lunes, 21 de julio de 2014

Novedades Julio 2014

Julio y Agosto deben ser los meses del año en los que menos cómics se venden (con Febrero pisándoles los talones), aunque curiosamente eso no supone que se editen menos que otros meses. Panini lleva una temporada que parece que todo le resbala y que lo único que le preocupa es seguir su calendario de publicación inalterado, sin importar si es verano o si estrenan una película (Días del Futuro Pasado debe ser la película menos aprovechada de la historia del cómic, porque ni siquiera sacaron un tomo especial con la aventura original). Sin embargo, lo que sí le ha salido bien a la editorial (aunque sea por casualidad) es que en este mes salgan los cómics más chuflas de lo que llevamos de año (y mira que van unos cuantos). En "Nueva Patrulla X" asistimos a una tontá para promocionar Pecado Original (el nuevo crossover que empieza el mes que viene), en "Asombrosa Patrulla X" Jason Aaron se despide sin pena ni gloria de la franquicia mutante, en "Lobezno y la Patrulla X" continúan los intentos (infructuosos) de Jason Latour de mantener el nivel que dejó Jason Aaron en la colección y de "X-Men" lo mejor que tengo que decir es que, al menos, en sus páginas salen más alumnos aparte de Quentin, Iddie y Génesis. Así que a mi entender, lo único que se salva de este mes es la fantástica "Imposible Patrulla X" de Bendis con su historia centrada en Maria Hill.

Aparte de las series regulares, este mes acaba "Origen II" la segunda serie limitada que se centra en el pasado de Lobezno, así como "Lobezno Max" donde Jason Latour nos presentaba la versión más adulta de las aventuras del canadiense (en tomo en nuestro país).

También en tomo (a la venta el último viernes del mes) sale "Imposibles X-Force", con el segundo tomo (en España es el séptimo porque Panini no ha renumerado la colección desde que el grupo lo dirigía Lobezno) dedicado al equipo de Cable, Mariposa, Fantomex y Médula. Y, además, 2 nuevas entregas del coleccionable dedicado al coleccionable del New X-Men de Grant Morrison y la reedición del primer tomazo que recopila las primeras aventuras de la mítica etapa de Chris Claremont.

miércoles, 9 de julio de 2014

Un vistazo a la actualidad: El juicio de Jean Grey

Tengo que reconocer (como sabrá cualquiera que leyera Quiero ser Mutante poco antes de la llegada de Marvel Now!) que yo no confiaba en Brian Michael Bendis cuando aterrizó como dirigente supremo de la franquicia, pero he de admitir que esta es una de las mejores etapas de la Patrulla X (de imposible) de los últimos años superando incluso a aquellos magníficos cómics de Gillen en los que nos presentaba la nación de Mr. Siniestro. Además, no ha cumplido nada de lo que creía que iba a hacer. No hay una saga cada dos meses, los cómics tienen historia, no suele forzar los giros inesperados y ha resistido la tentación de reclutar a todo mutante famoso que pasara por las cercanías.

Sin embargo, desgraciadamente, Imposible no es lo único que guioniza Bendis y Nueva Patrulla X es justo lo contrario a la anterior. Por hacer, incluso ha metido a X-23 para tener su propio Lobezno a pesar de que no tiene ningún tipo de relación con los personajes de la Patrulla X original. Y eso por no hablar de la lógica que tiene que Kitty Pryde abandone a Lobezno (maestro), Tormenta (hermana mayor), Rachel (una de sus mejores amigas) y el Hombre de Hielo (novio) para irse con Cíclope (asesino de Xavier) y Emma Frost (el mal encarnado, según sus propias palabras).

Pero el nivel de Nueva Patrulla X está millones de kilómetros por encima de lo que ocurre en las sagas. La última ha sido “El juicio de Jean Grey” y ha consistido básicamente en que los Shi’ar han raptado a la pelirroja para juzgarla y el resto de la Patrulla original va en la nave de los Guardianes de la Galaxia sin hacer nada hasta que ella misma se libera, luego admite su culpa y luego vence a todo el mundo porque ella lo vale. Básicamente, tiene el mismo esquema que “La Batalla del Átomo” y, al igual que en esta, no ocurre nada de nada (salvo los continuos chistes del Hombre de Hielo y Rocket Racoon). De hecho, creo que pasan muchas menos cosas porque casi no tengo dudas al respecto. Sólo estas:

- ¿Sabe Bendis que la destrucción que causó Fénix Oscura la llevó a cabo la propia Fénix? La defensa de la joven Jean Grey no es que sea demasiado joven para haber cometido los crímenes de los que la acusan, es que su yo futuro se encontraba en animación suspendida cuando ocurrieron.

- ¿Qué sale si fusionas telepatía y telekinesis (en la imagen Jean demostrando su nuevo poder)? ¿Puede mover cosas mientras le lees la mente? ¿No es lo mismo que podía hacer antes pero igual? Salvo por lo de ponerse rosa, claro.

- ¿Por qué la Jean joven tiene más poder del que tuvo la Jean mayor incluso después de fusionarse con el Fénix?

- ¿Cómo es que Corsario está vivo? ¿Y cómo le encontró Hepzibah si estaba hasta hace nada en la Tierra? ¿Fue a buscarla y no paró a saludar a sus dos hijos que le creen fallecido? Vaya padre está hecho.

- ¿De verdad alguien cree que la colección que va a salir de esto tiene recorrido? No es que yo sea un fiel reflejo de los gustos del gran público pero a mí la unión de un Cíclope joven y los Saqueadores Estelares me huele a serie de relleno que no va a durar ni 12 entregas. Más o menos, como la nueva colección de los Inhumanos.

Pero bueno, siempre puedo equivocarme, como me pasó con Bendis en Imposible Patrulla X. Aunque eso tardaremos en descubrirlo. De momento, juiciodejeangreyados saludos a todos.


jueves, 26 de junio de 2014

Los 90: El nacimiento de Image

Con Claremont fuera de la franquicia mutante, Jim Lee tomó posesión como señor supremo de la nueva X-Men y Scott Lodbell continuó con su X-Force (conversión hiperviolenta de los antiguos Nuevos Mutantes). El resto de colecciones no tuvieron la suerte de contar con un guionista fijo que supiera lo que quería hacer y se vieron abocadas a los bandazos argumentales a los que les llevaba gente como Portacio o Byrne, que apenas se mantenían en sus puestos 3 números seguidos y regresaban al cabo de los meses. Y las que tenían un escritor que valía la pena (Alan Davis en Excálibur o Peter David en Factor X), vieron cómo eran despedidos o se marchaban por intromisiones en su trabajo, eso sí, después de que consiguieran convertir las series en colecciones de culto.

Gracias a todos estos factores, durante el tiempo que Jim Lee y los suyos reinaron, el nivel argumental de las colecciones (con excepción de las etapas de Peter David y Alan Davis) se vio reducido a una sucesión escenas de piscina con bañadores casi inexistentes y peleas contra gente que se parecía bastante a otros (los Arribistas tenían cierto regusto al Club Fuego Infernal) o directamente eran plagios mal disimulados (Masacre de Deathstroke o los X-Ternos de los Inmortales). Sin embargo, a pesar de todo la franquicia pudo sobreponerse y tuvo algunos momentos que merecieron la pena. De todas formas, eso era secundario porque lo que mandaba en las ventas eran las tetas grandes, las peleas violentas, los músculos hipertrofiados y los pistolones del tamaño de neveras de hotel.

Pero a Marvel no le iba a durar la alegría para siempre. Sólo un año después de haber conseguido controlar casi por completo la editorial (no hay que olvidar que Todd MacFarlane estaba en Spiderman) los llamados dibujantes estrellas le pidieron a la editorial que les diera la propiedad intelectual de sus trabajos. La editorial ya había tenido varias veces esta discusión. A John Byrne, por ejemplo, le dieron parte de los beneficios de venta de Alpha Flight (aunque para cobrar algo tenía que vender más de 100.000 ejemplares). Pero esta vez, Marvel no estaba dispuesta a ceder y, en consecuencia, abandonaron la editorial Jim Lee (X-Men), Rob Liefeld (X-Force), Whilce Portacio (Patrulla X), Marc Silvestri (Lobezno), Todd McFarlane (Spiderman), Erik Larsen (Asombroso Spiderman) y Jim Valentino (Guardianes de la Galaxia).

Era 1992 y acababa de nacer Image Comics. Curiosamente, Chris Claremont no tardó en unirse a sus antiguos rivales.

martes, 24 de junio de 2014

Hijos transdimensionales 3: Dos Charles (uno Xavier) y un Asuelo

Hoy contamos con partida doble de Charles (uno Xavier), aunque en ningún caso se trata del calvorota al que estamos acostumbrados y que (de momento) permanece en el reino de los muertos. Ambos Charles proceden de realidades o futuros alternativos. El primero de ellos, ni siquiera es pariente del profe original, sino que es el hijo que tuvieron Pícara y Magneto en el mundo de la Era de Apocalipsis (al menos en una realidad, a esos dos les va bien... si no se tiene en cuenta que su realidad fue destruida, claro). El nombre se lo pusieron en honor al mejor amigo de Magneto, asesinado tiempo atrás por un desconocido con el pelo de punta (de hecho era Legión, el hijo de Xavier que había retrocedido en el tiempo para asesinar a Magnus, aunque erró el blanco). Este Charles no era más que un niño cuando tuvieron lugar los sucesos relatados en la “Era de Apocalipsis” original y supongo que tras la desintegración absoluta de su universo, ahora mismo estará muerto (si es que no lo liquidaron antes, que en esa realidad los personajes caían como moscas).

El otro Charles (este sí que es Xavier) que nos ocupa hoy es el hijo del original y vino a nuestra realidad durante la Batalla del Átomo al frente de la supuesta Patrulla X para evitar que se cumpliera su futuro distópico. Luego resultó que lo que dirigía era la nueva Hermandad de Mutantes Diabólicos y que él no era tan majo como su abuelo, aunque compartían sus problemas de alopecia y una capacidad innata para sacar de quicio a todo el mundo. Con la explosión de Xorn al final de la Batalla del Átomo se le perdió la pista, pero seguro que algún día volvemos a verle por las páginas de la Patrulla X.

Y el tercer hijo en discordia es Asuelo, uno de los candidatos con más oportunidades a hacerse con el premio al nombre peor traducido de la historia. La gente suele quejarse de Mariposa Mental, pero al menos ese queda bien. En fin, poco puede hacerse ya. Como decía, Asuelo también es hijo alternativo, de Lobezno y Mística nada menos (en algún momento tendría que ocurrir teniendo en cuenta la historia de estos dos). Pertenecía a la Hermandad del futuro que llegó en la Batalla del Átomo, pero a diferencia de sus compañeros, él sí ha dado señales de vida desde entonces (en "No más humanos", la novela gráfica de Mike Carey). Y seguro que aparecerá muchas más ocasiones, porque es difícil ignorar a alguien con semejantes padres.

viernes, 6 de junio de 2014

Hubo un tiempo en que Charles Xavier...

... tuvo otro cuerpo. Que conste que no me refiero a que poseyera la mente de nadie o que intercambiara las consciencias con algún villano, que seguro que ha ocurrido en centenares de ocasiones. Lo que quiero decir es que el cuerpo que tenía antes de morirse, no era su cuerpo original. Ese tuvo que deshecharlo hace mucho tiempo, cuando (tras ser infectado por el Nido, una raza extraterrestre) se transformó en una reina eslizoide. Su misión era parasitar a los X-Men para poder conseguir super-reinas con poderes. Pero, por suerte para la Patrulla X, la fuerte mente de Xavier consiguió resistirse a la conversión en Nido y Sikorsky (el médico con forma de libélula de los Saqueadores Estelares) consiguió trasplantársela a un cuerpo clonado.