Páginas

martes, 8 de abril de 2014

Culebrones mutantes: La familia Summers 4

Los noventa estaban terminando y la editorial trataba de recuperarse de la crisis sufrida poniendo orden en la franquicia y abriéndose a nuevos conceptos que trajeran un poco de aire fresco a ese desastre argumentístico que antes era una franquicia de éxito.

Una de esas ideas novedosas fue el New X-Men de Morrison, en el que se exploraba las posibilidades que un mundo superpoblado de mutantes podrían traer a una Escuela para Jóvenes Talentos dirigida a partes iguales por Cíclope y la Reina Blanca. Por supuesto, el status quo mundial no fue lo único que trastocó el guionista escocés, también cambió la estructura “romántico-sentimental” que llevaba rigiendo en la colección desde el principio de los tiempos separando a Scott Summers de Jean Grey. Contra todo pronóstico, la antaño cruel Emma Frost se convertiría en la nueva compañera de cama de Cíclope (consiguiendo lo que Mariposa nunca logró con sus fantasías sexuales inducidas por telepatía). Por su parte, la pelirroja se decantaría por Lobezno, que llevaba enamorado de ella desde que la conoció, aunque no duraron mucho pues Xorn/Magneto/Xorn (ver Grandes Cagadas: Xorn) asesinó a la pobre Jean. Para sorpresa general, la pareja formada por Scott y Jean no sólo duró, sino que se convirtió en uno de los principales motores narrativos de la franquicia hasta su reciente separación.

Mientras el mayor de los Summers lidiaba con sus problemas amorosos entre una rubia y una pelirroja, su hermano pequeño tenía que elegir entre una humana de pelo negro y una mutante de pelo verde. La humana en cuestión era la enfermera que le cuidaría tras su regreso de la realidad alternativa que salía en la serie Mutante X. Y la peliverde no era otra, obviamente, que Polaris la eterna novia de Alex Summers que había sufrido unos cuantos cambios desde que Kaos desapareciera. Para empezar, se había demostrado que Magneto era (esta vez de verdad) su padre. Y, por si eso fuera poco, en su estancia junto a él se había vuelto una racista loca psicopática (las dos últimas a consecuencia de contemplar la destrucción de Genosha). Semejante situación acabó explotando cuando Alex plantó canceló su boda con Polaris y empezó a salir con la humana (que, por cierto, también era un poco racista). A la chica de pelo verde, obviamente, se le cruzaron un poco los cables (fue cuando se creo ese estupendo traje magneto-nupcial que lleva en la imagen) y trató de aniquilar a la enfermera, pero al final acabó superándolo. Su refugio (al igual que hizo su antigua cuñada Jean Grey) fueron los brazos de alguien que llevaba enamorada de ella desde el primer día, es decir, el Hombre de Hielo Aunque no duraron mucho porque Polaris fue secuestrada por Apocalipsis justo después de perder sus poderes el Día M… ¿es cosa mía o vida de los dos hermanos Summers en ese periodo se parecen demasiado?

Pero lo que más me desconcierta es que no se haya puesto de moda ya ese traje magneto-nupcial ¿A qué esperan para sacarlo en una pasarela? El casco metálico tiene que alzarse como una digna alternativa al velo. Es elegante y te permite ir sin peinar. Todo ventajas.

En fin, otro día seguiremos con lo que vino después. Summersados saludos a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario