Páginas

martes, 10 de septiembre de 2013

Culebrones mutantes: La familia Summers

Por muchos golpes y porrazos que salgan entre sus páginas, hay que reconocer que los cómics de superhéroes (y los X-Men en especial gracias a la política del guionista Chris Claremont de indagar en las personalidades y relaciones de sus personajes) son auténticos culebrones. Y, dentro del Universo Mutante, no hay familia más culebrónica que la de los Summers.

Huérfano tras el accidente de avión de sus padres, criado en un orfanato y con los poderes descontrolados (tras saltar del citado avión con su hermano con un paracaídas en llamas), el pobre Scott Summers tenía todas las papeletas para convertirse en la reina del drama oficial de la serie, aunque durante mucho tiempo consiguió controlarlo gracias a su carácter reservado.

Su semi-noviazgo con Jean Grey (a la que también pretendían el Ángel y el Hombre de Hielo), su relación con un profesor Xavier que ejercía de padre-sargento-jefe-mentor (y que llegó a morir), la aparición de su arrogante hermano perdido (Alex, también conocido como Kaos), sus dudas sobre su faceta de líder y el problema de sus rayos ópticos fueron las únicas fuentes de conflicto del bueno de Scott Summers. Hasta que llegó el Giant Size, el equipo cambió y, poco después, aterrizó Chris Claremont en la serie.

Los conflictos con Lobezno (que también pretendía a Jean) marcaron el comienzo, pero luego vendría la transformación de la pelirroja en la omnipotente Fénix (que tu novia pueda mover montañas, puede afectar a la relación), su perversión a Fénix Oscura a manos de Mente Maestra, su suicidio y el descubrimiento que su padre estaba vivo y comandaba una guerrilla espacial(los Saqueadores Estelares) que luchaba contra el emperador (y asesino de la madre de Cíclope) de la raza alienígena Shi'ar.

Tras tantos jaleos, Scott optó por dejar los X-Men y enrolarse en un barco pesquero a las órdenes de la capitana Lee Forrester, con la que acabaría manteniendo una relación tras naufragar en una isla desierta que, en realidad, era propiedad de Magneto. El rescate de sus compañeros de la Patrulla X llevaría a su ruptura con Lee (que acabaría liada con un Magneto menos malo) y propició su regreso a un grupo del que ya no era el líder. Y, entonces, apareció Madelyne Pryor.

Es una de las historias más famosas de la historia de los cómics (en esta página sale bastante): los editores obligaron a Chris Claremont y John Byrne a sacrificar a Fénix porque una genocida que había destruido un sistema solar con más de 6000 millones de formas de vida inteligente no podía formar parte de un grupo de héroes. La respuesta del guionista fue incorporar a una pelirroja que se pareciera a Jean y hacer pensar a todo el mundo (nuevamente con la ayuda de Mente Maestra) que el Fénix había resucitado. Cuando se aclaró que ella no tenía nada que ver con la fallecida Jean Grey y que no era más que una chica normal, Scott le pidió matrimonio (la boda, en la imagen). Estos planes no gustaron nada a la recién llegada Rachel Summers que no solo era pelirroja y se hacía llamar Fénix, también era la hija de Scott y Jean que había viajado en el tiempo desde el futuro alternativo visto en “Días de Futuro Pasado”. Que su madre hubiera muerto y su padre se casara con otra no le hicieron ninguna gracia, menos aún cuando se enteró que iban a tener un hijo (ella era hija única) al que llamarían Nathan Christopher.

Pero Rachel podía estar tranquila porque su madre no estaba muerta. La otra parte implicada en el suicidio de Fénix (el dibujante John Byrne) nunca llegó a aceptar el fallecimiento de la pelirroja, así que con la ayuda de los editores (que querían resucitar el equipo original en una nueva serie y ya no les importaban los genocidas tras la inclusión de Magneto en los X-Men) desveló en la serie de los 4 Fantásticos que Jean estaba viva. Había permanecido en coma en el fondo del mar y Fénix, en realidad, era una entidad cósmica que había tomado su forma. La reaparición de su antiguo amor llevó a Cíclope a abandonar a su familia sin ningún tipo de explicación y unirse a sus antiguos amigos en Factor X. El reencuentro con Jean no fue precisamente placentero pues a Scott le costaba asumir que la mejor etapa de su noviazgo (pérdida de virginidad incluida) la había compartido con un pájaro de fuego espacial gigante y no con la verdadera Jean.

Mientras, la Patrulla X tenía que acudir al rescate de Madelyne, que se recuperaba en el hospital del ataque de los Merodeadores. Con su marido desaparecido y su hijo secuestrado por Mister Siniestro, la Maddie decidió quedarse con los X-Men. Y con ellos compartió su misma suerte durante “La Caída de los Mutantes” (la pobre Madelyne ni sale en la portada del cómic, en la imagen). Esa noche Tormenta, Longshot, Dazzler, Lobezno, Kaos, Mariposa Mental, Pícara, Coloso y Maddie murieron frente a las cámaras. Inmediatamente, el grupo fue resucitado, pero prefirieron guardárselo en secreto para proteger a sus seres queridos. Desde el desierto de Australia, los X-Men empezaron a realizar operaciones encubiertas contra sus enemigos. El ambiente claustrofóbico y el continuo goteo de bajas, comenzaron a desquiciar los nervios de los miembros, pero también alentó una extraña relación entre Alex Summers y su antigua cuñada.

Otro día seguimos con esto, que se está alargando un poco. Culebrónicos saludos a todos.

4 comentarios:

  1. Hay algo que no acabo de comprender. Si en el futuro alternativo de Rachel, Jean también se había convertido en Fénix, pero Fénix no era en realidad Jean Grey, ¿eso significa que Rachel no es hija de Jean?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena pregunta. Una de las diferencias con Días de Futuro Pasado era que Fénix no se suicidaba y tenía a Rachel, que heredaba sus poderes. Luego se inventaron lo de que Fénix no era Jean y se metieron en ese jardín. Por lo que he visto en internet, parece que en algún cómic explicaban que la madre de Rachel nunca tuvo los poderes de Fénix. Habría quedado más lógico que Jean se convirtiera en Fénix sin ser sustituida (como hizo al final de su vida), pero así son los guionistas. En cualquier caso, aunque la lógica diga que su madre es Fénix, oficialmente Rachel es hija de Jean. Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Aunque ha pasado mucho tiempo de este post, aportaré mi granito de arena. Cuando rachel era miembro de los x-men, estos se enfrentaron al beyonder y este le otorgó a rachel el poder completo de fenix. Y debido a que ella podía acceder al poder fe fenix podemos inferir que es la hija de fenix y no fe jean

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que buscar esa historia, aunque me temo que no nos enteraremos de quién es la madre de Rachel hasta que alguien como Peter David coja al personaje. Muchas gracias por el comentario.

      Eliminar