos que trajeran un poco de aire fresco a ese desastre argumentístico que antes era una franquicia de éxito.

Una de esas ideas novedosas fue el New X-Men de Morrison, en el que se exploraba las posibilidades que un mundo superpoblado de mutantes podrían traer a una Escuela para Jóvenes Talentos dirigida a partes iguales por Cíclope y la Reina Blanca. Por supuesto, el status quo mundial no fue lo único que trastocó el guionista escocés, también cambió la estructura “romántico-sentimental” que llevaba rigiendo en la colección desde el principio de los tiempos separando a Scott Summers de Jean Grey. Contra todo pronóstico, la antaño cruel Emma Frost se convertiría en la nueva compañera de cama de Cíclope (consiguiendo lo que Mariposa nunca logró con sus fantasías sexuales inducidas por telepatía). Por su parte, la pelirroja se decantaría por Lobezno, que llevaba enamorado de ella desde que la conoció, aunque no duraron mucho pues Xorn/Magneto/Xorn (ver Grandes Cagadas: Xorn) asesinó a la pobre Jean. Para sorpresa general, la pareja formada por Scott y Jean no sólo duró, sino que se convirtió en uno de los principales motores narrativos de la franquicia hasta su reciente separación.

Mientras el mayor de los Summers lidiaba con sus problemas amorosos entre una rubia y una pelirroja, su hermano pequeño tenía que elegir entre una humana de pelo negro y una mutante de pelo verde. La humana en cuestión era la enfermera que le cuidaría tras su regreso de la realidad alternativa que salía en la serie Mutante X. Y la peliverde no era otra, obviamente, que Polaris la eterna novia de Alex Summers que había sufrido unos cuantos cambios desde que Kaos desapareciera. Para empezar, se había demostrado que Magneto era (esta vez de verdad) su padre. Y, por si eso fuera poco, en su estancia junto a él se había vuelto una racista loca psicopática (las dos últimas a consecuencia de contemplar la destrucción de Genosha). Semejante situación acabó explotando cuando Alex plantó canceló su boda con Polaris y empezó a salir con la humana (que, por cierto, también era un poco racista). A la chica de pelo verde, obviamente, se le cruzaron un poco los cables (fue cuando se creo ese estupendo traje magneto-nupcial que lleva en la imagen) y trató de aniquilar a la enfermera, pero al final acabó superándolo. Su refugio (al igual que hizo su antigua cuñada Jean Grey) fueron los brazos de alguien que llevaba enamorada de ella desde el primer día, es decir, el Hombre de Hielo Aunque no duraron mucho porque Polaris fue secuestrada por Apocalipsis justo después de perder sus poderes el Día M… ¿es cosa mía o vida de los dos hermanos Summers en ese periodo se parecen demasiado?

Pero lo que más me desconcierta es que no se haya puesto de moda ya ese traje magneto-nupcial ¿A qué esperan para sacarlo en una pasarela? El casco metálico tiene que alzarse como una digna alternativa al velo. Es elegante y te permite ir sin peinar. Todo ventajas.

En fin, otro día seguiremos con lo que vino después. Summersados saludos a todos.

viernes, 4 de abril de 2014

Eso me suena: Operación Tolerancia Falange

Hoy comparamos los argumentos de dos de los crossovers más importantes de los felices años noventa, tiempo en que los pistolones campaban a sus anchas y la especulación comiquera conseguía que el mayor truño vendiera 100.000 copias sin esforzarse. El primero, “Alianza Falange”, es de las sagas aceptables (al menos la trama central) y en su tiempo se interpretó como un nuevo impulso para la franquicia ya que presentaba un nuevo grupo (Generación X) y recuperaba para el bando de los buenos a una de las mejores villanas de la editorial (Emma Frost). Luego resultó que era el principio del fin de la era de oro mutante, pero por entonces nadie lo sabía.

Si ese fue el principio del fin, “Operación Tolerancia Cero” supuso la constatación de que lo buenos tiempos mutantes se habían terminado para siempre y que lo ocurrido en Onslaught no era una excepción, sino la regla a seguir a partir de ese momento. La calidad y la originalidad eran prescindibles. Y para muestra, estos son las líneas generales de los argumentos de las dos sagas:

- Alianza Falange: Unos robots cazamutantes (los tecnoorgánicos Falange) que pueden neutralizar los poderes de los X-Men están atacando la mansión lo que obliga al infrautilizado Banshee a huir con la inexperta Júbilo, el salvaje Dientes de Sable y la fría Emma Frost (antigua Reina Blanca del Club Fuego Infernal que en esta saga se volverá buena).

- Tolerancia Cero: Unos robots cazamutantes (los Centinelas mejorados de Bastión) que pueden neutralizar los poderes de los X-Men atacan la mansión, lo que obliga al infrautilizado Hombre de Hielo a huir con la inexperta Cecilia Reyes y la salvaje Médula (antigua Morlock que en esta saga se volverá buena) ¡Ah! y por el camino recibirán ayuda de la fría Sabra.

Lo peor del asunto es que el guionista es exactamente el mismo, Scott Lodbell. Nunca es que hubiera sido demasiado original (les doy una pista Gen X / Gen 13) pero plagiarse a sí mismo parece excesivo. Seguro que los editores de Marvel le dijeron algo así como “Onslaught ha sido una mierda, queremos algo más del estilo de Alianza Falange”. Y dicho y hecho. El bueno de Scott no se rompió la cabeza. No me extraña que se fuera después de esto.

En fin, suenados saludos a todos.

martes, 1 de abril de 2014

Novedades de Abril

Para variar, el mes de Abril viene con bastantes novedades en el campo mutante, la mayoría interesantes. Entre las grapas (que saldrán a finales de esta misma semana) nos encontramos el último número de los Jóvenes Vengadores, la serie que se ha convertido en la revelación de Marvel Now! gracias a su original enfoque gráfico, a su fantástico argumento y al tratamiento de personajes como Miss América Chávez, Loki, Prodigio, Marvel Boy o Madre (sin olvidarnos de Wiccan y Hulkling, los auténticos protas de la serie). Hay que reconocer que le habría venido bien algunos números más, porque el desenlace ha quedado un pelín apresurado, pero aún así el resultado merece la pena. Dudo que Marvel tarde mucho en pedirle a Kieron Gillen que saque una segunda historia con los benjamines de los Avengers, aunque todavía no hay nada previsto. De momento, Loki se ha ganado su propia serie en los USA.

La segunda novedad en grapa destacable es la de la Nueva Patrulla X que empieza su cruce con Guardianes de la Galaxia, otra de las colecciones del guionista Brian Michael Bendis. Y, como bueno crossover que se precie, para seguir la historia de “El Juicio de Jean Grey” habrá que seguir ambas series (empezando por Nueva Patrulla X) durante los tres meses que dure. Por cierto que esta saga será el germen de otra de las novedades que la editorial ha sacado con motivo de All Marvel Now! y que supone la primera cabecera regular dedicada a Cíclope, aunque será al joven no al de toda la vida. Ya veremos qué tal está cuando llegue (pero huele a prescindible que apesta).

El resto de colecciones siguen como hasta ahora, con la excepción de “Lobezno y la Patrulla X”, pues hay que tener en cuenta que este número es el penúltimo en el que tendremos a Jason Aaron como maestro de ceremonias. El escritor dejó la serie para lanzar la (aún flojita) Asombrosa Patrulla X. Por cierto que ya ha anunciado que también dejará esta en breve por exceso de carga de trabajo, saliendo así de la franquicia mutante. Esperemos que los sustitutos estén a la altura.

Respecto a los tomos (que saldrán la última semana), este mes no habrá dos tomos sino cuatro (bueno, tres y medio porque seguimos sin tener claro si Wiccan es mutante):

- X-Factor nº7: El último número de Investigaciones X-Factor promete ser el broche de oro para diez años de cómics dedicados a Madrox y los suyos. Sólo espero que al final del tomo quede alguno de sus integrantes con vida, porque Peter está cogiéndole gusto a liquidar a sus personajes.

- Vengadores + La Patrulla X (A+X)2: El segundo tomo que recopila las historias cortas de “team up” entre que salieron con motivo del final de Vengadores vs. Patrulla X, en esta ocasión protagonizados por la Cosa/Gambito, Thor/Hombre de Hierro, Capitán América/Lobezno y Masacre/Ojo de Halcón.

- Fuerza X: La recopilación de la peculiar etapa de Peter Milligan y Mike Aldred llega en un tomito que recoge los 13 números antes de su transformación en Statix. Es, sin duda, la colección más rompedora que se ha dado en la franquicia mutante y, seguramente, facilitó que más tarde aparecieran proyectos algo más originales de lo habitual como Astonishing X-Men o los New X-Men de Morrison.

- Jóvenes Vengadores 2: El formato Marvel Deluxe vuelve a recopilar las aventuras de los Avengers benjamines, esta vez las historias cortas e independientes que formaron el segundo volumen de la serie.

- Spiderman: La novedad ecefaloplana destacable del mes en realidad son dos y están dedicadas al Hombre Araña. Viendo que la próxima película del trepamuros está a punto de estrenarse, Panini se ha puesto a sacar recopilatorios como si le fuera la vida en ello. Entre ellos destaca el Omnigold de 600 páginas que recoge las primeras aventuras de Stan Lee y Steve Dikto, incluyendo la presentación del trepamuros en Amazing Fantasy nº 15. La otra novedad no mutante reseñable es el nuevo coleccionable de Spiderman que durante 6 entregas quincenales nos recupera la mítica colección escrita y dibujada por Todd McFarlane (la de los tomitos de lomo verde) que le catapultó (aún más, porque ya iba servido con su trabajo en Amazing Spiderman)a la categoría de dibujante estrella del momento.

Y por hoy nada más. Novedados saludos a todos.

viernes, 28 de marzo de 2014

Grandes momentos: Días de Futuro Pasado

Por lo que he podido ver, el guión de la película tiene poco que ver con el cómic original (de hecho, buena parte de la historia se usó para la primera de X-Men) pero, por si acaso, yo advierto que puede haber spoilers.

Desde que se convirtió en el guionista regular de la Patrulla X, Chris Claremont se había propuesto sacar la serie de su “centro de acción natural”. Combatir mutantes malvados estaba bien, pero se le quedaba un poco pequeño para desarrollar las historias complejas y variadas que a él le apetecían. Otros lo habían intentado con anterioridad intoduciendo los robots gigantes de los Centinelas (más propios de la tecnológica Iron Man) o la introducción de la Tierra Salvaje (el reducto antártico de clima tropical en el que aún perduraban los dinosaurios), pero él quería que la variedad fuera lo normal en la colección y no la excepción. Este cambio de mentalidad llevó a los X-Men a enfrentarse a extraterrestres (los Shi’ar), ninjas, grupos de héroes extranjeros (Alpha Flight o Fuego Solar) y a cualquier villano sin importar cuáles eran sus archienemigos (el Doctor Muerte, por ejemplo). Y como buen inglés aficionado al Doctor Who, los viajes en el tiempo no iban a tardar en llegar.

Los viajes en el tiempo y las realidades alternativas eran algo raro en el Marvel de ese tiempo. Los Vengadores y los 4F habían visitado algunos, pero este campo se solía relacionar más con la competencia, donde habían empezado a crear un Multiverso gracias a los viajes dimensionales de Flash. En Marvel, más allá de los encuentros fortuitos de los dos equipos principales, las dimensiones paralelas solían dejarse para la colección “What if… ?” en la que se analizaba lo que hubiera ocurrido de suceder un acontecimiento conocido de forma diferente. Desde luego, los mutantes, nunca se habían enfrentado a nada parecido. Y este fue el tema elegido para la mayor saga de la era post-Fénix que protagonizaba la recién llegada Kitty Pryde.

La historia de “Días de Futuro Pasado” era, en realidad, bastante sencilla. La conciencia de Kitty de un futuro lejano viajaría hasta el cuerpo de la joven y advertiría a los X-Men de que una nueva Hermandad de Mutantes Diabólicos trataría de asesinar al senador Robert Kelly, político anti-mutante que abogaba por aprobar un Acta de Control Mutante. Si lo conseguía, los mutantes serían cazados y recluídos en campos de concentración.

La Patrulla se enfrentó en el presente al grupo que lideraba una desconocida Mística, mientras en el futuro los compañeros supervivientes de Kate Pryde (con Lobezno y una enigmática pelirroja llamada Rachel a la cabeza) trataban de proteger su cuerpo. El pobre Wolverine no lo consiguió y pereció en una de sus muertes más brutales... bueno, la verdad es que en el futuro moría hasta el apuntador.

Pero más allá de la calidad de la historia (su primera parte fue elegida en 2001 como el 25º mejor cómic de Marvel hasta la fecha), la importancia de “Días de Futuro Pasado” radica en todas las consecuencias que tuvo en los mutantes. Para empezar introdujo el tema de los viajes en el tiempo y las realidades alternativas, que hoy son considerados como señas de identidad de los X-Men. Rachel Summers, el Otromundo, Roma, Bishop, Shard (hermana de Bishop), Cable, Cacharro (cabeza metálica con la consciencia de Kate Pryde), Excálibur, los Exiliados, X-Treme X-Men, la Era de Apocalipsis, Días de Futuro Presente, Nocturna (hija de Rondador y la Bruja Escarlata de una dimensión alternativa), la revolución Summers, Dinastía de M, el Viejo Logan, Era de X (en la foto), la Batalla del Átomo… todos ellos son herederos de esa saga.

También los temas recurrentes del Acta de Control Mutante y los campos de concentración (de mutantes en la mayoría de casos y de humanos en la Era de Apocalipsis) nacieron allí, derivando a lo largo de los años en variantes como Genosha (la nación esclavista que usaba mutantes como esclavos) o el Acta de Registro que desató la guerra civil entre superhéroes.

Y, por si fuera poco, la saga presentaba a varios personajes que han tenido bastante recorrido en la franquicia. La primera fue Rachel Summers, que más tarde viajaría ella misma en el tiempo para unirse a la Patrulla y sería una de las dos patas del plan de Claremont para recuperar a Jean Grey, sin tener que resucitar a Jean Grey (la otra pelirroja era Madelyne, que se ocupaba de la parte sentimental de la difunta). La relación con su padre de otra dimensión, su pasado oculto como cazamutantes y el hecho de que su madre estuviera muerta marcaron su paso por el grupo, hasta que (una vez Jean resucitó y el número de pelirrojas empezó a ser excesivo) fue la elegida para fundar Excálibur.

Mística es la otra gran creación (sin desmerecer a Pyros o a Destino) de la saga. Con su recreación de la Hermandad de Mutantes Diabólicos se convertiría en una de las más encarnizadas enemigas del grupo, además de un completo enigma por su parecido con Rondador (lo que inaguraría otro clásico de las series X: los misterios que se alargan hasta el infinito). Más tarde llegarían su relación con Destino (una de las pocas parejas lésbicas de los cómics), la adopción de Pícara (antes de hacerse buena), su paso por la Fuerza de la Libertad a las órdenes del gobierno, sus múltiples romances (Forja, Hombre de Hielo, Dientes de Sable, Lobezno…), sus muchas alianzas (y posteriores traiciones) con los X-Men, los asesinatos de Moira MacTagger y de su hijo Víctor Creed, la muerte de Destino a manos del hijo de Xavier o la reciente suplantación de Dazzler. Hay pocos personajes que tengan un historial tan completito y sigan gustando a los lectores.

En definitiva que aunque el argumento puede que ya no parezca nada especial, después de haberlo visto un millón de veces de las más diversas formas, lo que es innegable es que “Días de Futuro Pasado” es, junto con la “Saga de Fénix Oscura”, la historia más influyente de los X-Men y que su estela sigue visible 33 años después de su publicación.

Y por hoy, nada más. Momentáneos saludos a todos.


lunes, 17 de marzo de 2014

Soluciones absurdas 2

- El traidor de la Patrulla X: Cuando Bishop viajó atrás en el tiempo para tratar de detener al terrorista Fitzroy se presentó con una frase demoledora “hay un traidor en los X-Men”. Durante años y años y años el tema sería una de las incógnitas más llamativas de la colección y un asunto recurrente en los correos que enviaban los lectores a la editorial (tanto en los USA como aquí). La primera opción fue Gambito, pues se descubrió que había sido él quien guiara a los Merodeadores por las cuevas de los Morlocks durante la Masacre Mutante en la que casi todos fueron masacrados. Sin embargo, en la editorial parecieron no darse por satisfechos y decidieron rizar aún más el rizo. Y durante el crossover Onslaught: el traidor era Xavier cuya alma había quedado corrompida por el mal de Magneto cuando el profe desconectó su mente. Lo peor de todo es que este imitador de poca monta de Apocalipsis no desapareció de escena al finalizar la saga sino que, al parecer, obtuvo autonomía y se presenta de vez en cuando.

- Doughlock: Tras la muerte de Warlock durante la muy deficiente Proyecto X-Terminio, sus cenizas fueron depositadas sobre la tumba de su mejor amigo, el integrante de los Nuevos Mutantes Dough Ramsey (que había muerto al salvarle la vida a Loba Venenosa). Tiempo después, durante La Alianza Falange un ser llamado Doughlock apareció ante los héroes con la cara del chico muerto y la biología del extraterrestre. Se presentó como un miembro de Falange (humanos infectados con el virus tecno-orgánico del Transmodo de la especie de Warlock que odiaban a los mutante) que había quedado aislado de la mente colmena de Falange y que su aspecto era una casualidad. Es obvio que la explicación no satisfizo a nadie y el misterio se extendió durante una eternidad (una tradición en la franquicia) hasta que se decidió que efectivamente se trataba de una una mezcla de Dough y Warlock. Sin embargo, cuando la crisis de los noventa obligó a cancelar la mayoría de series secundarias, la editorial encontró una forma fantástica de reutilizar al personaje y poder usarlo en una nueva encarnación de los Nuevos Mutantes ¿Y cuál fue la solución elegida? Pues nada más y nada menos que hacer que Doughlock fuera, en realidad, Warlock renacido con la memoria de Dough Ramsey. Al parecer, la especie del extraterrestre le había resucitado para que se infiltrara en los X-Men, aunque no debió salirles muy bien porque estuvo años y años sin dar muestra de querer traicionar a sus compañeros mutantes.

- Joseph: Durante los noventa, al siempre… digamos “original” guionista Scott Lodbell se le ocurrió incorporar al grupo a un Magneto rejuvenecido, amnésico y bueno. El misterio sobre su origen se extendió durante un tiempo, aunque no tanto como otros, porque a nadie le gustaba y la editorial decidió recuperar al original. Así resultó que el pobre chico no era otra cosa que (redoble de tambores) ¡un clon! Pero esto no fue lo más triste del caso. Después de sacrificarse para salvar el mundo, a alguien se le ocurrió la absurda idea que era necesario recuperarle. Y lo hizo, nada más y nada menos, que como líder de una Hermandad de Mutantes Diabólicos formada por clones de la Hermandad original. La última vez que se le vio fue en las celdas de Utopía y esperemos que siga allí para siempre.

Y, por hoy, nada más. Absurdizos saludos a todos.

lunes, 10 de marzo de 2014

Grandes cagadas: Xorn

Con la franquicia haciendo aguas a principios del milenio y la Patrulla X cayendo hacia el fondo de las listas de ventas, Marvel decidió arriesgarse y entregarle la segunda cabecera del grupo mutante (una de las escasas supervivientes a la crisis de los noventa) al innovador escritor de la competencia Grant Morrison. La jugada le salió bien a la editorial porque durante los cuarenta números que duró su andadura en New X-Men, el escocés consiguió insuflar nueva vida al universo X y convertir su etapa en una de las más celebradas de las últimas décadas. Sin embargo, tras tanto tiempo trabajando juntos acabaron por surgir roces y, harto de Marvel, Morrison decidió regresar a DC. Pero antes de marcharse, tenía un final espectacular para su saga. Y la pieza central de esa despedida sería Xorn (en la imagen de arriba), el carismático mutante con la máscara de hierro que se había convertido en la sensación de la colección (junto con Emma Frost) hasta conseguirse un lugar entre los grandes de la escuela. Porque el tal Xorn no era quien decía. En realidad se trataba de Magneto disfrazado. Y en esos últimos números de su etapa provocaría una revolución en la Escuela, conquistaría Nueva York, asesinaría a Jean Grey para tratar de robarle el poder del Fénix y, al final, sería decapitado por Lobezno. No obstante, por muy espectacular que fuera, esta conclusión tenía dos grandes problemas para la editorial. El primero era que, incluso si se le resucitaba por enésima vez, el personaje de Magneto quedaba invalidado para futuras alianzas con los X-Men, como la miniserie Excálibur que querían que protagonizara junto al profesor Xavier. Y, por si esto fuera poco, también eliminaba a Xorn, la nueva estrella entre los mutantes.

Así que Marvel ideó una solución digna de un capítulo de Scooby Doo. No es que Magneto se hubiera disfrazado de Xorn. En realidad lo que ocurría era que Xorn se había disfrazado de Magneto que se disfrazaba de Xorn. Vamos, que a Jean Grey no la mató el amo del magnetismo. Y ya van dos veces que usan el truquito con Magneto, aunque la otra vez fuera un robot.


Para recuperara a Xorn también se valieron de un recurso clásico ¿Cuáles son las mejores formas de que un villano malvado se vuelva bueno? Se le puede resucitar con el cerebro lavadito, se le puede crear un clon o se le puede encontrar un desconocido hermano gemelo bueno que tenga los mismos poderes. La tercera fue la ganadora y tan felices que se quedaron. Tuvo tanto éxito que el único rastro de Xorn en el último lustro ha sido el traje que llevaba la Jean Grey del futuro durante la Batalla del Átomo. No me extraña que Morrison se marchara.

Y eso es todo por hoy. Cagadosos saludos.

viernes, 28 de febrero de 2014

Novedades de Marzo

Las novedades de Marzo están marcadas, fundamentalmente, por el estreno de la segunda parte de Origen, la miniserie que a principios de siglo redefinió los primeros años del mutante de las garras. Kieron Gillen y Adam Kubert son los responsables de esta nueva colección que contará con seis números.

Y, además, “Jóvenes Vengadores” llega a su penúltimo capítulo; las consecuencias de la Batalla del Átomo se siguen sintiendo en “Nueva Patrulla X” y “Lobezno y la Patrulla X”; la serie de “Imposible Patrulla X” se cruzará con Infinito en este homenaje a una historia clásica de los 80; Logan sigue persiguiendo su pasado en “Salvaje Lobezno”; Dama Mortal continuará con sus artimañas en “X-Men” y la “Asombrosa Patrulla X” continua la búsqueda de Rondador Nocturno por el Cielo (sí, el Cielo). Y por si no os habéis dado cuenta este mes ya no hay Astonishing X-Men, aunque después de sufrir los dos últimos números, no sé si mucha gente la estará echando de menos.

Todas esas grapas saldrán, como es habitual, el primer viernes de mes y los tomos, lo harán el último. Aunque este mes sólo hay un tomo que se pueda considerar plenamente “mutante” y es el recopilatorio de la línea Marvel Deluxe “Lobezno: Los Hombres de Adamántium” que recoge parte de la larga etapa de Jason Aaron al frente de la colección en solitario de su querido héroe con garras retráctiles.

También en Marvel Deluxe (y relacionado con Lobezno, que parece la estrella del mes) sale el segundo recopilatorio de Vengadores Oscuros en el que Daken, el retoño psicótico del canadiense, suplanta a su papá en el grupo a las órdenes de Norman Osborn.

Y, para terminar el repaso a las novedades mutantes, hay que señalar que sale a la venta el segundo tomo del Ojo de Halcón de Matt Fraction y David Ajá. No tiene ni una mínima molécula de ADN mutante entre sus páginas (ni siquiera de “supuesto ADN mutante” como en el caso de Jóvenes Vengadores) pero mola. Podríamos decir que es la novedad encefaloplana (así llamaban los acólitos a los humanos) de la semana. Se merece las dos nominaciones a mejor serie y dibujante que le dieron en los últimos premios Eisner y, sobre todo, se merece los dos premios que le dieron a David Aja como dibujante y portadista de la colección.

Y, por hoy, nada más. Novedosos saludos a todos.